Más allá del azúcar

8 comidas que son peores para tus dientes que los dulces o los refrescos

Si te preocupa especialmente la salud de tu boca, atento a estos alimentos que pueden perjudicarla si forman parte de tu dieta

Foto: Pomelos y hielos. Parecen sanos, pero no para todas las partes de tu cuerpo. (iStock)
Pomelos y hielos. Parecen sanos, pero no para todas las partes de tu cuerpo. (iStock)

"Si comes muchos dulces se te caerán los dientes". Mucha razón tenían nuestros padres cuando nos daban la tabarra con esta frase. Lo que seguramente no sabían es que la causa final del deterioro de nuestras "perlas" bucales no era exactamente el azúcar.

La destrucción de los tejidos dentales es consecuencia de la desmineralización, provocada a su vez por los ácidos que genera la placa bacteriana. Los microorganismos transforman los restos de las comidas dejando como residuo el susodicho ácido que daña la estructura.

Los carbohidratos refinados de los crackers hacen que estos productos sean particularmente cariogénicos

Este motivo explica por qué además de las golosinas, el azúcar o los postres existen otros enemigos a los que tenemos que estar muy atentos para preservar el buen estado de nuestro esmalte. A continuación te presentamos varios productos en los que seguramente no habías reparado y que son especialmente perjudiciales de cara a tu salud bucodental.

Crackers

Si bien la mayoría de estos snacks no contienen cantidades alarmantes de azúcares y ácidos, los carbohidratos refinados con los que se elaboran entrañan importantes riesgos.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

"Los crackers son peores que los dulces porque poseen almidón fermentado y altamente procesado. Casi nadie sabe que se fabrican con ingredientes que aumentan el índice glucémico y que convierten al producto en particularmente cariogénico", explica el doctor Mark Burhenne, estomatólogo fundador de la página askthedentist.com, a 'Business Insider'.

Fruta desecada

A pesar de que se suelen vender en los mismos establecimientos, las propiedades nutricionales de los frutos secos y la fruta deshidratada son muy distintas. Los primeros son ricos en minerales como el potasio, el magnesio, el fósforo o el calcio, además de las vitaminas y la fibra. La fruta desecada, sin embargo, tiene como ingrediente fundamental los hidratos de carbono, sobre todo los azúcares.

Al chuparse, las pastillas para la garganta permanecen más tiempo en la boca, exponiendo los dientes a sus azúcares y a sus ácidos

Al eliminarse el agua, la sustancia se encuentra particularmente concentrada. La fruta desecada se convierte así en todo un caramelo empalagoso que se adhiere al diente con una fuerza comparable a la de un tofee.

Hielo

Ni azúcar ni ácido ni aditivos. Si el hielo está hecho solo con agua, ¿qué riesgo puede entrañar? Como gesto nervioso, a muchas personas les da por masticar los cubitos que han quedado de la bebida. Un mal hábito que ante la dureza del água en estado sólido, puede conducir a daños inesperados.

Foto: iStock.
Foto: iStock.


Pomelo

Por sus cualidades diuréticas y depurativas, el pomelo se ha convertido en un alimento estrella en muchas dietas de adelgazamiento, pues posee además menos calorías que otros cítricos como la naranja, la mandarina o el limón.

Fuera de las consecuencias estéticas, el peligro del café está sobre todo en el ácido tánico que contiene de forma natural


El principal peligro con el pomelo reside, sin embargo, en su alto grado de acidez, capaz de disolver, literalmente, nuestro esmalte.

Pastillas para la garganta

Algunos de estos productos poseen tanta azúcar como las chuches. La forma de consumirlas entraña, para más inri, perjuicios añadidos.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Al chuparse, las pastillas para aliviar los problemas de garganta permanecen durante mucho tiempo en la boca, exponiendo los dientes a los azúcares y a los ácidos de una forma más directa en comparación, por ejemplo, con un trozo de tarta que solo se mastica y se ingiere.

Galletas de aperitivo

Existe otro motivo para desaconsejar el consumo de este producto en los niños, además de por su alto contenido en sal.

En las bebidas light, se elimina el azúcar, pero se aumentan las cantidades de dos compuestos dañinos como el ácido fosfórico y el ácido cítrico

Fabricadas con productos similares a los crackers, las galletitas saladas y pececitos se pegan con facilidad a las cavidades. Sus restos son así, difíciles de eliminar durante la limpieza, beneficiando las condiciones para que las bacterias florezcan.

Café

A la mayoría le preocupan especialmente las repercusiones estéticas que el café suele tener sobre nuestra sonrisa. El peligro principal de esta bebida hay que buscarlo, por el contrario, en el ácido tánico que contiene de forma natural. Compuesto a su vez por glucosa y ácidos fenólicos, los consumidores habituales de café tienen que tener especial cuidado en su higiene dental.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Bebidas light

Si el azúcar es un problema para los dientes, los refrescos light que lo eliminan de su lista de ingredientes deberían dejar de ser una preocupación, ¿no? Se trata de una suposición equivocada. Al eliminarse la blanca sustancia, se aumentan las cantidades de dos compuestos particularmente dañinos, el ácido fosfórico y el ácido cítrico, que tienen como fin la preservación del sabor.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios