DEPRESIÓN, IRA O CULPA

¿Ansiedad por la crisis climática? Los psicólogos te dan unos consejos

Desastres naturales devastadores, apocalípticas predicciones científicas y la falta de voluntad política para detener el cambio climático hacen que nos sintamos abrumados

Foto: El cambio climático nos afecta psicológicamente. Foto: EFE Archivo Maxim Shipenkov
El cambio climático nos afecta psicológicamente. Foto: EFE Archivo Maxim Shipenkov

La crisis climática nos está afectando. De eso no hay duda. Muchas personas están sufriendo una gama de respuestas psicológicas ante el terror de que el fin del planeta puede estar cerca.

Ansiedad, depresión, ira o culpa son algunos de los estados que manifiestan un cada vez mayor grupo de ciudadanos a nivel global, algo que los psicólogos consideran una respuesta totalmente racional y legítima al desorden en el que nos encontramos. Los desastres naturales, las apocalípticas predicciones científicas y la aparente falta de voluntad política para detener el cambio climático hacen que nos sintamos abrumados y que necesitemos calmar nuestra mente de alguna manera.

Por eso, con ayuda de Science Alert, te vamos a contar los principales consejos que los psicólogos recomiendan para conseguir calmar esa ansiedad que puedes estar sufriendo y que te afecta en tu día a día.

Cuídate

Hay que mantener un equilibrio sobre la información que buscamos o recibimos sobre el cambio climático, ya que podemos caer en un estado de búsqueda compulsiva de noticias o artículos sobre esta temática, algo que no nos favorece. Al mismo tiempo, tampoco es recomendable evitar la información por completo.

"Ser escuchado y escuchar preocupaciones similares de otros ayuda a legitimar nuestros sentimientos"

"Cada individuo necesita averiguar a cuánta información puede enfrentarse qué le permita ser consciente de la situación evitando encerrarse en uno mismo", señala la psicóloga del clima Wendy Greenspun. "La gente debe prestar atención a su estado emocional cuando ve o lee noticias sobre el clima. La autoconciencia podría ayudar a alguien a reconocer cuando necesita hablar sobre el tema o cuando tomar un descanso".

Al mismo tiempo, una guía de la Sociedad Psicológica Australiana destaca la importancia del autocuidado, como mantener rutinas regulares y dedicar tiempo para hacer ejercicio, meditar, relajarse y hacer actividades divertidas que te hagan sentir bien.

Busca a otras personas

Una de las maneras más efectivas de enfrentar sentimientos de impotencia es buscar a otras personas. "Conectarse con los demás para obtener apoyo y no sentirse solo puede ser una de las mejores maneras para manejar la angustia", aconseja Greenspun. "El apoyo social ayuda a hacer frente a cualquier tipo de estrés".

"Ser escuchado y escuchar preocupaciones similares de otros ayuda a legitimar nuestros sentimientos y puede movilizar energía para involucrarse con el problema y la acción", añade Carol Ride, psicóloga y fundadora de 'Psicología para un clima seguro'.

Lucha

Más de 171 psicólogos y psicoterapeutas suecos están de acuerdo en que luchar por el clima es una respuesta saludable y constructiva para los estudiantes que se sienten preocupados por la emergencia climática, algo al estilo de Greta Thunberg.

"Tomar medidas significativas puede combatir sentirse indefenso", explica Greenspun. "Las personas que se involucran con el activismo climático y se convierten en parte de una comunidad que trabaja junta se encuentran mejor que algunos científicos del clima que no discuten sus reacciones emocionales con sus colegas".

Concéntrate en lo que puedes hacer

Hay innumerables medidas que se pueden tomar para controlar el cambio climático, por eso no puedes agobiarte por no cumplir con todas o con una gran mayoría. "Intenta centrarte en las acciones y comportamientos que puedes controlar y no dedicar tanto tiempo a aquellas experiencias sobre las que no tienes control", afirma Greenspun.

"Todo lo que necesito que hagas es querer un futuro habitable", señala la activista Mary Annaise Heglar

La activista Mary Annaise Heglar lo dejó bastante claro: "No me importa lo "eco" que seas. Te quiero en el movimiento por la justicia climática. No me importa cuánto tiempo has estado involucrado en la conversación climática... Ni siquiera me importa si trabajas en una plataforma petrolífera. Todo lo que necesito que hagas es querer un futuro habitable".

Para hacer frente a la angustia climática es recomendable evitar juicios severos sobre lo que no podemos hacer. Tener compasión por nosotros mismos y por los demás es una forma clave de lidiar con los sentimientos de culpa y vergüenza.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios