Es noticia
Menú
¿Tienes un bulto en el cuello? Estas son las pruebas y tratamientos que puedes hacerte
  1. Alma, Corazón, Vida
salud sin mitos

¿Tienes un bulto en el cuello? Estas son las pruebas y tratamientos que puedes hacerte

Según los expertos, en la mayoría de los casos la aparición de algún bulto en el cuello termina resultando una patología benigna

Foto:

Siempre que nos encontramos un bulto en el cuerpo, tendemos a preocuparnos. Sin embargo, puede ser fruto de diversas patologías, incluso benignas. Si este es tu caso, lo primero es mantener la calma y lo segundo, contactar con tu médico para que lo evalúe correctamente y analice el tipo de bulto.

Frente a esta situación “no hay que alarmarse”, destaca la doctora María Cortés Berdonces, especialista en Endocrinología y Nutrición, de la Unidad multidisciplinar de cáncer de tiroides del Complejo Hospitalario Ruber Juan Bravo de Madrid. A su juicio, lo mejor en estos casos "es que un médico entrenado palpe la zona e inicie el estudio de la posible inflamación. Mediante la palpación cervical se podrá orientar si estamos ante un nódulo tiroideo, una adenopatía (un ganglio inflamado) u otra patología". De hecho, incide en que los nódulos tiroideos son bastante comunes, por lo que siempre, ante la sospecha, es importante estudiarlo. "Con una alta probabilidad", se tratará de una patología benigna que no dará ningún problema.

Foto:

En concreto, la especialista en Endocrinología y Nutrición resalta que mediante una exploración física se detectan los nódulos tiroideos en un 6,4% de las mujeres, y en un 1,5% de los hombres. Mientras que mediante el empleo de la ecografía en la zona se pueden detectar entre el 19% y un 68%, con más frecuencia en mujeres.

Posteriormente, y una vez detectado el nódulo tiroideo, el especialista en Endocrinología debe proceder a realizar el diagnóstico diferencial: es decir, verificar si se trata de un cáncer de tiroides, que tiene lugar en apenas un 5% de los nódulos tiroideos; si resulta un nódulo tiroideo hiperfuncionante, aquellos que nos alteran la función del tiroides y producen un hipertiroidismo, o bien si es un nódulo benigno no funcionante.

El especialista en Endocrinología debe realizar el diagnóstico diferencial para verificar si es cáncer de tiroides, que tiene lugar en un 5% de los casos

“Para esto, se realizan varias pruebas. En primer lugar, una ecografía tiroidea, con la que vamos a confirmar el diagnóstico y ver las características ecográficas del nódulo. Es una prueba importantísima que debe ser realizada y valorada por un equipo con experiencia en patología tiroidea, ya que aporta datos que orientarán hacia la malignidad o benignidad de la lesión que estamos estudiando. Es por esto que es importante no solo que esté bien realizada e informada, sino que vaya acompañada de imágenes de calidad”, advierte Berdonces.

Seguidamente, la especialista de la unidad multidisciplinar de cáncer de tiroides del Complejo Hospitalario Ruber Juan Bravo señala que se debe proceder a la realización de un análisis de sangre para determinar las hormonas tiroideas y ver si existe alguna alteración de su función.

A veces, son necesarias otras pruebas dependiendo de los resultados, siendo imprescindibles en algunos casos la punción y aspiración con aguja fina, que suele ser realizada por radiólogos intervencionistas que deben tener experiencia en ella para evitar, en la medida de lo posible, resultados no concluyentes o complicaciones.

En la mayor parte de los casos no se requerirá de un tratamiento activo, y de hacerse, será una analítica y ecografía para vigilar su evolución

“El material extraído de la lesión es analizado por un patólogo, siendo la finalidad última ver el tipo de celularidad en la zona para establecer un riesgo de malignidad si lo hubiera”, explica la especialista en Endocrinología.

Por último, se encontraría la gammagrafía tiroidea, que obtiene imágenes sobre la glándula tiroides, y que debe realizarse cuando se sospecha que el nódulo produce un exceso de hormona tiroidea, según aclara la doctora de Quirónsalud. Es, además, una prueba en la que se utiliza una pequeña cantidad de contraste radioactivo. “Otras técnicas de imagen que ayudan en algunos casos son la radiografía, el TAC o resonancia magnética cervicotorácica, de acuerdo con los hallazgos de las anteriores pruebas”, describe la especialista.

El tratamiento en función del origen

Con todo ello, la doctora Cortés Berdonces resalta que en la mayor parte de los casos de bultos en el cuello no se requerirá de un tratamiento activo, y de hacerse, será una analítica y ecografía para vigilar su evolución. Ahora bien, si nuestro caso es un nódulo tiroideo hiperfuncionante (altera la función del tiroides y produce hipertiroidismo), nuestra solución será el empleo de yodo radiactivo, una pastilla o líquido de yodo con una cantidad muy pequeña de radiación, un procedimiento que se realiza por los especialistas de Medicina Nuclear.

Si se trata de un cáncer de tiroides (5% casos), la cirugía es el tratamiento más indicado, según verifica la especialista en Endocrinología y Nutrición del Complejo Hospitalario Ruber Juan Bravo, o bien cuando hay una sospecha de cáncer de tiroides y no se puede confirmar. “Hay pacientes con nódulos benignos que, por diferentes circunstancias, es preciso intervenir, como por ejemplo nódulos muy grandes que producen estrechamiento en la tráquea. Es básico contar con un cirujano endocrino. La cirugía será la base de la curación del cáncer de tiroides y la probabilidad de complicaciones será mucho menor en manos de un experto. En los casos de cáncer, y tras la cirugía, se deberán también valorar otros posibles tratamientos en muchos de los casos”, sentencia.

Además, insiste en que si un paciente nota algún tipo de bulto, no hay que dudar a la hora de acudir a un centro sanitario por el miedo al contagio, dado que en España se han diseñado circuitos libres de SARS-CoV-2 en estas instalaciones. En el caso concreto del Complejo Ruber Juan Bravo, la doctora Cortés Berdonces destaca que este cuenta con la certificación Applus+ Protocolo Seguro contra el covid-19, que lO acredita como hospital que cumple con los estándares más exigentes de desinfección frente al coronavirus.

*El Confidencial, en colaboración con Quirónsalud, presenta una serie de artículos con información práctica, consejos y recomendaciones para practicar deporte que mejore nuestra salud y bienestar. Si tienes alguna duda sobre esta temática o quieres más información, puedes contactar con el Complejo Hospitalario Ruber Juan Bravo.

Siempre que nos encontramos un bulto en el cuerpo, tendemos a preocuparnos. Sin embargo, puede ser fruto de diversas patologías, incluso benignas. Si este es tu caso, lo primero es mantener la calma y lo segundo, contactar con tu médico para que lo evalúe correctamente y analice el tipo de bulto.

Cáncer Brands Salud Quirónsalud
El redactor recomienda