EL SUEÑO NÓRDICO

Por qué viven tan bien en Dinamarca: 'hygge', el secreto que les hace felices

La escritora Charlotte Abrahams explica cuál es la piedra filosofal por la que los daneses disfrutan más de la vida que en otros países… y no es solo por la capacidad económica

Foto: Quizá tengamos que aprender a disfrutar de las pequeñas cosas. (iStock)
Quizá tengamos que aprender a disfrutar de las pequeñas cosas. (iStock)

Dinamarca es el país más feliz del mundo. Así lo publicó el Informe Mundial de la Felicidad (SDSN en sus siglas en inglés) realizado por las Naciones Unidas. También consiguió alcanzar la primera posición en 2012 y 2013, y los años anteriores estuvo en los puestos principales, por detrás de Suiza o Islandia.

El secreto de los daneses es el ‘hygge’. Se pronuncia algo así como ‘hu-ga’ y traducido literalmente significa ‘comodidad’. La escritora Charlotte Abrahams se encarga de explicarlo en su último libro, titulado ‘Hygge: una celebración de los placeres sencillos, viviendo a la manera danesa’, que se publicará el próximo otoño.

'Hygge' es ese sofá frente a la chimenea en el que disfrutar de una buena bebida y relajarse tras la jornada

La imagen que España tiene en el exterior es la de uno de esos países en los que todo es felicidad y buen clima, pero la autora revela a ‘The Telegraph’ la realidad: a pesar de la fría temperatura, los daneses saben disfrutar más de la vida.

Disfruta de las pequeñas cosas

“Descubrí que el ‘hygge' es una parte muy importante de la vida danesa -cuenta Abrahams-. En realidad se trata de algo tan sencillo como apreciarte a ti mismo y acurrucarte”. Esta es la manera que la autora tiene de explicar el concepto. El ritmo de vida danés conlleva mucho trabajo y después aún hay que ocuparse de la familia u otras obligaciones. Aunque el Estado da facilidades para compaginar empleo y ocio, el ritmo de vida no deja de ser es muy activo.

Por ello, en Dinamarca tratan de aprovechar al máximo sus ratos de tranquilidad. ‘Hygge’ es ese sofá frente a la chimenea en el que tomarse una buena bebida y relajarse tras la jornada. Es, al fin y al cabo, disfrutar del confort; esas pequeñas cosas que mejoran tu calidad de vida cotidianamente.

(iStock)
(iStock)

Mientras otros países prefieren salidas de ocio puntuales, ellos invierten su tiempo y su dinero en mejorar su día a día, lo que, a la larga, les hace más felices.

"Pasar tiempo con la familia y los seres queridos es fundamental para cumplir el ‘hygge’, como también lo es poner toda la atención en lo que se está haciendo, y disfrutar al máximo del momento. Hablar por teléfono con un amigo mientras ordenas la casa, estar pendiente del correo de trabajo el finde semana... la multitarea no es ‘hygge’. Este concepto también consiste en apreciar el tiempo de inactividad”, explica la escritora.

Se trata, en definitiva, de “ser amable contigo mismo”, de darte esos pequeños caprichos que a menudo el ritmo frenético del día a día no nos permite planear.

Pasar tiempo con los seres queridos es 'hygge, y también lo es disfrutar al máximo lo que se esté haciendo

Con un PIB per cápita de 40.673 euros en 2015 (frente a los 31.574€ de España), los altos impuestos que pagan se convierten en una multitud de prestaciones que contribuyen a mejorar sus condiciones de vida.

Estado del bienestar

Como se ha publicado anteriormente en ‘El Confidencial’, los progenitores daneses pueden disfrutar de hasta 52 días de permiso de paternidad y, en concreto las madres, de 18 semanas cobrando el 100% de su sueldo. Por otro lado, su jornada completa, de 36 horas semanales les permite disfrutar más de su tiempo libre y, en su caso, de la conciliación familiar.

El mencionado informe de la ONU analizó no solo las condiciones de vida y la capacidad económica de los países, sino también y como novedad, este año puso el foco en el nivel de bienestar de la población y cómo está distribuido en base a los criterios mencionados. Eso mostró, en definitiva, que la sensación de felicidad de los habitantes de un país disminuía a medida que aumentaba la desigualdad.

Copenhague. (Wikimedia)
Copenhague. (Wikimedia)

Dinamarca no solo cuenta con una mayor igualdad en los recursos económicos de la población. También, según el estudio anual del Foro Económico Mundial, Dinamarca se sitúa a la cabeza en cuanto a igualdad de género. No podemos olvidar que los países nórdicos fueron pioneros en el voto femenino (Dinamarca en 1915). Y las famosas cuotas de paridad, para favorecer la igualdad de oportunidades de hombres y mujeres en el mercado laboral, datan de los años setenta. Ello es uno de los factores que explican que los datos de mujeres en puestos de liderazgo sea también destacable respecto al resto del mundo.

La vida sana, el uso generalizado de la bicicleta, que elimina ruidos, favorece una vida físicamente activa y ahorra dinero, contribuyen también a ese bienestar y, sin duda, el concepto de vida social y colectiva del país nórdico es un factor decisivo para que la población se sienta reconfortada.

Los daneses tienen un concepto activo de sus funciones como ciudadanos. De ese modo, se esfuerzan en su día a día por cuidar los bienes públicos y cuentan con un tejido social cohesionado que impulsa el sentido de conciencia colectiva. Más de un 85% de votantes en las elecciones dan buena fe de ello, pero también los altos niveles de actividades sociales y de voluntariado desarrolladas por la ciudadanía.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios