Ponte en forma

Los 7 trucos para adelgazar antes de las comidas de Navidad

Puede ser una buena idea reducir las calorías para compensar la grasa podrías acabar desarrollando previamente a que lleguen los atracones asociados a estas fechas

Foto: Foto: iStock
Foto: iStock

Se acercan las fiestas navideñas y con ellas todas esas típica comidas asociadas a estas fechas. La cena de empresa, el reencuentro con los viejos amigos y, por supuesto, todas las celebraciones familiares que se realizan en torno a una mesa. Por ello, todos somos conscientes de que lo más seguro es que acabemos las fiestas con nuestro 'gordominal' más abultado.

Si no quieres notar que el botón de todos tus pantalones va a explotar después de las fiestas, tal vez sea una buena idea perder peso antes de que comiencen las comilonas. Y, por supuesto, esto no es una excusa para que te puedas hinchar a comer. La mejor opción es seguir una alimentación adecuada durante todo el año. Aquí van unos trucos para que reduzcas las calorías realizando unos esfuerzos muy pequeños.

El hummus es tu amigo

Aunque las salsas a base de queso sean tan sabrosas y abunden tanto, en lugar de disfrutar de este tipo de aderezo, la nutricionista Marisa Moore sugiere que las sustituyas por hummus. Este producto agrada al público general y tiene menos calorías y grasa, recoge 'Eat This, Not That'.

Puré de coliflor

Seguimos con los sustitutos. En lugar de puré de patatas, que sea de coliflor. Según la nutricionista Nicole Anziani, este simple cambio reduce considerablemente la carga glucémica porque intercambia un vegetal con almidón por un vegetal sin almidón.

Sustituye la típica pasta por espaguetis de calabacín. De este modo eliminas los carbohidratos vacíos y añades vitaminas y fibra a tu dieta

El puré de coliflor, en general, también contiene más fibra y nutrientes que el de patatas. Y es que, aunque no la tengas muy presente en tu dieta, la coliflor es mucho mejor de lo que crees: así se cocina correctamente.

El pan lejos

No podemos negar que el pan es parte de nuestra alimentación básica. En todas las mesas españolas hay una barra para acompañar, empujar o mojar lo que haya en el plato. Pero en lugar de cargar de carbohidratos la comida, manténte alejado del cestillo y opta por verduras (combinadas con hummus o una salsa a base de yogur griego). Tu cintura te lo agradecerá.

Elige las batatas

Si te dan la opción, elige batatas en lugar de las típicas patatas. Aunque este último tubérculo ofrece algo de potasio y fibra, las batatas reinan en las consultas de los nutricionistas. Una batata grande contiene alrededor de cuatro gramos de proteína que aumenta la saciedad, el 25% de la fibra que llena el vientre del día y 11 veces la ingesta diaria recomendada de vitamina A. Además, Tiene menos de 200 calorías.

Controla lo que bebes

"Si sueles beber alcohol a menudo y eres más de copas o cerveza, pasarte al vino puede ser una buena alternativa para reducir las calorías líquidas", explica Moore a los pacientes que pasan por su clínica de nutrición.

En lugar de puré de patatas, que sea de coliflor. Este cambio reduce la carga glucémica al intercambiar un vegetal con almidón por otro sin él

Además de tener menos calorías que la mayoría de las bebidas alcohólicas, el vino tinto, en particular, contiene resveratrol, un antioxidante que se piensa que posee beneficios para la salud del corazón porque ayuda a prevenir el daño a los vasos sanguíneos y "reduce el colesterol malo", señala esta especialista.

Evita los turrones

A pesar de que los turrones y demás dulces son típicos de los días navideños en sí, los supermercados tienen desde hace varias semanas estos productos en las estanterías. "Cambia estos dulces u otros postres por uvas congeladas", señala Moore. "Son deliciosas y una fuente natural de antioxidantes y otros polifenoles", destaca. "Además, como están heladas, tardas más tiempo en comértelas", añade la nutricionista.

Espaguetis de calabacín

Los espaguetis hechos de calabacín se están poniendo muy de moda últimamente. Realmente no es pasta, pero físicamente se parecen. Sustituirlos por los tradicionales elimina los carbohidratos vacíos, y añade vitaminas y fibra que son más importantes. Si se preparan bien, pueden ser tan sabrosos como un buen plato de espagueti.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios