NO ES BROMA

Por qué nunca deberías lavar tu taza de café

Aunque no lo creas, tu aliada en las mañanas más somnolientas es también un peligro para la salud. Diversos investigadores han dado fe del alto número de gérmenes que contienen

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Es tu fiel compañera en horario laboral y nunca te abandona. Te mantiene despierto y ágil en los peores momentos y sabes que no podrías ser funcional sin ella. Es una pena, pero los que están acostumbrados lo saben: la taza del café es el punto sobre la "i" en los días laborales, los lunes sobre todo. Te ayuda a desesperazarte y dejar atrás la pereza. La cafeína siempre está en el punto de mira de dietistas y cardiólogos y, como sucede con otro tipo de sustancias o productos, hay gente a la que le sienta muy mal o muy bien. Tal vez el problema está ahí: o tomas muy poco, nada o demasiado.

Eso sí; habría que entrar a considerar si lavar tantas veces una misma taza es sano para la salud. Y más en el entorno de una oficina, donde el estropajo que usas es el mismo que utilizan decenas de personas más. La revista 'Mashed' ha reunido algunos estudios y las voces de distintos expertos para salir de dudas. Probablemente lo más lógico es que sí, siempre hay que lavarla para mantenerla limpia y fuera de gérmenes o agentes infecciosos.

Las bacterias más tóxicas proceden de las esponjas de fregar que todos usan. En realidad, solo están esparciendo gérmenes

Jeffrey Starke, profesor de pediatría del Baylor College of Medicine y experto en todo lo relacionado a infecciones, cree que no tendría por qué pasar nada si la dejas sin lavar. "Si estás en un entorno público o en una oficina y la colocas en tu espacio personal, habrá gérmenes en ella, pero muchos de ellos son inofensivos, por lo que no podrás enfermar", asegura a 'The Cut'.

Pero esta no es la opinión de Charles Gerba, profesor de microbiología ambiental de la Universidad de Arizona. A través de un estudio publicado en 'Diary, Food and Environmental Sanitation', defiende que el 90% de las tazas de café en una oficina están contaminadas por bacterias. Y de ese porcentaje un 20% tienen como fuente de contaminación... ¡ejem!... los retretes. Otro estudio realizado por Scott Kelly, profesor de biología en la Universidad de California, halló que el género mayoritario en el ambiente laboral también marca la diferencia: aquellos espacios en los que hay más hombres está más plagado de agentes infecciosos que los dominados por mujeres.

Gerba facilitó a 'Men's Health' una serie de consejos para quienes no quieran tomar su taza de café sucia o contaminada. Por ejemplo, el más básico y lógico: será mejor que te la lleves casa para darle una buena limpieza. Aunque haya un fregadero disponible en tu centro de trabajo, mejor no lo uses. El estudio investigó de donde provenían la mayor parte de los gérmenes, sobre todo en teclados, ordenadores, botones de máquinas expendedoras, puertas de microondas y pomos de frigoríficos.

La esponja de limpiar es otro problema grave. "Las bacterias más dañinas proceden de las esponjas de fregar que todos usan pensando que están limpiando su taza. En realidad, solo están esparciendo los gérmenes, y estos gérmenes pueden llegar a vivir hasta tres días. ¡Ni si quiera un fin de semana largo podrá acabar con esas cosas!", afirmó el profesor en la revista masculina.

Hay una leyenda urbana que dice que para matar a estos seres microscópicos puedes meter la esponja dentro de un microondas. Parece muy loco, pero es real. Un grupo de microbiólogos alemanes hizo la prueba y publicó los resultados en la revista 'Nature'. Así, lo único que conseguirá este truco para optimizar la higiene del logar y las oficinas es que el microondas solo se deshace de aproximadamente el 60% de las bacterias.

Vale, llegados a este punto seguramente te estés haciendo a la idea de lavar todos los días tu taza de oficina en casa o bien no lavarla nunca. En ese caso, tampoco estás libre de peligros, sobre todo si te gusta agregarle azúcar o algún tipo de aditivo para hacer el café más dulce. Starke agrega en 'Bustle' que la glucosa ayuda a que se formen muchos más residuos una vez se haya consumido la bebida. Después de todos estos consejos, ya lo único que queda es decidir por ti mismo. También puedes tener varias tazas de café que llevarte a la oficina y así no tener que lavar la misma todos los días.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios