Un estudio explica por qué no deben retrasarse las cirugías por el covid-19
  1. Alma, Corazón, Vida
SALUD SIN MITOS

Un estudio explica por qué no deben retrasarse las cirugías por el covid-19

La investigación advierte de que aplazar las intervenciones quirúrgicas puede suponer un deterioro muy alto en la enfermedad del paciente, con consecuencias graves para su futuro

placeholder Foto:

Ya hace varios meses que la vida gira en torno al covid-19. Las rutinas, la forma de relacionarnos o de viajar han cambiado desde el inicio de la pandemia, no así las enfermedades crónicas. Patologías como la diabetes o enfermedades cardiacas siguen necesitando de chequeos rutinarios o visitas de seguimiento. El problema es que el pico de la pandemia trastocó también esas visitas médicas. Algunas tuvieron que ser aplazadas o reprogramadas para atender los casos más graves de coronavirus.

También se vieron afectadas en los mismos términos las cirugías, que fueron retrasadas o canceladas, con el consiguiente riesgo para los pacientes de que la patología o enfermedad evolucionara de manera desfavorable, siendo más difícil de tratar en el futuro. Este impacto negativo ha sido objeto de estudio con pacientes que han sufrido procesos inflamatorios agudos como apendicitis, colecistitis, absceso anal y diverticulititis.

Durante el pico de la pandemia (del 14 de marzo al 2 de mayo), el número de pacientes atendidos por este tipo de dolencias descendió en un 36,6% respeto al mismo periodo de 2019, según ha podido constatar el 'Estudio de los patrones de presentación de los procesos inflamatorios agudos quirúrgicos durante la pandemia por covid-19' (Piaco), liderado por el Dr. Héctor Guadalajara, jefe del Servicio de Cirugía de la Fundación Jiménez Díaz, y que ha contado también con el doctor Damián García-Olmo, jefe del Departamento de Cirugía General y Digestiva de la Fundación Jiménez Díaz, como coinvestigador principal. Este estudio ha sido realizado con datos de más de 190 países que vieron canceladas sus cirugías durante 12 semanas a causa de la pandemia.

Foto:

Los casos graves sí fueron atendidos entonces, no así las dolencias más leves, que sufrieron los retrasos. La recomendación inicial era demorar los tratamientos quirúrgicos de aquellos pacientes que estuvieran afectados por el coronavirus, ya que su mortalidad aumentaba hasta el 20% si se realizaba la intervención. Ahora el estudio Piaco ha demostrado que estos pacientes pueden ser operados igualmente, aunque estén infectados por el covid-19, porque "no afecta negativamente a su morbimortalidad", según el doctor Guadalajara. Es decir, los ratios de personas que fallecen por esa enfermedad en concreto no se ven alterados.

"Los riesgos de exponer a los pacientes a la infección perioperatoria del SARS-CoV-2 al realizar una cirugía durante los brotes son altos, pero deben sopesarse frente a los riesgos de retrasos prolongados en el tratamiento", apunta el informe, que también explica que existe el riesgo de que el tratamiento tardío de las enfermedades benignas por la cancelación de las cirugías "dé lugar a un deterioro de las enfermedades de los pacientes individuales, lo que aumenta la discapacidad y reduce su capacidad para trabajar".

Así, este estudio cambia de manera radical la forma de actuar ante la pandemia, desaconsejando en cualquier caso demorar y aplazar los tratamientos de los pacientes infectados por covid-19. Algo especialmente importante teniendo en cuenta que España ya sufre rebrotes y no se descarta que los datos puedan aumentar a lo largo del año. Por ello, en este informe se pide a los Gobiernos que implementen estrategias que ayuden a restaurar la actividad quirúrgica de manera segura y que se prioricen "las investigaciones futuras para identificar estrategias que mitiguen el riesgo de operar en entornos covid-19, de manera que se minimicen las cancelaciones".

Además, hay que tener en cuenta que los hospitales cuentan con protocolos para proteger a pacientes y personal del virus. La Fundación Jiménez Díaz cuenta, por ejemplo, con el certificado ‘Protocolo seguro frente al covid-19’ emitido por Aenor. Además, los pacientes que lo deseen pueden ser atendidos de forma no presencial.

*El Confidencial, en colaboración con Quirónsalud, presenta una serie de artículos con información práctica, consejos y recomendaciones para practicar deporte que mejore nuestra salud y bienestar. Si tienes alguna duda sobre esta temática o quieres más información, puedes contactar con la Fundación Jiménez Díaz.

Quirónsalud Brands Salud ECBrands
El redactor recomienda