cambia tus costumbres

La rutina que sigue todos los días la gente más exitosa del mundo

La 'coach' Emma Tynan ha investigado los hábitos de los millonarios y altos ejecutivos, y propone un horario para sacarle el máximo partido a tu jornada

Foto: La gente más exitosa prefiere tener una rutina establecida. (iStock)
La gente más exitosa prefiere tener una rutina establecida. (iStock)

¿Cuál es la receta del éxito? Puede que nunca la averigüemos. No obstante, lo que sí sabemos es que mediante el análisis de las rutinas y las prácticas de las personas más exitosas, podemos identificar patrones en sus estilos de vida que nos sirven para hacernos una idea de cómo deberíamos manejar nuestro tiempo. Con sus agendas tan apretadas, prefieren tener una rutina establecida; porque saben que les funciona y que así se comerán el mundo.

Cuando antes salgas de la cama, más tiempo tendrás para cumplir los objetivos que, por supuesto, habrás dispuesto la noche anterior

Pero el mérito no es solo suyo, hasta los más exitosos tienen ayuda. Emma Tynan, conocida 'coach' en el ambiente de las grandes fortunas, ha investigado las rutinas diarias de sus clientes. En todos los casos, los hábitos han contribuido a mantener alta su productividad y, al mismo tiempo, atender a lo que de verdad importa: las relaciones personales, la salud y el descanso. Esto no quiere decir que sean perfectos, ni mucho menos, pero han logrado establecer un horario que les ayuda a alcanzar sus metas. Estás prácticas, señala Tynan, funcionan siempre que sean constantes y se practiquen diariamente.

(iStock)
(iStock)

Así es un día normal en la vida de su adinerados clientes:

05:00: despiértate

A levantarse, el éxito se consigue madrugando. Cuando antes salgas de la cama, más tiempo tendrás para cumplir los objetivos que, por supuesto, habrás dispuesto la noche anterior. Toma el control del resto del día parar desayunar con calma y pasar tiempo con tu familia. A esas horas no hace falta tener prisa. Según la autora Laura Vanderkam, experta en gestión del tiempo, un 90% de los ejecutivos se levantan antes de las 06:00 entre semana. Por ejemplo, la CEO de PepsiCo, Indra Nooyi, se levanta cada mañana a las 04:00 y nunca llega a la oficina antes de las 07:00. El director general de Disney, Bob Iger, se levanta a las 4:30 para leer. Se entiende, obvio, que a estos madrugadores a los que Dios tanto ayuda se van antes a la cama.

05:30: haz ejercicio

Átate los cordones de las zapatillas y sal a correr. Claro que cuesta, sobre todo en invierno, pero te ayudará a sentirte bien contigo mismo y a mantener el cuerpo sano. No solo eso, sino que estarás más alerta durante el día, reducirás el estrés, mejorará tu sueño y seguro que así aprenderás lo que es la disciplina. Es como tener la mili en casa.

(iStock)
(iStock)

Si hacer ejercicio por la mañana se te hace muy duro, hazlo a la hora del almuerzo, por la tarde o cuando tu trabajo te lo permita. Un 70% de los ejecutivos encuentran tiempo para hacer ejercicio en algún momento del día. Sube esas escaleras que cuestan tanto, ve al trabajo andando. Por ejemplo, el director general de Twitter corre cada mañana 30 minutos después de revisar su correo.

06:00: medita

Resérvate algo de tiempo para ti mismo. Entre los ejecutivos triunfa el 'mindfulness', que suena a quedarse quieto en la posición de loto, respirar profundamente y dejar tu mente volar con la mirada fija en la pared. No obstante, y aunque esto sea lo que tenemos en mente sobre alcanzar el nirvana, es más sencillo de lo que parece. En resumen, significa ser más conscientes de nuestros pensamientos y emociones. Seguro que todos nos tomamos un tiempo para meditar cada día, aunque sea inconscientemente. Hacer un esfuerzo para mantener esas reflexiones durante más tiempo nos ayudará a mejorar nuestras relaciones personales y productividad en el trabajo. La periodista Arianna Hufftington describe su combinación de yoga mañananero y mediación como sus 'desencadenantes de alegría'.

(iStock)
(iStock)

06:30: lee

Las personas exitosas leen cada día. Como demuestran estos artículos, no leen lo primero que les pasa por delante, suelen ser muy selectivos. Son conocidos los hábitos de lectura voraz de Mark Zuckerberg, Bill Gates o Warren Buffert. Elon Musk, cofundador de Pay Pal, leía cuatro horas al día en su infancia; y mira a dónde ha llegado ahora.

07:00: desayuna

Ahora sí, por fin, el desayuno, la comida más importante del día: te permite estar alerta, regula la cantidad de azúcar en sangre y aumentará tu saciedad para el resto del día. Una comida fuerte por la mañana mantendrá a raya a la grhelina, la llamada hormona del hambre, para que no necesites nada hasta el almuerzo. Por tanto, los investigadores sugirieron que es posible que la satisfacción de sus antojos a primera hora de la mañana ayudase a evitar el atracón más tarde. El magnate Richard Branson, por ejemplo, empieza su día con una ensalada de fruta y granola. Muy sano. “Nadie me confundiría con una experta en motores, pero sé una cosa: no funcionan sin combustible”, dice Oprah Winfrey, “nuestros cuerpos funcionan de la misma manera, por eso me apasiona el desayuno”.

A partir de las 08:00 - 09:00: trabaja

Comienza la rutina laboral.

13:00 – 14:00: come

Esto quizá nos cueste más a los españoles, que en cuestión de horarios, sobre todo para comer, vamos por libre. En cambio, sí que se nos da bien lo de sentarnos a la mesa y tomarnos nuestro tiempo para almorzar. Afronta esa hora como un descanso reparador que seguro mejorará tus niveles de concentración para el resto del día.

(iStock)
(iStock)

18:00: sal del trabajo, desconecta

Emma Tynan nos recomienda salir del trabajo a las seis, ojalá fuera siempre así. De su investigación, se deduce que los millonarios dejan el trabajo en el trabajo y así pueden dedicarle tiempo a la familia o a proyectos personales en su tiempo libre. “Mi día termina cuando estoy cansado y listo para volver a casa. Siempre habrá más por hacer, más que se debería hacer, más que se podría hacer”, dice el fundador de Intel, Andy Grove, que siempre sale de la oficina a las 18:30, no importa que esté pasando en la oficina.

23:00: a la cama

“Duerme tu camino hacia el éxito”. Lo suele decir Arianna Huffington, quien aboga por dormir ocho horas cada noche y prohibir cualquier aparato electrónico en la habitación. Así se elimina la tentación de comprobar correos electrónicos del trabajo en medio de la noche, lo que podría conducir a más estrés e insomnio. Por ejemplo, Bill Gates intenta dormir siempre siete horas y suele leer una hora antes de acostarse. Mejora tu creatividad, ingenio, confianza y capacidad de tomar decisiones.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios