playas parceladas y distancia de seguridad

Vacaciones, sol y aforos: las medidas de las playas españolas para frenar el coronavirus

Mientras que los horarios en la playa de La Concha de San Sebastián pueden modificarse estas vacaciones para los bañistas debido a la pleamar, Benidorm exige mascarilla al pasear por la orilla

Foto: Una niña carga con su flotador en la playa de Las Arenas, en Valencia (EFE)
Una niña carga con su flotador en la playa de Las Arenas, en Valencia (EFE)

Las altas temperaturas aprietan ya en buena parte del territorio con alerta naranja por calor en algunos puntos del país y la Dirección General de Tráfico (DGT) se prepara para la primera gran operación salida del verano 2020 este viernes, 3 de julio. Cuando la movilidad en España ya no se rige por las restricciones que se impusieron con la declaración del estado de alarma debido a la pandemia del coronavirus SARS-CoV-2, son muchos a los que les queda poco tiempo para dar la bienvenida a las vacaciones estivales después de unos meses inciertos en confinamiento y sin poder ver a familia y amigos de otras provincias españolas.

[Descubre Portugal con esta ruta en coche]

Mientras algunos optarán por desplazarse a un pueblo de la España rural donde el contacto con terceros sea mínimo y se pueda desconectar del estrés del trabajo, buena parte de la población viajará hasta la costa para pisar de nuevo la arena de la playa y disfrutar del mar. Para aquellos que elijan como destino turístino un lugar con vistas al mar, tras el paso de la epidemia del covid-19 es imprescindible conocer cuáles son las medidas de higiene y seguridad a seguir en cada municipio para evitar posibles contagios de coronavirus en la 'nueva normalidad'. La principal máxima en toda la geografía pasa por el distanciamiento social de al menos un metro y medio, aunque en algunas zonas los ayuntamientos han impuesto normas mucho más específicas. Entonces, ¿qué se puede hacer y qué no en las playas españolas?

Unos jóvenes saltan al agua en la playa del barrio de Carranza en Ferrol, A Coruña (EFE)
Unos jóvenes saltan al agua en la playa del barrio de Carranza en Ferrol, A Coruña (EFE)

Galicia

A efectos de calcular el aforo máximo permitido en cada playa, la Xunta de Galicia establece que la superficie a ocupar por cada usuario ha de ser de aproximadamente cuatro metros cuadrados si los ayuntamientos de la autonomía deciden instaurar restricciones de este tipo, que también pueden afectar al tiempo de permanencia en las playas así como a los accesos de aparcamientos. Duchas y lavapiés al aire libre, aseos, vestuarios y otros servicios públicos similares se usarán de uno en uno, con refuerzo en la limpieza de este tipo de espacios, a excepción de aquellas personas que precisen de asistencia.

En A Coruña, por ejemplo, el Ayuntamiento ha dispuesto una página web donde se puede consultar el estado de ocupación de cada playa —en las playas de Riazor, Orzán, Matadoiro, De las Lapas, San Amaro y De Oza— y se especifica cómo de llena está la playa a tiempo real, así como se puede comprobar cuál el estado del mar, la temperatura y el clima.

Asturias

"Pasear, estar, bañarse, pescar o navegar". Estas son todas las actividades que se pueden realizar en las playas de la costa asturiana, donde se recomienda un "uso responsable de las mismas y de sus instalaciones tanto desde el punto de vista medioambiental como sanitario", de acuerdo con lo que recoge la Guía de preguntas y respuestas frecuentes de la 'nueva normalidad' que ha lanzado el Gobierno autonómico. En esta coyuntura, los ayuntamientos del Principado de Asturias también tienen la potestad de marcar directrices en lo que a restricciones de aforo se refiere señalizando las medidas con cartelería en las playas.

Cantabria

La distancia de seguridad también es la máxima a seguir en todo momento este verano si se visitan las playas cántabras. Tal y como señalan desde el perfil de Twitter oficial del Gobierno autonómico, hay que respetar el distanciamiento social entre personas, ejes de sombrillas y también entre los corredores de acceso a la playa, donde se deberán guardar al menos seis metros. Se permite la práctica de actividades deportivas, profesionales o de recreo siempre que se puedan realizar individualmente y sin contacto físico.

País Vasco

En País Vasco, la normativa municipal también se impone dependiendo de la localidad. Desde el 15 de junio, el Ayuntamiento de San Sebastián, por ejemplo, ha reforzado la higiene en las playas donostiarras con cribado de la arena, desinfección de las papeleras con virucidas, tal y como indican a través de la página web del Ayuntamiento. Además, se prohíbe el acceso a la arena con perros y se puede consultar el aforo de las playas a través de internet o desde una 'app' previa descarga en las tiendas virtuales de Android y Apple. En dicho servicio, se detalla la ocupación de la playa, las condiciones sanitarias de la misma, así como la hora de bajamar y pleamar, pues en localizaciones como la playa de la Concha se pide a los usuarios que "dos horas antes de la pleamar y hasta dos horas después no estén en la playa de La Concha al no poder garantizarse las distancias necesarias entre personas".

Cataluña

Por su parte, Cataluña también tiene como máxima prioridad garantizar la distancia de seguridad entre bañistas en sus playas, para lo que los distintos ayuntamientos de la región pueden establecer unos aforos máximos. En la 'nueva normalidad', el Ayuntamiento de Barcelona también cuenta con un servicio de información para estar al tanto de la ocupación en las playas de la ciudad.

Comunidad Valenciana

El acceso a las playas de toda la autonomía está permitido, aunque con particularidades en ciertas zonas. Por norma general, excepto convivientes, se puede ir a la playa en la Comunidad Valenciana en grupos máximo de 15 personas, teniendo en cuenta que siempre hay que dejar una distancia de seguridad entre bañistas de al menos dos metros y respetar la recomendación de no instalar sombrillas a distancias inferiores de cuatro metros, de acuerdo con lo que explica la Generalitat valenciana en su página web.

Sin embargo, el hecho de que algunas playas estén parceladas, como las de Benidorm, ha generado cierta controversia. En este enclave de la Costa Blanca son varias las playas, entre las que se encuentran las de Levante y Poniente, que funcionan con este sistema de parcelas para ocupar la arena con distancia de seguridad y por turnos, mientras que pasear y bañarse sin ocupar una de estas parcelas y transitando por la zona de seis metros que separa la orilla de la zona de estancia se puede hacer desde el 25 de junio en horario de 7 a 8:45 horas, siendo obligatorio el uso de mascarilla en los paseos.

Murcia

La Región de Murcia cuenta también con un servicio de información de las playas que va reportando el color de la bandera que ondea en cada punto de la costa, el estado del mar y el aforo que afecta a los bañistas. Un portal informativo disponible a través de la página web del 112 de la autonomía y que también se puede revisar en la 'app'.

Andalucía

Las playas andaluzas se acogen también a un aforo máximo que con motivo de la pleamar puede verse afectado al no poder garantizarse la debida distancia de seguridad en la arena, por lo que los accesos a determinadas playas de la comunidad pueden sufrir modificaciones. En Huelva, las playas de Punta Umbría, por ejemplo, están dividades en siete zonas diferenciadas y el aforo de las mismas se puede consultar a través de una aplicación móvil.

Islas Baleares

Para evitar las aglomeraciones, el Gobierno balear ha iniciado un programa piloto en la playa de Ciudad Jardín, Mallorca, para controlar los aforos. Se trata de un sistema de sensores inteligentes que dan información en tiempo real de la ocupación de las playas con la capacidad de emitir alertas desde la Entidad Pública Empresarial de Telecomunicaciones e Innovación de las Islas Baleares (Ibetec) a las autoridades competentes para avisar de una ocupación excesiva. Estos sensores controlarían permanentemente la situación en las playas, poniendo al alcance de los bañistas la información a través de una página web o una 'app' para poder decidir si se desplazan o no antes de llegar al lugar en cuestión.

A la espera de si se instaura este método de control de los aforos en las islas Baleares, de momento las medidas generales de prevención e higiene en la comunidad autónoma que está ejerciendo como avanzadilla en lo que a turismo extranjero se refiere pasa por ocupar como máximo cuatro metros cuadrados de arena, acudir en grupos de menos de 25 personas y guardar la distancia de seguridad de un metro y medio con el resto de bañistas. En principio, no hay aforos acotados, auque los Ayuntamientos pueden disponer lo contrario de ser necesario.

Islas Canarias

El Gobierno autonómico de las islas Canarias hace hincapié en que se revise la normativa municipal de la zona que se vaya a visitar, que estará señalizada en las playas y también será recordada a través de megafonía. Además, se recuerda que hay que respetar la distancia interpersonal de al menos un metro y medio, sin compartir toallas o artículos de baño y con los objetos personales dentro del perímetro que se ha ocupado en la arena.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios