La muerte de una mascota puede provocar depresión en los niños
  1. Alma, Corazón, Vida
INCLUSO CUANDO PASAN VARIOS AÑOS

La muerte de una mascota puede provocar depresión en los niños

Según el estudio, afecta más a los niños que a las niñas

Foto: La muerte de una mascota puede provocar depresión en los niños
La muerte de una mascota puede provocar depresión en los niños

La muerte de una mascota puede desencadenar en los niños una sensación de dolor profundo y prolongado y podría llevar a problemas de salud mental posteriores. Esta es la principal conclusión de un estudio llevado a cabo por investigadores del Hospital General de Massachusetts (Estados Unidos).

La investigación, publicado en la revista científica 'European Child & Adolescent Psychiatry', señala que el fuerte apego emocional de los niños a las mascotas podría provocar, tras la muerte del animal, una angustia psicológica y desembocar en depresión durante un período de hasta tres años o más.

Foto: Las mejores cámaras de seguridad para cuidar de tu mascota o vigilar toda tu casa

"Es probable que una de las primeras pérdidas importantes que un niño se encuentre en su vida sea la muerte de una mascota, y el impacto puede ser traumático, especialmente cuando esa mascota se siente como un miembro de la familia", explica Katherine Crawford, autora principal del estudio.

Síntoma a vigilar

"Encontramos que esta experiencia de muerte de mascotas a menudo se asocia con síntomas de salud mental en los niños, y que los padres y los médicos tienen que reconocer y tomar esos síntomas en serio, no simplemente eliminarlos", añade en declaraciones a Neuroscience News.

"La asociación entre la exposición a la muerte de una mascota y los síntomas psicopatológicos en la infancia se produjo independientemente del estatus socioeconómico del niño"

Según los investigadores, los lazos que los niños crean con sus mascotas pueden parecerse a las relaciones humanas, ya que están involucrados sentimientos de afecto, protección y tranquilidad.

Es más, estudios anteriores han demostrado que los niños a menudo recurren a las mascotas para consolarse y expresar sus miedos y experiencias emocionales.

Un niño corriendo con su perro. Foto: EFE Cuauhtémoc Moreno
Un niño corriendo con su perro. Foto: EFE Cuauhtémoc Moreno

Más de la mitad de los hogares occidentales cuenta con una mascota y el 63 por ciento de los niños con mascota se ven expuestos a la muerte de su amigo animal durante sus primeros siete años de vida.

Las investigaciones anteriores se han centrado en el apego de los adultos a las mascotas y las consecuencias de la muerte de un animal. El equipo del Hospital General de Massachusetts es el primero en examinar las respuestas de salud mental en los niños.

Duradero

Su análisis se basa en una muestra de 6.260 niños británicos y ha permitido a los investigadores hacer un seguimiento de la experiencia de propiedad y pérdida de la mascota desde la más temprana edad de un niño hasta los ocho años.

Los lazos que los niños crean con sus mascotas pueden parecerse a las relaciones humanas

"Observamos que la asociación entre la exposición a la muerte de una mascota y los síntomas psicopatológicos en la infancia se produjo independientemente del estatus socioeconómico del niño o de las dificultades que ya habían soportado en sus jóvenes vidas", afirman los investigadores.

Foto: La comida que podría provocarle a tu perro un infarto

Los investigadores también vieron que la relación entre la muerte de la mascota y el aumento de la psicopatología era más pronunciada en los niños que en las niñas y que la fuerza de la asociación era independiente de cuándo había ocurrido la muerte de la mascota durante la infancia o de lo reciente que era el fallecimiento.

Este último descubrimiento habla de "la durabilidad del vínculo con las mascotas que se forma a una edad muy temprana, y cómo puede afectar a los niños a lo largo de su desarrollo".

Niños Salud mental Animales Mascotas Hogares Depresión Dolor
El redactor recomienda