presta atención

6 signos de cáncer que los hombres no deberían ignorar

Existen algunas señales de esta enfermedad que pueden confundirse con otras afecciones. No retrases la visita a tu médico y asegúrate de que no tienes nada grave

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

270.000 nuevos casos de cáncer se han diagnosticado en España en 2018, según un informe sobre la evolución de esta enfermedad en el mundo que presentó el pasado septiembre la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer. Las muertes en nuestro país causadas por los 36 tipos de esta dolencia sobre los que se han reunido estadísticas estarán en torno a las 113.000, de las que casi 69.000 corresponderán a hombres y unas 44.000 a mujeres.

Lamentablemente, no hay una manera mágica de evitarlo. Pero con las indicaciones correctas podemos reducir las posibilidades de desarrollarlo. Hay algunos signos que pueden imitar los síntomas de otras enfermedades o afecciones y muchos hombres retrasan las citas médicas, por lo que es fácil ignorarlos. Es importante conocer tu cuerpo y consultar a un especialista acerca de estos dolores inusuales u otros cambios.

Dificultad para orinar

Si constantemente te es difícil orinar, expulsas sangre al hacerlo o al eyacular o si experimentas una disfunción eréctil inexplicable, consulte a tu médico. Estos podrían ser síntomas de cáncer de próstata. "Desafortunadamente, no hay señales hasta las etapas más gresivas", asegura Moshe Shike, gastroenterólogo del Centro de Cáncer Memorial Sloan Kettering en la ciudad de Nueva York. "Con frecuencia veo a pacientes que los ignoran hasta seis meses antes de buscar ayuda, pero cuanto antes lo hagas, mejor", añade.

Existen muchos síntomas que parecen otras enfermedades y en realidad son señales de algo más grave: cáncer

Si notas el problema opuesto y tienes que ir al baño muchas veces al día o tienes dolores lumabres e incluso rigidez, también podrían ser síntomas. El cáncer de próstata es el segundo más frecuente entre los hombres, con aproximadamente 899.000 nuevos casos al año en el mundo, según la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC). La buena noticia es que, en lo que respecta a al resto de cánceres, su mortalidad es baja: más del 98% de los varones que son tratados sobreviven durante cinco años o más. Pero el porcentaje disminuye cuando hablamos de casos avanzados.

Cambios testiculares

Así como las mujeres deben estar familiarizadas con la apariencia y el tacto de sus pechos, los varones deben prestar atención a sus testículos. Si notas cambios en el tamaño (en uno o ambos), si los sienten hinchados o muy pesados, o si notas un bulto, esto podría signifcar "que tienes un problema más grave", explica Maurie Markman, oncólogo de los Centros de Tratamiento del Cáncer de América.

El cáncer testicular se presenta con una prevalencia del 0,5 al 1,5% de los tumores del sexo masculino, con aproximadamente 49.000 nuevos casos al año en todo el mundo y el número de pacientes con nuevo diagnóstico se ha incrementado en los últimos 50 años. En España, el último informe epidemiológico de Globocan 2012 reporta cerca de 823 casos nuevos, diagnosticados por año, lo cual representa cerca del 0,6%. Además, es un tumor que afecta a los jóvenes. Cerca del 50% de los casos se diagnostican entre los 20 y 35 años.

Mira tu piel

Cada año se diagnostican en España en torno a 74.000 casos de cáncer cutáneo no melanoma y unos 4.000 casos de melanoma, según los datos de la Asociación Española de Dermatología y Venerología (AEDV). La Organización Mundial de la Salud asegura que es el más frecuente del mundo y en el que la incidencia aumenta más rápido.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Los hombres mayores de 50 años tienen aproximadamente el doble de probabilidades que ellas de desarrollarlo y morir al sufrirlo y los más jóvenes representan el 40% de los casos. Un estudio realizado por el Consejo Asesor Nacional para la Protección del Sol reveló que ellos pasan más tiempo al sol que las féminas y tienen menos probabilidades de usar protector solar.

Donde más suelen desarrollarlo es en las orejas y el cuero cabelludo. Además, tradicionalmente ellos visitan al médico con menos frecuencia, por lo que es posible que sus cánceres no se detecten tan pronto. Es fácil pasar por alto los primeros signos de advertencia, explica Rich Wender, director de control de cáncer de la American Cancer Society. "Muchas personas piensan que las pecas, los lunares o alguna mancha más oscura son solo por la edad", añade. Revisa bien tu piel y observa si aparece un lunar nuevo o oscure uno que ya tuvieras.

Cuidado con la boca y la garganta

Una úlcera o llaga en la boca que sane probablemente no sea motivo de preocupación, ni tampoco un dolor de muelas que desaparece después de una visita al dentista. Pero si observas que no se curan, tienes manchas blancas o rojas en las encías o la lengua o cualquier hinchazón o entumecimiento de la mandíbula, podría ser un signo de algunos cánceres de la boca. Markman afirma que los hombres que fuman tienen un mayor riesgo de desarrollarlo.

No lo dejes pasar si notas cualquier señal extraña en tu cuerpo. Más vale prevenir que curar

Estar afónicos, toser y carraspear son síntomas habituales de los catarros y, por tanto, no solemos darles demasiada importancia, pero si estos problemas persisten durante más de dos o tres semanas (un tiempo más que suficiente para curar un resfriado o gripe) es mejor ir al médico. "La afonía persistente puede ser indicativa de un cáncer primerizo y curable de cabeza o cuello, como aquellos que afectan a las cuerdas vocales", explica el oncólogo David Bloomfield.

Sudores o infecciones frecuentes

Si por lo general estás sano pero sueles enfermar muy a menudo o tienes fiebre con demasiada frecuencia, podría ser una señal temprana de leucemia. Este cáncer sanguíneo provoca que el cuerpo produzca glóbulos blancos anormales, lo que debilita las capacidades del organismo de luchar contra las infecciones del cuerpo. Estáte atento a los síntomas parecidos a la gripe que no desaparecen.

El estómago, muy importante

A pesar de que el cáncer de estómago es una de las enfermedades más dolorosas del mundo, es difícil identificarla: en la mayoría de casos, este daño no se encuentra entre los primeros signos de advertencia de la dolencia. Por ejemplo, cuando el ácido de este órgano regresa hacia el esófago se produce esa molestia dolorosa comúnmente conocida como acidez o reflujo. No es raro padecerlo después de una comilona, una noche de juerga o una cena con mucho picante, pero la acidez continuada puede ser signo de problemas más graves.

La frecuencia en España se sitúa en la media, con una tasa anual de 24 casos por cada 100.000 habitantes. Se trata de un tumor maligno que se produce debido al crecimiento incontrolado de las células del estómago. El riesgo de desarrollar este tipo de cáncer, también llamado gástrico, es mayor entre los varones, aumenta a partir de los 50 años y es máximo a partir de los 70.

Si adelgazas sin explicación, pierdes el apetito, tienes distensión abdominal, sufres diarreas o estreñimiento o tienes sangre en el vómito y en las heces, puedes ir pidiendo cita a tu médico. Es posible que lo sufras, y ya sabes que es preferible prevenir.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios