en el caso de las mujeres

Por qué aprietas o rechinas los dientes mientras duermes

Las causas de esta actividad anormal de los músculos de la masticación están relacionadas con el estrés, y dejan importantes secuelas

Foto:

El bruxismo es un término médico que indica la acción de apretar y rechinar involuntariamente los dientes, generalmente durante el sueño. Las causas de esta actividad anormal de los músculos de la masticación, están relacionadas con el manejo del estrés, una alteración más frecuente en mujeres jóvenes, ya que disponen de una articulación "más laxa".

Esta tendencia se está disparando en los últimos años. Y aunque pueda parecer una irritación menor, en realidad es capaz de causar muchísimo daño.

La mandíbula es el hueso más fuerte del cuerpo. La masticación normal pone entre 9 y 31 kilos de presión sobre los dientes, pero el rechinar o apretar puede ejercer una fuerza equivalente a 136 kilos. Esta presión es suficiente para romper una cáscara de nuez, y los dientes pueden hacerlo durante 40 minutos por hora.

El bruxismo es un término médico que indica la acción de apretar y rechinar involuntariamente los dientes, generalmente durante el sueño

No es de extrañar que el bruxismo pueda hacer mella en los dientes, desgastarlos y hacer que se quiebren, rompan o se vuelvan más sensibles.

Tampoco es raro que aparezcan problemas en el cuello, hombros y espalda a medida que los músculos de la mandíbula se tensan tanto que hacen que el dolor se extienda a otras partes del cuerpo. La molienda de los dientes puede incluso estar detrás de síntomas tan variados como el vértigo y la pérdida de la audición, lo que desencadenaría la inflamación en los músculos del oído interno.

Lara King
Lara King

Lara King sufre de bruxismo, y ha querido contar su historia personal en 'The Daily Mail'. Lara comenzó con dolores bucales, que después se convirtieron en dolores en el cuello y rigidez en los hombros. "Luego vinieron las migrañas. Vi a un fisioterapeuta, hice yoga y ajusté mi escritorio y mi postura. Pero nada detuvo el dolor".

"Fue durante una de mis muchas sesiones de fisioterapia cuando pensé... ¿y si tengo bruxismo?". Su novio, que dormía con ella, le dijo alguna vez que crujía los dientes mientras dormía. "¿Pero podría ese simple hábito realmente convertir mi vida en un dolor de cabeza?", se preguntó la joven. Pues parece que así era.

Te hace parecer mayor

También puede arruinar tu apariencia. "Si alguien muele mucho, a veces, puede verlo en su cara, porque los músculos aumentan de tamaño debido al exceso de trabajo", dice la doctora Uchenna Okoye, dentista estética y directora de London Smiling Dental Group. "Es como construir tus bíceps con pesas. Terminas con más masa muscular en la cara y la mandíbula".

El resultado puede ser una cara cuadrada, mejillas abultadas de hámster o "mandíbula de linterna" (una mandíbula larga y delgada con una barbilla prominente).

Un estudio de 'British Medical Journal' también descubrió que la pérdida de la altura facial debido al desgaste de los dientes puede hacer que alguien parezca hasta 20 años mayor.

Entonces, ¿qué causa el bruxismo? Los expertos están de acuerdo: el estrés.

La doctora Shivani Patel, de Elleven Dental en Londres, asegura que hay un fuerte elemento genético, pero que el estrés suele ser el desencadenante. En su consulta, Patel ha visto como los casos de bruxismo se han disparado en un 30% en cinco años a medida que nuestras vidas se vuelven cada vez más estresantes. "Cuando algunas personas están estresadas, tienen erupciones o molestias estomacales. Otros rechinan los dientes". Ojo. Si crees que un vaso de vino antes de ir a la cama te relajará, piénsalo de nuevo. El alcohol no solo reduce el sueño profundo, sino que facilita la molienda.

Importantes secuelas

Lara cuenta que después de caer en la cuenta de que padecía bruxismo, ha sufrido importantes secuelas: una fisura en un diente, una mandíbula chasqueante y ataques de rigidez en el cuello, dolores de cabeza y dolor en la mandíbula.

"Y aunque los expertos dicen que es probable que el estrés haya desencadenado mi molienda en primer lugar, también advierten de que una vez que comienza puede volverse habitual. Cuando visito a la doctora Patel, me dice que queda una línea de dentina (tejido duro, denso y huesudo) visible en los bordes de los dientes superiores e inferiores, lo que demuestra que he desgastado el esmalte".

El esmalte no se puede reemplazar, y perderlo aumenta el riesgo de caries e infecciones. "Cuido muy bien mis dientes y me enorgullezco de no tener empastes, por eso me irrita que algo que estoy haciendo duermo es lo que les perjudique".

¿Cómo saber si tienes bruxismo?

El profesor Eder indica que lo mejor es que le pidas a tu dentista que busque señales reveladoras en tu dentadura: "Normalmente verás una línea horizontal blanca dentro de las mejillas, justo al lado de donde se juntan los dientes". También puedes ver hendiduras a cada lado de la lengua. Eventualmente, los dientes gastados pueden volverse más sensibles, afilarse en los bordes, astillarse y acortarse.

En última instancia, la pregunta sigue siendo: ¿cómo detenemos algo que estamos haciendo mientras dormimos? El especialista en cirugía oral y maxilofacial, el doctor Jorge Calvo de Mora, indica que esta parafunción, que se produce de forma inconsciente y suele darse de noche, tiene un origen "multifactorial" y que "no tiene cura".

No se puede luchar contra el hecho de que alguien apriete los dientes, pero sí se pueden evitar las consecuencias con la denominada férula oclusal

"No se puede luchar contra el hecho de que alguien apriete los dientes, voluntaria o involuntariamente, pero sí se pueden evitar las consecuencias perniciosas de este hábito a través de la denominada férula oclusal", añade.

Se trata de un aparato de descarga que se fabrica con distinto grosor según la persona, funciona colocándolo dentro de la boca para que el paciente, al "rechinar los dientes", descargue la fuerza sobre este instrumento y así evite "el desgaste provocado por la presión de diente contra diente, así como el consiguiente dolor en la articulación".

"La férula disminuye la sintomatología. Su papel, más que un auténtico tratamiento de la causa, soluciona las repercusiones que esa parafunción tiene", ha matizado. No obstante y como métodos de prevención, ha apostado por no comer chicle "permanentemente", evitar masticar cosas duras y abrir mucho la boca, entre otros.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios