Cinco alimentos prohibidos que debemos evitar a toda costa si queremos adelgazar
  1. Alma, Corazón, Vida
SABOTEAN CUALQUIER PROCESO DE ADELGAZAMIENTO

Cinco alimentos prohibidos que debemos evitar a toda costa si queremos adelgazar

Perder peso es posible, pero algunos productos son auténticas trampas, ya que desconocemos el efecto que provocan en el organismo

Foto: Las patatas fritas son uno de los grandes peligros alimentarios y se estima que nos engordan una media de medio kilo cada año (Foto: Pixabay)
Las patatas fritas son uno de los grandes peligros alimentarios y se estima que nos engordan una media de medio kilo cada año (Foto: Pixabay)

Cuando se trata de adelgazar, la teoría más o menos la tenemos clara: comer menos y hacer más ejercicio. Pero la realidad no siempre es tan sencilla: no solo se trata de ingerir menos alimentos y movernos más, sino que depende de muchos más factores. Lo que comemos y cuándo lo comemos será decisivo para el éxito o el fracaso de la misión.

Porque perder peso es una de las decisiones que, cada día, toman más personas en todo el mundo. Cada vez somos más conscientes de la importancia de comer sano y de cómo nos puede afectar en la vida tanto el sobrepeso como otros problemas derivados de un exceso de kilos: diabetes, enfermedades cardiovasculares, problemas respiratorios, cáncer, etc.

Eso hace que adelgazar no solo sea una buena medida desde el punto de vista del físico, sino también mental y, por supuesto, de la salud. Para lograr el objetivo debemos de seguir una dieta sana y saludable y evitar algunos alimentos trampa que no siempre sabemos distinguir. Estos son los cinco alimentos prohibidos que debemos evitar a toda costa si queremos adelgazar.

Alimentos que no debemos tomar para adelgazar

El arroz, la pasta o el pan no parecen grandes enemigos de nuestro organismo, pero cuando se trata de llevar a cabo un plan de adelgazamiento lo son. Los granos refinados carecen de fibra y nutrientes clave, por lo que siempre hay que decantarse por los productos integrales. De hecho, un estudio español relaciona la obesidad con el consumo regular de productos de granos refinados.

El azúcar añadido suele estar presente en muchos alimentos que comemos con la falsa sensación de estar consumiendo productos sanos

El azúcar añadido es una de las grandes trampas de la alimentación del siglo XXI. Esta sustancia se encuentra de forma natural en multitud de alimentos como la fruta, pero son muchos los productos que llevan azúcar añadido para convertirlos en más atractivos para los consumidores. Esos son los alimentos que debemos evitar.

Un estudio de la Universidad de Tennessee reveló que el aumento de la obesidad en adultos está relacionado con las dietas altas en azúcar que estas personas siguieron cuando eran niños. Se trata de calorías vacías que no solo generan más grasa, sino que también provocan que el corazón tenga que trabajar más para bombear sangre por culpa de la insulina.

Los smoothies, bajo esa fachada de saludables, pueden contener sorpresas (Foto: Pixabay)
Los smoothies, bajo esa fachada de saludables, pueden contener sorpresas (Foto: Pixabay)

Las patatas fritas son otro de los alimentos a evitar a toda costa. La patata, en sí misma, no solo no es un alimento a descartar sino que es necesario en nuestra alimentación. Sin embargo, cuando se fríen en aceite y se cargan de sal provocan, según un estudio de la Universidad de Harvard, que engordemos medio kilo cada año de media.

Cuidado con algunos productos

Los smoothies se han convertido de un tiempo a esta parte en productos habituales de nuestra cesta de la compra y sus colores verdes, naranjas o amarillos les hacen parecer muy sanos. Sin embargo, a no ser que los preparemos nosotros mismos, pueden contener calorías ocultas, normalmente en el zumo que se usa para la mezcla, y también azúcar. Además, son productos poco saciantes, por lo que puede provocar que la sensación de hambre no desaparezca a pesar de haberlos consumido recientemente.

El último grupo de alimentos malditos para quienes tratan de adelgazar es el de los alimentos procesados. Se trata de productos ya preparados para que las personas no tengan que perder el tiempo en cocinar, algo cada vez más demandado en la sociedad en la que vivimos. Pero a cambio de ahorrar tiempo, estamos perdiendo en salud.

El problema, según un reciente estudio publicado que recoge el National Post, radica en los "ingredientes que se encuentran predominantemente en la fabricación industrial de alimentos, como aceites hidrogenados, jarabe de maíz con alto contenido de fructosa, agentes aromatizantes y emulsionantes". Todos ellos son ingredientes a evitar y que pueden sabotear nuestro plan de adelgazamiento de manera definitivo.

Los granos integrales, las legumbres o los frutos secos pueden ser los sustitutos ideales para llevar una dieta sana y equilibrada

Estos cinco productos a evitar pueden ser sustituidos por otros alimentos infinitamente más sanos como las nueces y otros frutos secos, perfectos para comer entre horas, los granos integrales, ideales como sustitutivos de la pasta, la harina o el pan tradicional, o las legumbres, que aportan muchas proteínas en las comidas y, además, provocan un efecto saciante ideal para quienes buscan perder peso.

Trucos adelgazar Adelgazar Perder peso Adelgazamiento
El redactor recomienda