Dormir poco hace que disfrutemos menos de la vida
  1. Alma, Corazón, Vida
MÁS NEGATIVIDAD ANTE EL ESTRÉS

Dormir poco hace que disfrutemos menos de la vida

No poder mantener las emociones positivas frente al estrés pone a las personas en riesgo de inflamación e incluso de una muerte más temprana

Foto: Un hombre incapaz de dormir
Un hombre incapaz de dormir

Dormir poco afecta a nuestra reacción ante situaciones de estrés y ante las cosas positivas que nos pasan, según un estudio de investigadores canadienses.

La investigación, de la Universidad de Columbia Británica (Canadá), ha descubierto que una noche de menor sueño hace que las personas reaccionen más negativamente a los eventos estresantes del día siguiente y no encuentren tanta alegría en las cosas buenas que les pasan.

Foto: Fuente: iStock.

"Cuando las personas experimentan algo positivo, como recibir un abrazo o pasar tiempo en la naturaleza, normalmente se sienten más felices ese día", explica Nancy Sin, profesora adjunta del departamento de Psicología de la Universidad de Columbia Británica.

Situación ante el estrés

"Pero descubrimos que cuando una persona duerme menos de lo habitual, no tiene tanto impulso en las emociones positivas de sus eventos positivos".

"Un gran número de investigaciones ha demostrado que el sueño inadecuado aumenta el riesgo de trastornos mentales, enfermedades crónicas y muerte prematura"

Al mismo tiempo, ante eventos estresantes de la vida diaria, como discusiones, tensiones sociales, estrés laboral y familiar y discriminación, las personas que dormían menos de lo habitual respondían con una mayor pérdida de emociones positivas.

Esto tiene importantes implicaciones para la salud, ya que investigaciones anteriores muestran que el hecho de no poder mantener las emociones positivas frente al estrés pone a las personas en riesgo de inflamación e incluso de una muerte más temprana.

Para dormir bien es imprescindible contar con un buen colchón (Foto: Pixabay)
Para dormir bien es imprescindible contar con un buen colchón (Foto: Pixabay)

Utilizando datos de casi 2.000 personas, los investigadores analizaron la duración del sueño y cómo las personas respondieron a situaciones negativas y positivas al día siguiente.

Los participantes del estudio, que se publica en la revista cientifica 'Health Psychology', informaron sobre sus experiencias y la cantidad de sueño que tuvieron la noche anterior en entrevistas telefónicas diarias durante ocho días.

Al menos siete horas de sueño

"La pauta recomendada para una buena noche de sueño es de al menos siete horas, sin embargo, uno de cada tres adultos no cumple con este estánda", explica a Neuroscience News Sin. "Un gran número de investigaciones ha demostrado que el sueño inadecuado aumenta el riesgo de trastornos mentales, enfermedades crónicas y muerte prematura”.

"Encontramos que un sueño más largo, comparado con la duración habitual del sueño, conducía a mejores respuestas a las experiencias positivas del día siguiente"

"El estudio se suma a esta evidencia al demostrar que incluso las fluctuaciones menores de la duración del sueño pueden tener consecuencias en la forma en que las personas responden a los eventos de su vida diaria", añade la investigadora.

"También nos interesaba saber si los adultos con enfermedades crónicas podrían obtener un beneficio aún mayor del sueño que los adultos sanos", señala Sin. "Encontramos que un sueño más largo, comparado con la duración habitual del sueño, conducía a mejores respuestas a las experiencias positivas del día siguiente".

Dormir bien Sueño Trastornos del sueño Estrés
El redactor recomienda