PERDER PESO A LA CARTA ES CASI IMPOSIBLE

¿Es posible adelgazar y perder grasa solo en una parte concreta de nuestro cuerpo?

Expertos responden a una de las preguntas más comunes entre las personas que quieren perder peso: ¿se puede focalizar el proceso de adelgazamiento en un determinado lugar?

Foto: iStock
iStock

Adelgazar es un deseo compartido con millones de personas en todo el mundo. Sin embargo, cada una de ellas es diferente y lo que puede servir para uno no lo es para los demás. Un ejemplo claro es que no todas las personas necesitan perder peso de las mismas partes del cuerpo: hay quien se le acumula la grasa en el vientre, mientras otras personas sufren celulitis en glúteos y piernas, etc.

Sin embargo, cuando nos proponemos adelgazar nos enfrentamos a que el cuerpo pierde grasa de todos los puntos al mismo tiempo. Pero, ¿y si solo queremos eliminar la grasa acumulada en un determinado lugar del cuerpo? Por ejemplo: ¿puedo adelgazar en la zona del vientre y, a la vez, seguir manteniendo unos glúteos firmes? Los expertos dicen que no.

Es importante entender que no todo el mundo puede lucir el mismo físico porque eso es, materialmente, imposible. Hay personas con curvas y otras que tienen cuerpos más o menos atléticos, pero no todos podemos conseguir el cuerpo de Kim Kardashian o las curvas de la modelo de turno. Y la culpa de eso es, en una buena manera, por culpa de la genética.

Objetivos enfrentados

Sam Gwazdauskas, entrenador personal y nutricionista deportivo, explica a Insider que tratar de reducir la grasa del abdomen y, al mismo tiempo, lucir unos glúteos bien marcados son objetivos contradictorios: "Científicamente hablando, para desarrollar músculo debes tener un exceso de calorías e implementar un estímulo de entrenamiento (uno que aumente con el tiempo). Pero para perder grasa debes tener un déficit de calorías. Esos dos objetivos son contradictorios y te volverás loco tratando de lograrlo, por lo que será desalentador".

Glúteos firmes (Jakob Owens para Unsplash)
Glúteos firmes (Jakob Owens para Unsplash)

El consenso de los expertos es que es posible desarrollar musculatura mientras se sigue una dieta que provoque un déficit de calorías, pero eso no significa que se pueda reducir una parte del cuerpo al mismo tiempo que se hace crecer otra. Por eso, invitan a que todo el mundo sea consciente de que adelgazar para lucir abdominales y aumentar el tamaño del trasero al mismo tiempo es una opción inviable.

La entrenadora Rachel Hosie pone su propio ejemplo: "Es un hecho que, si se pierde peso en un proceso de adelgazamiento, probablemente se perderá una parte del trasero. Cuando adelgacé 15 kilos, mi culo se hizo más pequeño. Es inevitable y es debido a que todo mi cuerpo se hizo más pequeño. Eso es lo que sucede cuando pierdes peso".

Lo mejor es seguir una dieta rica en proteínas que nos aporte un ligero déficit calórico y, al mismo tiempo, energía para entrenar

Por eso, Hosie recomienda seguir una dieta que permita un ligero déficit calórico y, al mismo tiempo, entrenamientos específicos para diferentes partes del cuerpo. No garantiza que vayamos a conseguir el objetivo de adelgazar de una parte y ensanchar de otra pero, al menos, estaremos fortaleciendo la musculatura de cara a que, en un segundo proceso, podamos decidirnos por otros objetivos.

Dieta y deporte

La única forma de mantener la musculatura mientras se pierde peso es asegurarse de que ese déficit calórico es pequeño y, al mismo tiempo, seguir una dieta muy rica en proteínas (unos dos gramos por cada kilo de peso de la persona). A eso hay que sumar un entrenamiento de resistencia, de tal manera que vayamos modelando el cuerpo a nuestro gusto.

El entrenador Jason Bone también incide en que hay que tener cuidado con el déficit calórico: "Seguir un ligero déficit de calorías te permitirá tener energía suficiente para los entrenamientos gracias a las proteínas, pero aún así verás que pierdes peso en general. Si, por el contrario, el déficit calórico es muy grande la persona tendrá poca energía por lo que, a su vez, no podrá entrenar bien y adelgazar".

Para conseguirlo, Bone recomienda reducir todo lo posible tanto el azúcar como la comida procesada que se consume a diario. Al mismo tiempo, señala que hay que apostar por los alimentos integrales: "La forma más sencilla de hacerlo es comer alimentos que puedan descubrir fácilmente sus orígenes; elija una fuente de proteínas, verduras y carbohidratos que se parezcan lo más posible a lo que eran en el campo, en lugar de una comida precocinada como bocadillos preparados que, honestamente, podrían haber venido de cualquier parte".

Además, el entrenador cree que es clave hacer ejercicios que estén dirigidos a la zona del cuerpo que queremos fortalecer. En el caso de los glúteos, hay sentadillas, lunges y una gran variedad de ejercicios que nos ayudarán a conseguir unos glúteos poderosos. Y, aunque no sea posible perder peso de la zona abdominal y ganar músculo en el trasero al mismo tiempo, con esfuerzo, dedicación y un plan a largo plazo se puede conseguir trabajando unos músculos después de otros.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios