tú puedes

El número de kilos que puedes perder en una semana

Adelgazar es una tarea que debe hacerse poco a poco y con cabeza. Una duda recurrente es de cuánto peso podemos desprendernos conforme pasan los días. He aquí la respuesta

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

¿Cuándo empezó nuestra obsesión por adelgazar? Podemos culpar a los anuncios de la tele, los pases de modelos o la sociedad que pretende crear individuos perfectos con cánones irreales, pero perder peso lleva siendo la máxima del ser humano desde hace mucho tiempo. Recuérdese, si no, esa tremenda dieta de la solitaria, a principios del siglo XX (que aseguraban las malas lenguas que seguía María Callas), en la que "había de ingerirse una lombriz que te ayudaría a perder peso". O la dieta de Lord Byron, a base de beber vinagre, lo que incluía vómitos y diarrea.

Por suerte hemos avanzado un poco y entendemos que no se debe perder peso a cualquier precio, sino que debe hacerse con cabeza. Bajar, por ejemplo, cinco kilos a la semana parece una barbaridad, desde luego no es saludable y para algunas personas puede ser incluso imposible. Es normal, no obstante, que cuando empezamos una dieta nos preguntemos cuánto podemos reducir por semana. ¿Existe un límite? Pues sí, eso es por lo menos lo que dice el doctor Konstantinos Spaniolas, director asociado del Centro de Pérdida de Peso de la Universidad de Stony Brook, informa 'Prevention'. Hay muchas desventajas de perder peso rápidamente, como las deficiencias nutricionales, la piel suelta y los cálculos biliares.

Tu punto de partida

Cuanto más peso debas bajar, mayor será el porcentaje de pérdida proveniente de la grasa. Digamos que empiezas con 100 kilos un objetivo de reducción de grasa del uno por ciento por semana, eso significa que perderás un kilo por semana. Pero si solo buscas bajar 4 kilos probablemente te resulte más difícil retener la masa muscular.

El entrenamiento

Es fundamental. Ya nos ha escuchado decirlo: el entrenamiento de resistencia es clave para mantener los músculos mientras quemas la grasa. En un estudio de la Universidad de Columbia, los participantes redujeron calorías y fueron asignados a trabajo de fuerza o cardio tres veces a la semana.

Hay muchas desventajas de perder peso rápidamente, como las deficiencias nutricionales, la piel suelta y los cálculos biliares

Después de ocho semanas, todos perdieron más del 9% de su peso corporal. Pero en el grupo aeróbico, el 20% provino del tejido magro (principalmente músculo), mientras que el grupo de resistencia limitó la pérdida de tejido magro al 8%.

Las proteinas son esenciales

Este nutriente proporciona aminoácidos esenciales que tu cuerpo usa para hacer músculo. Escatima y perderás. Spaniolas recomienda comer alrededor de 1 gramo de proteína por cada kilo que pesas para retener el músculo, así que ya sabes.

Cacahuetes, leche, gambas, salmón, pechuga de pollo, pechuga de pavo... no escatimes en ninguno de ellos.

¿Cuánto duermes?

Eso lo hemos dicho por activa y por pasiva. No dormir lo suficiente produce grelina, la conocida como hormona del hambre. En un estudio publicado el año pasado en 'Annals of Internal Medicine', los voluntarios con una dieta reducida en calorías dormían cinco u ocho horas por noche. En dos semanas, ambos grupos perdieron unos 2 kilos aproximadamente, pero los que dormían más perdieron el doble de la grasa.

Estimar correctamente cuántas calorías necesita tu cuerpo es complicado, por ello es buena idea que utilices una tabla o la calculadora del Instituto Nacional de Salud. Has de tener una cosa en cuenta, cuanto más pequeño seas, menos quemarás. "No todos los planes se adaptan a todos los pacientes", dice Spaniolas. Puedes omitir alrededor de 500 calorías por día para perder peso, pero para empezar no deberías bajar mucho, hazlo con cabeza y consultando a un médico o endocrino.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios