Los 5 pueblos más antiguos de España para escaparte estas vacaciones
  1. Alma, Corazón, Vida
De Brañosera a Calatañazor

Los 5 pueblos más antiguos de España para escaparte estas vacaciones

Desde Castilla y León a Cataluña pasando por Madrid recorremos la geografía española para mostrarte varios rincones con mucha historia para ir este verano

Foto: Foto: iStock
Foto: iStock

España es un país repleto de pueblos que merece la pena conocer. Desde los 9 municipios de interior con más encanto hasta los de costa, a los que merece la pena que te escapes estas vacaciones.

Foto: Foto: iStock

Este año la pandemia del covid-19 ha provocado que las vacaciones de verano de la mayoría de los españoles estén en el aire. Aunque estemos acostumbrados a sacar billetes con meses de antelación, el mundo se ha parado y con ello nuestros viajes. Teniendo en cuenta que lo más cómodo va a ser el turismo nacional y que la mayoría de los españoles improvisará sus vacaciones casi sobre la marcha, en El Confidencial vamos a sugerirte todas las semanas viajes, escapadas y planes en nuestro espacio ‘Vacaciones por la España desconfinada’.

En esta ocasión te vamos a contar cuales son los cinco pueblos más antiguos de España para que puedas hacer una pequeña escapada a alguno de ellos (o todos).

Brañosera (Palencia)

Un paseo por Brañosera, el municipio más antiguo de España. Una pequeña localidad del norte de la provincia de Palencia, fue reconocida por el Congreso como el primer tipo de organización entre pobladores de España o lo que es lo mismo, como el pueblo más antiguo del país, por su carta puebla fechada en el año 824, como la primera concedida en España.

Foto: Brañosera.com
Foto: Brañosera.com

Este pequeño municipio de 240 habitantes, a 1.200 metros de altitud y en plena cordillera Cantábrica, al que también pertenecen las localidades de Salcedillo, Vallberzoso, Orbó y Vallejo de Orbó, tiene una belleza singular gracias a la riqueza de su patrimonio histórico, arquitectónico y natural, recoge Europa Press.

En las calles de Brañosera destacan las casas de piedra y madera de roble fabricadas con los materiales extraídos de los bosques cercanos y edificios emblemáticos como el ayuntamiento, las iglesias románicas de Santa Eulalia o la de San Miguel así como las de Salcedillo o Valberzoso además del puente romano de 'Rojaldillo', localizado a dos kilómetros de la localidad de Salcedillo y escondido entre la frondosidad de un bosque centenario de robles y hayas.

También es recomendable dar un paseo por Vallejo de Orbó, una antigua colonia minera que se constituyó como pueblo en 1954 y que destacó como localidad industrial por haber constituido, según defienden desde el municipio, el primer y único canal subterráneo en la historia de la minería, que empezó a funcionar en 1885 y por inaugurar en 1912 el primer cine de la provincia de Palencia, la sala Ideal.

Besalú (Gerona)

Un impresionante puente fortificado da paso a Besalú, uno de los conjuntos medievales mejor conservados de Cataluña, donde íberos, romanos, judíos y cristianos han dejado su huella.

Foto: iStock
Foto: iStock

Atravesada por el río Fluvià, la villa es un cruce de diferentes vías de comunicación entre Girona y Francia y, desde siempre, ha sido un punto de encuentro de campesinos, artesanos, comerciantes y negociantes.

Hoy en día es una atractiva población que conserva la personalidad y el aspecto medievales, con un núcleo antiguo de un enorme interés. Entre los atractivos arquitectónicos, además del característico Pont Vell (siglo XI), hay que destacar las iglesias de Sant Vicenç (siglos X-XII) y Santa Maria; (siglo XI), la iglesia del antiguo monasterio de Sant Pere (siglo XII) y el micvé o casa de baños rituales.

Foto: Foto: iStock

Las fiestas de carácter tradicional también están bien representadas, como por ejemplo en la procesión de los Dolores o "manaies" (capitanes) o en la feria medieval.

Buitrago de Lozoya (Madrid)

En el Valle Medio del Lozoya, se alza Buitrago sobre un promontorio circundado por el río Lozoya del que toma parte de su nombre, barrera natural para una población que se sitúa a los pies del puerto de Somosierra y a unos 75 km al norte de la ciudad de Madrid. Destaca por la muralla medieval tan musulmana como castellana y cristiana, que rodea su casco histórico y es a su vez rodeada por el río Lozoya. Su Castillo o Alcázar junto a la Iglesia de Santa María del Castillo, la Torre del Reloj y la muralla confieren un aire medieval a este municipio, que presume de una agenda cultural tan activa que tiene propuestas para las cuatro estaciones.

Foto: iStock
Foto: iStock

Buitrago del Lozoya es uno de los municipios más pintorescos de la Comunidad de Madrid: por su recinto amurallado, bien conservado y rodeado por el río del que toma su nombre. Junto con otros cinco municipios turísticos de la Comunidad de Madrid, Buitrago del Lozoya forma parte del programa de promoción turística Villas de Madrid. ¡Conócelas y disfruta de promociones y descuentos inmediatos en los establecimientos turísticos participantes. ¿A qué esperas para recorrer las Villas de Madrid?

Esta villa fue declarada en 1993 Conjunto Histórico-Artístico y Bien de Interés Cultural, gracias a su espectacular recinto amurallado de origen árabe, el mejor conservado de la Comunidad de Madrid.

Desde la Edad Media, Buitrago ha tenido gran importancia estratégica como nudo de comunicaciones, por lo que sus población ha ido siempre en aumento pero también, como consecuencia de su localización, ha sufrido diversos enfrentamientos en su territorio, como el paso de las tropas napoleónicas en 1808 que provocó un colapso poblacional y económico del que Buitrago tardó muchas décadas en recuperarse o la Guerra Civil Española, con la localización del frente de Somosierra a apenas un par de kilómetros del municipio.

Las primeras referencias históricas fiables de Buitrago se remontan a finales del siglo XI, cuando la comarca fue reconquistada por las tropas del rey castellano Alfonso VI que ordenó su repoblación.

Sepúlveda (Segovia)

Encajonada entre los cerros de Somosierra y La Picota, en la provincia de Segovia, encontramos Sepúlveda, Villa Medieval que muestra su belleza en las alturas. Lugar de encuentro de varios cursos de agua, su paisaje lo definen las impresionantes Hoces del Río Duratón, río que discurre en su cañón de paredes ocres y rojizas.

Foto: iStock
Foto: iStock

La Villa medieval de Sepúlveda fue en su día, la "Villa de las Siete Puertas", por las que daba paso entre su muralla fortificada y castillo (del cual actualmente sólo se conservan los tres torreones que se pueden ver desde la plaza).

Entre sus riquezas destaca la antigua cárcel, actualmente parte de la oficina de turismo, situada en la Plaza del Trigo, frente al Ayuntamiento, y a pocos metros la Plaza de España, núcleo de la Villa, en cuyo frontal se aprecian los tres torreones del castillo (actualmente los últimos restos que quedan del mismo), y el antiguo edificio del registro. El Salvador, iglesia románica (s.XI) considerada el edificio románico más antiguo de la provincia de Segovia y al sur del Duero. La Calle Barbacana, con uno de los lienzos mejor conservados de la muralla, y por donde transcurren los tradicionales encierros. Sepúlveda, villa de reconocidos palacetes y casas señoriales que se deja descubrir en su bello paseo y visita. También se puede visitar en la Villa el Museo de los Fueros, situado en la antigua Iglesia de San Justo y Pastor.

Calatañazor (Soria)

Esta pequeña villa, que parece haber sido olvidada por la evolución histórica, se alza en la cima de una roca que domina la vega del río Abión. Villa de intensa historia fronteriza, en un entorno privilegiado de bellos entornos naturales, que tiene su máximo exponente en su sabinar, es uno de los bosques de sabinas mejor conservados del planeta.

Foto: iStock
Foto: iStock

Sus empinadas calles de trazado medieval y sus humildes casas fabricadas con entramado de madera de sabina, encestado de ramas con barro, adobe o en el mejor caso de ladrillo, configuran el aspecto medieval formando un conjunto armónico de gran belleza.

En los alrededores se localizan los restos de Voluce, asentamiento celtibérico cargado de historia y de leyenda. Del antiguo castillo se conserva un lienzo y la cimentación de las paredes del patio de armas. Desde él se puede contemplar la extensa llanura hoy llamada "Valle de la Sangre".

Además de su casco urbano destaca su iglesia románica Ntra. Señora del Castillo. A la salida del pueblo está la ermita de la Soledad, también románica con puerta sin tímpano.

Vacaciones por la España desconfinada Turismo Vacaciones Viajes
El redactor recomienda