Así varían los sueños que tienes dependiendo de la fase en la que aparecen
  1. Alma, Corazón, Vida
NUEVA TECNOLOGÍA PARA UN MEJOR ANÁLISIS

Así varían los sueños que tienes dependiendo de la fase en la que aparecen

Los investigadores encontraron que los informes de sueños REM eran mucho más complejos y llenos de información conectada en comparación con los sueños durante el sueño no REM

Foto: Así varían los sueños que tienes dependiendo de la fase en la que aparecen
Así varían los sueños que tienes dependiendo de la fase en la que aparecen

Un nuevo estudio de investigadores brasileños ha llegado a la conclusión de que la calidad y la complejidad de los sueños parecen cambiar con las diferentes etapas de sueño que vivimos cuando dormimos.

El estudio de los sueños humanos ha estado lleno de complicaciones a lo largo de la historia. Antes del siglo XXI, se pensaba que únicamente soñábamos durante la etapa REM del sueño, caracterizada por movimientos oculares rápidos.

Foto: El MIT prueba un dispositivo que manipula el contenido de los sueños

Sin embargo, investigaciones más recientes muestran que la gente a veces recuerda los sueños incluso cuando se despierta de las etapas no REM del sueño.

No solo en la fase REM

En diversas investigaciones, se ha demostrado que los pacientes que se despiertan durante el sueño REM pueden recordar sueños elaborados, vívidos y emocionales, como una historia. Por el contrario, los que se despiertan durante las etapas no REM recuerdan menos sus sueños, y los sueños en sí tienden a ser más parecidos a los pensamientos.

"Sabemos que los sueños REM son más largos y se parecen más a las películas. La automatización del proceso de análisis hizo posible la primera medición cuantitativa de esta diferencia"

Estos son hallazgos importantes, pero también se basan en informes subjetivos. Si estos dos tipos de sueños son intrínsecamente diferentes es algo que los neurocientíficos todavía están tratando de averiguar.

Investigadores de Brasil han desarrollado ahora una herramienta de análisis de alta velocidad que puede tomar estos informes cualitativos y mostrarlos en una forma gráfica más objetiva, teniendo en cuenta los sesgos tanto de longitud como de lenguaje.

En 'Pesadilla en Elm Street' (1984), Nancy sueña con Freddy Krueger.
En 'Pesadilla en Elm Street' (1984), Nancy sueña con Freddy Krueger.

"Sabemos que los sueños REM son más largos y se parecen más a las películas", explica a Science Alert la neurocientífica Sidarta Ribeiro, de la Universidad de São Paulo (Brasil). "La automatización del proceso de análisis, como hicimos en el estudio, hizo posible la primera medición cuantitativa de esta diferencia estructural".

Comparado con los métodos tradicionales, que se basan en analizar el significado de las palabras, este análisis gráfico no semántico fue capaz de centrarse en el tono general de lo que se dijo.

Convirtiendo informes en gráficos

Centrándose en 133 informes de sueños previamente recogidos de 20 participantes, que fueron despertados en diferentes etapas del sueño, los investigadores, que han publicado sus descubrimientos en la reista científica 'PLOS ONE', graficaron las palabras, sustituyéndolas por nodos en un gráfico.

"Este es el primer estudio que utiliza la teoría de gráficos para mostrar que los informes de sueños REM tienen más conexión estructural que los informes de sueños no REM"

Analizando su organización estructural, la nueva herramienta encontró que los informes de sueños REM eran mucho más complejos y llenos de información conectada en comparación con los sueños durante el sueño no REM.

"Este es el primer estudio que utiliza la teoría de gráficos para mostrar que los informes de sueños REM tienen más conexión estructural que los informes de sueños no REM", afirma el neurocientífico Joshua Martin, de la Universidad Humboldt de Berlín (Alemania).

Foto: El sueño puede ayudar a limpiar el cerebro y dejar sitio a más cosas nuevas

"No es por menospreciar la relevancia de los métodos tradicionales, pero estos resultados son importantes porque muestran que los métodos computacionales pueden ser aplicados a los estudios de los sueños", añade.

Aunque se sospecha que el sueño no REM tiene alguna función reconstituyente, aún no estamos seguros de por qué existe el sueño REM. Si soñar durante esta etapa es realmente de una calidad diferente, como sugiere esta nueva investigación, entonces el sueño REM y el no REM podrían ser impulsados por distintos mecanismos subyacentes que podrían desempeñar diferentes papeles en nuestra biología.

Un hombre disfrutando de un sueño reparador (iStock)
Un hombre disfrutando de un sueño reparador (iStock)

En comparación con los sueños REM, los sueños de la etapa N2, un sueño profundo, no REM, de ondas lentas, eran más cortos, menos frecuentes, menos intensos y más parecidos a los pensamientos.

Por supuesto, los estudios del sueño tienen muchas limitaciones más allá de la mera subjetividad. El hecho de ser despertado continuamente durante la noche podría estar afectando la calidad del sueño entre los voluntarios.

El gran problema de evaluar el sueño

Aunque las narraciones complejas de los sueños pueden seguir ocurriendo en el sueño no REM, los autores sospechan que la propia fisiología del sueño REM, que muestra una gran actividad cortical y atonía muscular, es un mejor momento para que las narraciones interactivas se desarrollen de forma ininterrumpida.

"Estos resultados son importantes porque muestran que los métodos computacionales pueden ser aplicados a los estudios de los sueños"

"En este sentido, las experiencias oníricas que son coherentes, inmersivas y similares a una historia pueden organizarse más fácilmente en un informe con mayor conexión, mientras que las experiencias oníricas que son fragmentadas y aisladas son relativamente más difíciles de organizar mentalmente y por lo tanto están estructuralmente menos conectadas", explican los autores.

Foto: El cerebro repite nuestras experiencias vitales durante el sueño

Un estudio publicado en 2020, por ejemplo, utilizó un algoritmo para cribar 24.000 sueños y encontró varios "marcadores estadísticos" que apoyan la hipótesis de que nuestros sueños son una continuación de la vida cotidiana.

Un algoritmo no es suficiente para resolver este misterio, pero herramientas matemáticas como estas podrían ser útiles cuando se trata de evaluar nuestro sueño y nuestros sueños con el menor sesgo y con tantos factores considerados como sea posible.

Sueño Dormir bien Cerebro Neuropsicología
El redactor recomienda