Siete trucos de las personas centenarias para tener una vida muy larga
  1. Alma, Corazón, Vida
Toma nota

Siete trucos de las personas centenarias para tener una vida muy larga

Un experto ha investigado los modos de vida de cinco lugares del mundo donde muchos de sus habitantes han superado los 100 años

Foto: Foto: iStock
Foto: iStock

La mayor parte de la población de este mundo desearía que existiera la legendaria fuente de la juventud, símbolo de la inmortalidad y la longevidad. Prueba de ello es la cantidad de productos 'antiaging' que se pueden encontrar en el mercado y los millones que factura cada año la industria de la cirugía estética. Aunque a muchos les gustaría bañarse o beber de esas aguas mitológicas, lo cierto es que no existe la posibilidad natural de dejar de envejecer, pero sí podría ser posible vivir más si se siguen una serie de consejos.

Con el término 'zonas azules' define el investigador Dan Buettner a las regiones en las que habitan las personas más longevas. Buettner se propuso encontrar los rincones del mundo con el mayor número de centenarios, y después de años de investigación, identificó cinco: Ikaria (Grecia), Loma Linda (California), Cerdeña (Italia), Okinawa (Japón) y Nicoya (Costa Rica).

La mayoría de centenarios consumen comidas más pesadas en las primeras horas del día y platos ligeros al final de la tarde o al anochecer

Después de encontrar las cinco regiones, se sumergió en sus culturas. Tras un profundo estudio de los estilos de vida regionales, descubrió varios factores comunes que cree que guardan el secreto de la longevidad. Si bien la vida útil aún depende en gran medida de la genética, aquí van prácticas que tienen el potencial de extender tus años de vida.

Haz ejercicio sin ir al gimnasio

Cuando pensamos en seguir un determinado entrenamiento diario, normalmente pensamos en ir al gimnasio o ponernos las zapatillas para correr. Sin embargo, las personas más longevas del mundo no realizan activamente ejercicio. Es simplemente una parte de su vida diaria. Caminan a la tienda, trabajan en sus jardines y preparan comidas a mano, registrando una cantidad significativa de movimiento cada día sin tener que pensar en ello, recoge 'Men's Journal'.

Por ejemplo, caminar puede ser el ejercicio perfecto, pero ¿cuánto tiempo hace falta para notar los beneficios de apretar el paso? El experto en ejercicio físico Kevin Ioria señala en un artículo de 'Business Insider' que el tiempo exacto para un nivel básico es entre 22 y 30 minutos al día durante cinco días a la semana. En total, 150 minutos a la semana para distribuírtelos como tú quieras.

De acuerdo con un gran estudio realizado en adultos mayores y publicado en el 'American Journal of Preventative Medicine', las personas que caminan al menos 150 minutos por semana tenían un 20% menos de probabilidad de morir durante los 13 años siguientes que los adultos inactivos.

Minimiza el estrés

No es ningún secreto que el estrés puede ser perjudicial para su salud. Los centenarios de estas zonas han incorporado rutinas en su vida diaria que ayudan a liberar el estrés. Por ejemplo, los sardos disfrutan de una 'hora feliz' todos los días, los adventistas reconocen un sábado semanal y los ikarios se echan una siesta a media tarde.

Foto: Foto: iStock

Si tu vida es muy estresante hay maneras muy sencillas de combatir este mal, según varios expertos que ha consultado 'Prevention'. El ejercicio, dar paseos por la naturaleza, hacer gárgaras con agua, sumergir la cara en agua fría y usar el móvil con menos frecuencia son algunos de estos sencillos trucos que te pueden ayudar

La comunidad

Pertenecer a una comunidad religiosa puede ayudar a largar la vida, según se observa en las zonas azules. Independientemente de la religión o denominación, asistir a una ceremonia basada en la fe semanalmente aumenta la esperanza de vida en aproximadamente cuatro años. La zona azul de Loma Linda se compone de 9.000 adventistas del séptimo día, pero cualquier religión debería servir, explica el investigador.

Como explicábamos en otro artículo la fórmula del Índice de Masa Corporal (IMC) es muy simple: se divide el peso del paciente entre su altura al cuadrado expresada en metros, lo que arroja un resultado que suele estar entre 18,5 y 30. Actualmente, se utiliza en Europa y en organizaciones médicas de todo el mundo para medir el grado de obesidad de los ciudadanos.

Las personas más longevas del mundo no realizan activamente ejercicio en sus vidas, simplemente es parte de su rutina, como caminar a la tienda

Dependiendo del número, se puede saber si la persona se encuentra en un peso ideal, por debajo de él o por encima (lo que significa obesidad). Concretamente, los valores por debajo de 18,5 denotan delgadez extrema, de 18,5 a 24,9 peso saludable, entre 25 y 29,9, sobrepeso y más de 30, obesidad, según la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos.

Más comida a principio del día

¿Alguna vez has disfrutado demasiado de una comida sabrosa hasta el punto de que te ha acabado doliendo la barriga? Los okinawenses viven con el mantra 'hara hachi bu', que los alienta a dejar de comer cuando sus estómagos están casi llenos. Además de la regla del 80%, la mayoría de los residentes de la zona azul consumen comidas más pesadas temprano y platos más ligeros al final de la tarde o al anochecer. Esta práctica puede llevar a un mejor sueño y un IMC más bajo.

Ingesta moderada de alcohol

Los residentes de todas las zonas azules, excepto los adventistas, consumen alcohol regularmente. Los estudios han demostrado que los bebedores moderados tienden a sobrevivir a los no bebedores. Los habitantes de las zonas azules suelen consumir una o dos bebidas al día, en las comidas o en compañía de amigos. En Cerdeña, los residentes beben diariamente una copa o dos de vino tinto, ya que tiene el doble de flavonoides que otros vinos y estos exfolian las arterias. Aunque respecto al vino siempre han existido opiniones contrarias a esta creencia.

Sentido de pertenencia

Varios estudios han demostrado que fumar, la soledad, la felicidad y la obesidad son contagiosas. Las personas de las que estás rodeado pueden afectar tu salud de manera positiva o negativa. Los miembros de las zonas azules se rodean (o nacen) en círculos sociales fuertes que fomentan y apoyan un estilo de vida saludable.

Los okinawenses están tan dedicados a sus amigos y familiares que crean un 'moai', o un grupo de amigos para toda la vida, que brindan apoyo emocional y financiero en momentos de necesidad.

Prioriza la familia

Una tendencia en las zonas azules es la importancia de la familia. Los habitantes de estos lugares se comprometen con un compañero de vida que, según los estudios, produce que se aumente la esperanza de vida. Además, mantienen a los padres y abuelos cerca para poder cuidarlos. También invierten tiempo y amor en sus hijos para que luego les cuiden cuando llegue el momento.

Antiedad Dan Buettner Estilo de vida Zonas azules Correr Trucos Esperanza de vida Gimnasio
El redactor recomienda