'Cosagach': el secreto de la felicidad de Escocia. Es el nuevo 'hygge'
  1. Alma, Corazón, Vida
ellos sí que saben

'Cosagach': el secreto de la felicidad de Escocia. Es el nuevo 'hygge'

El gobierno escocés reivindica este estilo de vida como el método perfecto para alcanzar el bienestar en invierno y alienta a los pubs y hoteles a adaptar su negocio en torno a él

placeholder Foto: Apetece una taza bien caliente frente al fuego. (iStock)
Apetece una taza bien caliente frente al fuego. (iStock)

Cuando se acerca el invierno y empiezan a bajar las temperaturas, solemos fijar nuestra atención en el norte de Europa: ¿cómo consiguen ellos resistir en estas fechas? A no ser que seas de Burgos, Lleida o Teruel, el español medio ni está acostumbrado ni sabe muy bien cómo adaptar sus rutinas a las inclemencias de los meses más fríos. Esta falta de hábito explicaría por qué en estos últimos años hemos sido testigos del auge de ciertas fórmulas o estilos de vida que vienen desde los países más gélidos del continente.

Foto: Nyhavn, Copenhague. (iStock)

Primero llegó el 'hygge', la celebración de los placeres sencillos a la manera danesa. Luego, el 'lagom', la filosofía de vida sueca que evita el exceso y la limitación y busca siempre la cantidad justa. Y ahora, dejamos la región escandinava para recalar en Escocia, donde se reivindica el 'cosagach' no solo como la mejor forma de pasar el invierno, sino como el método perfecto para alcanzar el bienestar personal. La palabra, procedente del gaélico, describe un estado del cuerpo y la mente entre la comodidad, el calor del abrigo y lo acogedor.

Tal es la fiebre por estos estilos de vida alternativos que hasta el gobierno escocés ha proclamado a los cuatro vientos los beneficios del método

Si el 'hygge' fue un éxito entre los españoles, lo fue todavía más en la isla británica. En Inglaterra las estanterías de las librerías se llenaron de 'secretos nórdicos para la vida' durante el año 2016-17 y prácticamente todos los medios de comunicación analizaron la tendencia. Es por ello que la oportunidad era demasiado grande para dejarla escapar y, como resultado, a las puertas de la nueva temporada de invierno, ya tenemos aquí su homólogo escocés, el 'cosagach'.

¿Lo que necesita el turismo?

Tanta es la fiebre por estos estilos de vida alternativos que hasta el organismo oficial de turismo escocés se ha subido al tren y ha proclamado a los cuatro vientos los beneficios de cobijarse con una taza caliente en un día lluvioso. El informe anual de VisitScotland ha catalogado a la fórmula como una de las tendencias a seguir en 2018 e incluso ha alentado a los negocios del país (como restaurantes, bares, pubs y hoteles) que creen espacios y ambientes donde los turistas puedan, por ejemplo, relajarse al calor de una buena chimenea.

placeholder Una palabra: confort. (iStock)
Una palabra: confort. (iStock)

De esta manera, se intentará revertir el principal problema del turismo en Escocia, que no es precisamente la falta de visitantes, sino el hacinamiento de estos en zonas concretas como el centro de Edimburgo, las islas Orcadas o Skye. Esta sensación agradable y acogedora, aseguran desde VisitScotland, conseguirá atraer a los turistas más allá de estos puntos concurridos, también en invierno, consiguiendo así lidiar con la masificación. “El 'cosagach' es la solución a los problemas de capacidad y conseguirá equilibrar el interés turístico con el resto de destinos”, sostiene el informe.

No permitamos que el 'cosagach' siga los pasos del 'hygge' y acabe comercializado. No necesitas comprar nada para sentirte cómodo

¿Y cómo saben que puede tener éxito? El organismo se basa en las encuestas de satisfacción realizadas a los turistas: “En 2015, más de cuatro millones de turistas mencionaron el relax como su actividad preferida durante su visita al norte de Gran Bretaña”. Aunque asegura que el 'cosagach' se puede seguir en todas las estaciones, matiza que en invierno alcanza su máximo esplendor. “Con paisajes marinos, amplios espacios abiertos y muchos pubs acogedores, Escocia es el lugar perfecto para alcanzar el bienestar”.

placeholder En temporada alta no caben más turistas en Edimburgo. (iStock)
En temporada alta no caben más turistas en Edimburgo. (iStock)

Y añade: “No es ningún secreto que Escocia puede tener a veces un clima duro y despiadado. Pero durante el invierno, cuando las tormentas se recrudecen y las olas chocan contras las rocas, no hay nada más satisfactorio de que estar acurrucado frente al fuego, con el luego y el ponche caliente a mano, escuchando el tiempo desde el otro lado de la ventana”.

No hace falta irse a las Highlands

“En el mundo cambiante de hoy, estar al día es fundamental. El turismo es cada vez más sensible a las tendencias de consumo”, reconoce Chris Greenwood, de VisitScotland. No obstante, el método escocés es mucho más que una mera campaña de 'marketing' para atraer turistas, puesto que ya están surgiendo nuevos métodos para adaptar tu vida a él.

“No permitamos que el 'cosagach' siga los pasos del 'hygge' y acabe comercializado por completo. No necesitas comprar nada para sentirte cómodo durante el invierno. Basta con un buen jersey, un vino caliente, unos calcetines gruesos y saber relajarse. La única buena noticia es que quizá tengas todas estas cosas porque las compraste el año pasado durante la fiebre por la fórmula danesa”, señala Ellen Scott en su columna para 'Metro'.

  • Para una verdadera experiencia 'cosagach' intenta combinar actividades al aire libre con las de interior. Un buen plan, por ejemplo, a dar un paseo por el bosque seguido de una buena comida caliente, al estilo del norte de Europa, en el restaurante de algún pueblo.
placeholder Un paseo invernal. (iStock)
Un paseo invernal. (iStock)
  • Una vez en casa, resguardado del frío, prueba a leer un libro en un ambiente acogedor creado especialmente a tu gusto. Puede ser tu hogar o una casa rural, como prefieras. Eso sí, no hace falta irse a las Highlands, basta con la sierra madrileña, los Pirineos o las Alpujarras granadinas.
  • El concepto más importante es el de la comodidad, es decir, sofá, manta y una buena chimenea. Nunca hay ni habrá demasiadas mantas. En este sentido, las bebidas calientes son esenciales: vino, té o chocolate. También puedes probar a cocinar algo de la gastronomía escocesa (sopas, haggis o stovies) y acompañarlo con un buen whisky.
  • Ante todo, tómate tu tiempo, relájate y procura liberarte de tus preocupaciones.
Estilo de vida Escocia Social Turismo Felicidad Tendencias Frío Mindfulness
El redactor recomienda