salud sin mitos

¿Angina de pecho o infarto de miocardio? Estos son los síntomas y diferencias

Aunque ambas son cardiopatías isquémicas, provocadas por una insuficiencia coronaria y deben ser atendidas de inmediato por un equipo médico, son afecciones diferentes

Foto:

En lo que se refiere a nuestro aparato cardiocirculatorio (corazón, venas y arterias), es importante que la sangre y todos los nutrientes que transporta fluyan de forma correcta. Para que el músculo cardíaco (miocardio) pueda contraerse y funcionar adecuadamente, tiene que recibir continuamente ese oxígeno y esos nutrientes, que, en su caso, le llegan a través de las arterias coronarias.

Las arterias coronarias son como tuberías y pueden acumular productos de descarte o de suciedad en su interior que, con el paso del tiempo, ocasionarán un estrechamiento y un atasco que impide que pase sangre suficiente a una parte del músculo cardíaco. "Esto se produce, sobre todo, por depósitos de colesterol, además de otros productos de descarte (lípidos, calcio y células inflamatorias), en las paredes de los vasos", explica el doctor Daniele Gemma, de la Unidad de Hemodinámica del Hospital La Luz (Madrid). Asimismo, indica que se trata de una acumulación progresiva, aunque se puede acelerar en presencia de factores de riesgo cardiovasculares clásicos como el tabaco, el colesterol, la diabetes y la hipertensión. "Su origen y desarrollo dependen mucho de los factores genéticos, pero especialmente de los hábitos de vida de cada uno", recuerda.

De hecho, el doctor Gemma dice que es importante cuidar estos aspectos, porque puede llegar un punto en el que las arterias se obstruyan por completo e impidan esa circulación de la sangre al miocardio, dando lugar a un proceso que se conoce como insuficiencia coronaria y que puede desembocar en una angina de pecho (si la obstrucción no es total) o bien en un infarto de miocardio (si es total).

Aunque la manifestación del infarto es un dolor opresivo en el tórax, hay otras menos típicas, sobre todo en pacientes diabéticos, mayores o mujeres

"Cuando por algún motivo no llega la sangre suficiente a una parte del miocardio, se produce isquemia, un estado de sufrimiento de las células que forman el miocardio, por esa falta de oxígeno y de materias nutritivas en la parte afectada. La angina de pecho y el infarto agudo de miocardio son formas distintas de un mismo conjunto de enfermedades cardiovasculares conocidas como cardiopatía isquémica", aclara el cardiólogo.

De acuerdo con el experto, las principales diferencias entre ambas enfermedades son:

  • Angina de pecho. Dolor torácico causado por una falta transitoria de riego sanguíneo y de aporte de oxígeno a una parte del músculo cardíaco. Habitualmente, es debido a un estrechamiento severo de una arteria coronaria que no está del todo ocluida. Suele desencadenarse por un esfuerzo o por una situación de estrés y aliviarse con el reposo. No hay muerte de células cardíacas.
  • Infarto del miocardio. Muerte irreversible de las células cardíacas causada por un estado de isquemia prolongado, es decir, cuando durante un cierto periodo de tiempo no llegan la sangre y los nutrientes suficientes al miocardio. Se produce una oclusión completa y repentina de una o más arterias coronarias. Los síntomas son parecidos a los de la angina de pecho: de comienzo brusco, de mayor duración y sin que la sintomatología se alivie con el reposo. Se puede considerar como la manifestación más aguda y severa de la angina de pecho.

Atender los síntomas a tiempo

En este contexto, el especialista del Hospital La Luz pide atender con rapidez los síntomas del infarto agudo de miocardio. "Aunque la manifestación típica del infarto es un dolor en el centro del tórax opresivo (como una sensación de un peso en el centro del pecho o de un puño que retuerce el corazón), existen otras formas de presentación menos típicas, sobre todo en pacientes diabéticos, mayores o en mujeres", advierte Gemma.

Así, dice que se puede manifestar como una sensación repentina de angustia y de malestar general, o presentarse con náuseas y vómitos, dependiendo de la localización del infarto y de la arteria que se haya obstruido. "Se puede producir un dolor torácico opresivo o un malestar en el centro del pecho o en la boca del estómago, que se puede extender hasta los brazos (especialmente el izquierdo), a la mandíbula o a la espalda. Puede acompañarse de falta de aire, de una marcada ansiedad o angustia, de sudoración, de mareo y de palidez", detalla.

El manejo del infarto tiene que ser rápido y considerarlo una carrera contrarreloj, para evitar complicaciones en su tratamiento y recuperación

"Por estos motivos, es importante que ante la aparición de síntomas bruscos y prolongados, que no mejoran con el reposo o con analgésicos convencionales, se contacte rápidamente con un servicio médico urgente para que se realicen las pruebas necesarias y empezar tratamiento lo antes posible si fuese un infarto", remarca el cardiólogo. Aquí, hace un llamamiento a todos los posibles pacientes de que no tengan miedo a la hora de acudir a un centro sanitario, puesto que estos han diseñado circuitos limpios de coronavirus. En el caso concreto del Hospital La Luz, donde trabaja, la instalación cuenta con la acreditación Applus+ Protocolo Seguro contra el covid-19 que certifica el cumplimiento de los estándares más exigentes de desinfección en esta pandemia.

"Tanto una angina de pecho de reciente aparición como el infarto son dos importantes urgencias médicas. En particular, el manejo del infarto tiene que ser rápido y considerarlo una carrera contrarreloj, ya que cuanto más se tarde en diagnosticarlo y tratarlo, más tejido cardíaco se morirá de forma irreversible; y por ende, más complicaciones podemos tener, tanto en la fase aguda en el momento mismo del infarto como en la fase crónica de recuperación tras el infarto", previene el especialista.

*El Confidencial, en colaboración con Quirónsalud, presenta una serie de artículos con información práctica, consejos y recomendaciones para practicar deporte que mejore nuestra salud y bienestar. Si tienes alguna duda sobre esta temática o quieres más información, puedes contactar con el Hospital La Luz.

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios