UN PLAN DE DOMINGO PERFECTO

Por qué las largas caminatas cambiarán tu vida y te pondrán en forma

Si buscas perder peso y también sentirte bien a nivel mental el mejor ejercicio que puedes hacer es andar. Hay infinidad de estudios que lo avalan

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

A veces despreciamos aquellas pequeñas cosas que hacemos todos los días y en las que apenas reparamos. Un hecho tan natural como caminar, sentir el aire fresco a medida que aumentas la velocidad de tus piernas y te detienes pacíficamente en algún punto para luego continuar mientras el pensamiento y las ideas fluyen, no debería pasar desapercibido.

Puedes ser perezoso a la hora de hacer ejercicio, apuntarte a un gimnasio y acudir religiosamente todos los días a la cinta para correr junto con otras tantas personas. Pero si nunca te gustaron los gimnasios debido al ambiente tan cargado de sudor y de aire reciclado, la mejor opción siempre será salir a andar hacia donde te lleven tus pasos. ¿Qué hay de esas disipadas mañanas de domingo de paseo por algún parque público de tu ciudad? O mucho mejor: organizar una escapada con amigos a algún pueblito cercano para disfrutar de la naturaleza y después compartir una buena comida alrededor de un buen fogón.

Para que andar se considere ejercicio físico debes mantener el ritmo cardíaco a 140 latidos o más por minuto

Los planes de vida saludable a veces parecen consistir en medidas muy restrictivas a las que te tienes que adaptar luchando contra tus instintos. Pero, ¿qué hay más sano que perderse por alguna antigua ciudad, sin pausa pero sin prisa, hasta sentirte realmente cansado y con ganas de volver a casa? En los tiempos tan acelerados en los que vivimos vale la pena apostar por este tipo de planes. Antes de que la contaminación y el cambio climático nos devoren, debemos aprovechar de esos momentos en compañía o en soledad en el que la naturaleza esté presente. ¿Qué hay más sano que darte un buen baño de aire fresco?

Beneficios para cuerpo y mente

Hace años el investigador costarricense Rodrigo Molina Zúñiga publicó un estudio en el que detallaba los grandes beneficios de las caminatas. Al fin y al cabo, forman parte de ese conjunto de ejercicios aeróbicos en el que intervienen casi todos los huesos y músculos. Sin embargo, para que se considere ejercicio debes producir y mantener el ritmo cardíaco a 140 latidos por minuto, o incluso más.

Zúñiga menciona las siguientes ventajas a la hora de hacer ejercicio: fortalece los músculos de la respiración y facilita la entrada y salida de aire a los pulmones; mejora de la fuerza y eficiencia de los impulsos cardíacos, lo que permite el envío de mayor cantidad de sangre; mayor capacidad de transportar oxígeno a los pulmones; tonifica los músculos de todo el cuerpo, mejora la circulación y aumenta el número de glóbulos rojos en un 98%, los transportadores de oxígeno al resto de órganos del cuerpo humano.

Mejora de la función inmunológica

Del mismo modo, se ha demostrado que esta actividad también mejora la función inmunológica del organismo, lo que quiere decir que te librarás de más de una gripe o resfriado que si no lo hicieras. Un estudio de la Appalachian State University descubrió que aquellos que caminaban una media de cinco veces a la semana tenían un 43% menos de días de enfermedad que aquellos que hacían ejercicio una vez a la semana o menos. Casi nada. Y en el caso de contraer algún tipo de afección bacteriana o vírica, fue de una duración mucho más corta o sus síntomas fueron más leves.

Y el factor social

Al margen de esta serie de beneficios, destaca otro importante, y es el del factor social. En nuestras vidas plagadas de responsabilidades y obligaciones es necesario disfrutar de la compañía de nuestros seres queridos para poder estar sanos física y mentalmente. Y uno de los mejores planes para hacer en compañía es sin duda el de salir a caminar sin tampoco tener muy claro el lugar al que os llevarán los pasos. A ser posible, los niveles de confianza entre tu acompañante y tú mejorarán si optáis por un sendero natural, lo que significará que vuestra relación se fortalecerá. ¿Qué puede haber más saludable?

También para adelgazar

Si estás pensando bajar esos incómodos números de la báscula pero te sientes muy perezoso o muy mayor para grandes esfuerzos, lo mejor será que eches a andar sin saber el destino. Un estudio de la Universidad de Exeter descubrió que una caminata de 15 minutos puede reducir los antojos de dulce, así como los atracones de bollería industrial. En definitiva, no tienes excusas para disfrutar de un largo paseo hasta el atardecer o hasta la hora de comer. Si tienes el día libre, te sientes recargado de energía y también muchas ganas de pasarlo bien haciendo actividad física, este es tu mejor plan.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios