LLEGÓ A PESAR 167 KILOS

Le hicieron bullying en el colegio por su peso, pero logró adelgazar casi 100 kilos

Trabajar desde el punto de vista de la mentalidad fue tan importante como someterse a una operación para instalarse un bypass gástrico

Foto: El cambio de Kara Beck fue radical: ahora pesa 94 kilos menos que cuando dio a luz a su hijo (Foto: Instagram)
El cambio de Kara Beck fue radical: ahora pesa 94 kilos menos que cuando dio a luz a su hijo (Foto: Instagram)

Hay personas en el mundo que nunca han tenido que ponerse a dieta, que luchar por adelgazar, que pelear por perder los kilos que les sobraban, pero son las menos. Casi todos los demás, en mayor o menor medida, hemos tenido que someternos alguna vez a algún proceso de adelgazamiento para lograr la figura que siempre hemos querido lucir.

Pero también existe quien, desde muy pequeño, ha tenido sobrepeso, una situación que ha marcado su vida para siempre. Personas a quienes la obesidad les ha marcado, no solo física, sino también emocionalmente y que han tenido que sufrir en sus carnes la burla de los compañeros de colegio o el rechazo de la sociedad.

Kara Beck pertenece a este último grupo de personas. Hoy tiene 25 años y es una persona físicamente delgada, pero en su corta vida ha pasado por un montón de vicisitudes que le han marcado psicológicamente. Porque desde que acudió por primera vez a la guardería siendo una niña, Kara se dio cuenta de que era diferente: era mucho más grande que el resto de niños.

Adelgazar a cualquier costa

bullying los médicos le diagnosticaron pre-diabetes, pero era muy joven para entender qué era eso de la nutrición. Sabía que debería ingerir menos carbohidratos y más proteínas, pero su cuerpo no mejoró y en el colegio comenzaron a tomarla con ella según fue creciendo, tal y como ha explicado a Today: "Sufrí que me hizo mucho daño, sobre todo porque provocó una mala relación de mi cabeza tanto con el resto de mi cuerpo como con la comida".

Los problemas en el instituto solo fueron la sucesión de lo que le había ocurrido anteriormente en el colegio. Llegó a perder más de 30 kilos, pero a cambio, comenzó a autolesionarse. Sus padres la ayudaron a conseguir tratamiento médico para luchar contra la depresión y la ansiedad, incluidos los antidepresivos. Pero lo malo es que recuperó el peso: "Mis hábitos compulsivos comenzaron realmente en mis últimos años de adolescencia y fue por culpa del bullying".

Al menos no le impidió encontrar a su media naranja, Nathan, con quien se casó con solo 19 años. Como querían tener hijos comenzó a perder peso, pero la noticia del embarazo llegó cuando apenas había comenzado ese proceso. Entonces pesaba 150 kilos y, cuando dio a luz nueve meses después, en marzo de 2017, la báscula había alcanzado los 167 kilos de peso. Demasiado para una persona que apenas mide 1,62 metros de altura.

Con solo 1,62 metros de altura, llegó a pesar 167 kilos tras dar a luz a su hijo; hoy apenas alcanza los 73 kilos tras su proceso de adelgazamiento

El nacimiento de su hijo Samuel marcó un antes y un después: hasta entonces había trabajado en no pensar en su cuerpo. Pero "cuando estaba embarazada, visitaba al médico primero todos los meses y, después, cada semana y tenía que verlo y abordar lo que estaba sucediendo. Fue entonces cuando pensé ‘Oh, Dios mío, necesito ayuda’. Y la busqué".

Adelgazó 90 kilos

Fue uno de sus médicos quien le habló sobre la posibilidad de someterse a una operación para instalarse un bypass gástrico y a Kara le pareció la solución ideal. Comenzó a seguir a través de las redes sociales a otras personas que se habían sometido a ese procedimiento para tomarlos como referencia y en enero de 2018 pasó por el quirófano.

El impresionante antes y después de Kara  (Foto: Instagram)
El impresionante antes y después de Kara (Foto: Instagram)

Pero la solución no llegó de un día para otro: tuvo que acostumbrarse a que su cuerpo había cambiado y la adaptación no fue sencilla. Las raciones enormes que hasta ahora ingería de comida basura, productos procesados y alimentos llenos de azúcar ya no eran bienvenidas. Pero durante casi dos años trabajó para lograr su objetivo y en septiembre de 2019 su peso había descendido a 73 kilos: había adelgazado más de 90 kilos.

Kara comenzó a hacer ejercicio, pero al principio solo pudo moverse durante 15 minutos antes de quedarse sin fuerzas. Ahora va seis días a la semana al gimnasio y es una gran deportista. Ha logrado un aspecto físico envidiable, pero ha tenido que luchar contra la ansiedad y la depresión: "Estoy trabajando el aspecto mental y eso me ayudará a seguir avanzando. Si no lidias con la mentalidad y los hábitos que te llevaron allí, no verás resultados".

Después de perder casi 100 kilos, Kara decidió someterse a una nueva operación para eliminar la piel sobrante de su estómago. Ahora, está segura de que su viaje ha terminado y ha conseguido el objetivo que se propuso. Por eso, da pequeños consejos, trucos para adelgazar a las personas que quieran perder peso.

  • Es importante dar pequeños pasos para lograr el objetivo final.
  • Hay que pedir ayuda: “Las personas que no pasan por este tipo de cirugía no saben a lo que te enfrentas”.
  • Sé consciente de lo que haces y analiza tus pensamientos y sentimientos: "¿De verdad tengo hambre? Pregúntate por qué haces lo que haces".
Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios