Asombrarse tiene efectos positivos y potencia las emociones saludables
  1. Alma, Corazón, Vida
ESTUDIO CON ANCIANOS

Asombrarse tiene efectos positivos y potencia las emociones saludables

Las emociones negativas, particularmente la soledad, tienen efectos negativos en la salud de los adultos mayores, particularmente en aquellos mayores de 75 años

Foto: Los ancianos que dieron paseos y se asombraron, reportaron mejores emociones. Foto: Pixabay
Los ancianos que dieron paseos y se asombraron, reportaron mejores emociones. Foto: Pixabay

Asombrarse es algo positivo y que potencia las emociones "prosociales" saludables, como la compasión y la gratitud, según un estudio de investigadores estadounidenses e irlandeses.

La investigación, publicada en la revista científica 'Emotion', ha concluido que los ancianos que dieron "paseos de asombro" semanales de 15 minutos durante ocho semanas informaron sobre un aumento de las emociones positivas y menos angustia en sus vidas diarias.

Foto: Los sentimientos no son ni buenos ni malos; todo depende de cómo los utilicemos. (iStock)

En ellos, según los investigadores, los caminantes daban una mayor atención a su entorno en lugar de a sí mismos, lo que era paralelo a sonrisas más amplias y medibles al final del estudio.

Emociones negativas: peor salud

"Las emociones negativas, particularmente la soledad, tienen efectos negativos bien documentados en la salud de los adultos mayores, particularmente en aquellos mayores de 75 años", sostiene Virginia Sturm, profesora asociada de Neurología y de Psiquiatría y Ciencias del Comportamiento de la Universidad de California en San Francisco (Estados Unidos).

"Experimentar asombro puede contribuir a una gran cantidad de beneficios, como un mayor sentido del tiempo y mayores sentimientos de generosidad, bienestar y humildad"

"Lo que demostramos aquí es que una acción muy simple, esencialmente un recordatorio para cambiar ocasionalmente nuestra energía y atención hacia afuera en vez de hacia adentro, puede llevar a mejoras significativas en el bienestar emocional", añade en declaraciones recogidas por Neuroscience News.

"El asombro es una emoción positiva desencadenada por la conciencia de algo mucho más grande que el yo y que no es inmediatamente comprensible, como la naturaleza, el arte, la música, o el estar atrapado en un acto colectivo como una ceremonia, un concierto o una manifestación", sostiene dijo Dacher Keltner, psicólogo de la Universidad de California en Berkeley.

Más centrados en el exterior

"Experimentar asombro puede contribuir a una gran cantidad de beneficios, como un mayor sentido del tiempo y mayores sentimientos de generosidad, bienestar y humildad".

"Un recordatorio para cambiar ocasionalmente nuestra energía y atención hacia afuera en vez de hacia adentro, puede llevar a mejoras significativas en el bienestar emocional"

Para la investigación, se reclutó a 52 ancianos sanos a los que se pidió cada uno de estos participantes que simplemente hicieran una caminata de 15 minutos cada semana durante ocho semanas. Para la mitad de los participantes, los investigadores también describieron la emoción del asombro y sugirieron tratar de experimentar esa emoción durante sus paseos.

Foto: Un niño paseando un perro en Brasil. Foto: EFE FERNANDO BIZERRA JR

Los participantes rellenaron breves cuestionarios después de cada caminata, detallando las características de la misma y las emociones que habían experimentado, incluyendo preguntas destinadas a evaluar su experiencia de asombro.

Las respuestas a las preguntas abiertas de la encuesta reflejaban el creciente sentido de asombro y aprecio de los participantes en las "caminatas de asombro" por los detalles del mundo que les rodeaba. En contraste, los participantes del grupo de caminata de control tendían a estar más centrados en su interior.

Los ancianos reportaron mayor bienestar
Los ancianos reportaron mayor bienestar

Los investigadores también pidieron a los participantes que tomaran fotos al principio, a la mitad y al final de cada paseo. El análisis de estas fotos reveló un cambio paralelo y visible en la forma en que los participantes se retrataban a sí mismos: las personas del grupo de asombro se hicieron cada vez más pequeñas en sus fotos en el curso del estudio, prefiriendo mostrar los paisajes a su alrededor. Al mismo tiempo, las sonrisas en los rostros de los participantes se hicieron más intensas.

Los investigadores también enviaron a los participantes encuestas diarias a lo largo de las ocho semanas del estudio para evaluar su estado emocional diario. Las respuestas revelaron que aquellos en el grupo de asombro experimentaron un aumento significativo en su experiencia diaria de emociones prosociales positivas, como la compasión y la gratitud durante el curso del estudio.

Coste mínimo, grandes resultados

Los participantes del grupo de control en realidad dieron paseos más frecuentes durante el estudio, según los investigadores, tal vez porque algunos de ellos sospechaban que el estudio se centraba en el ejercicio. Sin embargo, esto no resultó en cambios significativos en el bienestar emocional. Esto sugiere que los resultados en el grupo de asombro se debieron realmente a la experiencia de asombro, y no sólo al tiempo que pasaron haciendo ejercicio al aire libre.

"Me parece notable que la intervención más simple del mundo, una conversación de sólo tres minutos al comienzo del estudio que sugiere que los participantes practiquen el sentimiento de asombro en sus caminatas semanales, fue capaz de impulsar cambios significativos en su experiencia emocional diaria", añade Sturm. "Esto sugiere que promover la experiencia del asombro podría ser una herramienta de muy bajo coste para mejorar la salud emocional de los adultos mayores a través de un simple cambio de mentalidad".

Neurología Psicología Psicología social Psicología positiva Ancianidad Caminar
El redactor recomienda