UNA ALIMENTACIÓN ADAPTADA A TI

Los trucos más útiles para adelgazar que te propone la dieta ALEA

Se puede estar a régimen disfrutando de la comida, con platos ricos, sencillos y tradicionales. Lo importante es seguir una serie de normas

Foto: Las verduras deben estar siempre presentes en nuestra dieta. (iStock)
Las verduras deben estar siempre presentes en nuestra dieta. (iStock)

Por lo general, asociamos hacer dieta con alimentos prohibidos y comidas sin sabor, también con sufrir ansiedad, restricciones e irritabilidad; pero todo esto es innecesario. Según los creadores de la dieta alea (acrónimo de Alimentación Ligera Equilibrada Adaptada a ti), se puede estar a régimen disfrutando de la comida, con platos ricos, sencillos y tradicionales.

En el libro La dieta alea (Zenith), médicos y nutricionistas explican los rudimientos de este método de adelgazamiento. Este es el extracto del libro en el que cuentan los trucos que podemos seguir para lograr perder peso.

No picotees entre horas

Si hay algo que hemos aprendido a lo largo de los años, es que el picoteo es una de las causas más importantes del sobrepeso y del fracaso de las dietas. ¿Qué es picotear? Es comer cualquier cosa que no esté en tu dieta, ya sea entre horas, al cocinar o durante las comidas.

Por muy insignificante que parezca, un trago de cerveza, cuatro o cinco frutos secos, una croqueta o un par de aceitunas aportan calorías y, sobre todo, crean desorden en tu dieta. Desorden que genera más desorden.

Así que ya sabes, si quieres conseguir tu objetivo en el tiempo adecuado, haz bien las cosas y sigue la máxima: «Si no está en la dieta, no lo como».

Vida social

Tranquilo, no tendrás que renunciar a tu vida social por estar a dieta: te enseñaremos a gestionar bien esas situaciones para que afecten mínimamente a tu adelgazamiento. Aprenderás a elegir, a compensar, a contenerte, etcétera.

Come y mastica despacio

Si no la tienes ya, es importante que cojas la costumbre de masticar y comer despacio.

Sabemos que es uno de los hábitos más difíciles de cambiar porque es algo inconsciente: cuando nos queremos dar cuenta ya casi hemos acabado el plato... Sin embargo es algo que te ayudará a corto y a largo plazo con tu peso, por eso lo consideramos algo fundamental.

Ten paciencia cada vez que te sientes para comer, cenar o similar. Tómate diez segundos y piensa: «voy a comer con calma y masticar despacio».

Mastica más veces y más despacio, saboreando la comida, disfrutando de cada ingrediente, de cada textura

Hará falta, generalmente, cierto tiempo hasta tener éxito completo en este sentido, pero pasados unos días o semanas lo harás bien sin querer, igual que antes comías rápido sin darte cuenta.

El tema no solo está en masticar despacio: coge menos cantidad de comida en el cubierto, haz el viaje más lento entre el plato y la boca, espacia el tiempo entre bocado y bocado, deja de vez en cuando el cubierto en el plato unos segundos, bebe agua entre medias... y, por supuesto, mastica más veces y más despacio, saboreando la comida, disfrutando de cada ingrediente, de cada textura.

Comer despacio te ayudará, mientras estás a dieta, a sentirte saciado cuando acabes de comer (o cenar o desayunar). Así no lo pasarás mal queriendo comer otra cosa. Fuera de casa, te ayudará a no pasarte con las cantidades. Y una vez que estés en tu peso, durante el mantenimiento, cuando ya no necesites pesar los alimentos, comer despacio será fundamental para no sobrepasarte con tus raciones.

Ya ves cómo algo tan sencillo nos puede ayudar tantísimo: te animamos a que trabajes en ello día a día, comida a comida.

Lo importante para que una dieta funcione es ser constante. (iStock)
Lo importante para que una dieta funcione es ser constante. (iStock)

Dudas frecuentes y trucos

¿Qué cantidad de agua tengo que beber estando a dieta?

Se recomiendan unos dos litros de agua al día, que equivalen a unos ocho vasos.

Si bebes un par de vasos en la comida y otro par de ellos en la cena, Ya tendrás la mitad del trabajo hecho. El resto del día trata de beber con regularidad, ten a mano una botellita y ve bebiendo poco a poco.

No te agobies si no lo consigues las primeras semanas: beber agua es bueno por muchas razones, pero no hace que adelgaces más ni menos.

¿Puedo tomar infusiones o café solo?

Efectivamente, puedes tomar tanto infusiones como café solo, pero sin azúcar. Si te gusta dulce, añade cualquier edulcorante acalórico, tipo sacarina, estevia o similar. Hay un montón de marcas distintas, y seguro que habrá alguna que te guste; ve probando.

A nosotros particularmente nos gusta mucho el edulcorante extraído de la planta estevia: deja un sabor muy natural y con cierto toque muy suave a regaliz (puedes encontrarlo en el supermercado, de diferentes marcas).

Tomar infusiones a lo largo del día incrementa la ingesta de agua, con lo cual alcanzaremos fácilmente esos dos litros de los que hablábamos antes.

Solo debes tener en cuenta un par de cosas:

-Evita el café si tienes problemas de estómago o de tensión arterial (en este último caso puedes tomarlo descafeinado).

-Evita el si sufres de estreñimiento (el té lo potencia aún más) o de tensión alta (ocurre igual que con el café).

¿Cuánta sal tengo que utilizar al cocinar?

Usa la sal con moderación y, si es posible, utiliza sal yodada (la encontrarás en el supermercado). Este tipo de sal ya es de uso obligatorio en algunos países europeos, no tiene ningún efecto adverso conocido y previene, por el contrario, la falta de yodo en nuestro organismo.

¿Se puede cocinar con tan poquito aceite?

Sí que es posible, sobre todo si usamos una sartén antiadherente. El aceite es un producto muy bueno y necesario, pero también una fuente impresionante de calorías. El aceite engorda mucho, por lo cual controlamos mucho el que tienes en tu dieta.

Además de las sartenes y cazuelas antiadherentes, un truco para que te quede bien el plato, sobre todo si tienes que rehogar verduras, es poner las verduras ya partidas en el microondas unos segundos. Quedarán más blanditas, y será más fácil rehogarlas luego con poco aceite.

Otro truco es rehogarlas poniendo una tapadera en la sartén, añadir unas gotas de agua en caso de que se sequen.

¿Puedo usar especias para dar más sabor a la receta?

Claro que sí, las especias apenas aportan calorías. Puedes usar las que más te gusten para dar más sabor a tus platos. También puedes añadir ajo, aunque no esté en la receta.

¿Puedo tomar refrescos light o zero?

Sí. Puedes tomar de forma libre, aunque sin abusar, cualquier bebida que no aporte calorías: agua, infusiones, café solo, refrescos light..., pero ojo, mira siempre el etiquetado nutricional para asegurarte de que realmente no aportan calorías. 

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios