cualquier duda, acude a tu médico

Cuidado: estos son los primeros síntomas del cáncer de pulmón

Muchas son las señales que debes tener en cuenta para detectar esta enfermedad, que es la segunda que más mata en nuestro país. Te especificamos a qué debes estar atento

Foto: Radiografía pulmonar. (iStock)
Radiografía pulmonar. (iStock)

El cáncer de pulmón es el más frecuente del mundo y uno de los que más mata en nuestro país. Según la Organización Mundial de la Salud, y teniendo en cuenta que en 2015 lo padecieron 23.119 hombres y 5.205 mujeres, se calcula que en 2035 se diagnosticarán 40.000 casos nuevos en España.

Entre 1990 y 2015 el número de nuevos casos de este tipo de cáncer en las mujeres aumentaron en un 128,9%, pasando de 1.645 a 3.765 muertes. En el caso de los hombres, el de próstata sumó el mayor número de casos nuevos, pero el de pulmón fue el más mortífero, causando 17.179 defunciones en 2015.

Una de las principales causas es el tabaquismo. Entre el 80-90% de casos se dan en fumadores o en personas que lo han dejado, aunque no hay evidencia concreta de que fumar esté asociado a una variedad histológica específica, se relaciona más con el carcinoma epidermoide y con el cáncer de células pequeñas, y menos frecuentemente con el adenocarcinoma. Estos tienen un riesgo de 10 a 20 veces mayor de desarrollarlo (según el número de cigarrillos al día) que los no fumadores. Hacerlo de forma pasiva también tiene mucho riesgo, ya que es como si fumaran un par de cigarros al día. Dejarlo disminuye los riesgos. A los 15 años el cuerpo se ha autolimpiado y se aproxima a ser parecido al de un no fumador.

La edad, el sexo, antecedentes familiares o la ocupación laboral (industria minera, textil, petrolífera...) son también factores condicionantes que pueden causar ese tipo de enfermedad. "En la medida en la que tengamos más interiorizados los efectos del tabaco, por ejemplo, se ayudará a controlar el cáncer de pulmón", explica Ferran Catalá-López, coautor del trabajo y científico del Departamento de Medicina de la Universidad de Valencia y del Instituto de Investigación Sanitaria INCLIVA del Hospital Clínico de Valencia. Pero, ¿cuáles son los primeros síntomas? ¿Cómo intentar detectarlo de una forma precoz?

Si la enfermedad está avanzada, el paciente presenta pérdida de apetito y peso, decaimiento, dolor de huesos, cansancio, confusión o mareos

Los síntomas son bastante inespecíficos. El diagnóstico es generalmente accidental ya que suele aparecer por pruebas que se realizan para descubrir otros problemas de salud. Con frecuencia el cáncer de pulmón se diagnostica en etapas avanzadas porque las señales "visibles" son tardías; las principales son:

Acude a tu médico. (iStock)
Acude a tu médico. (iStock)

Tos

Suele ser lo más frecuente y se produce por irritación bronquial. Debes estar alerta si esta persiste durante mucho tiempo. Si se encuentra asociada a un resfriado o infección respiratoria desaparecerá en una semana o dos, pero una tos que continúa y se prolonga puede ser un síntoma evidente. En pacientes fumadores que ya presentan problemas respiratorios, lo que se produce es un aumento o exacerbación de la misma. Si echas una cantidad inusual de mucosidades, es el momento para pedir una cita con el médico.

Tos con sangre

Si empieza a aparecer este síntoma ve directamente a urgencias. La hemoptisis es expectoración de sangre o esputo sanguinolento proveniente de los bronquios o los pulmones causada por algún tipo de lesión en las vías respiratorias. Puede ser la causa de otras muchas cosas como bronquitis o neumonía bacteriana, entre otras, que te pueden llevar a tener insuficiencia respiratoria.

Dolor en el pecho

Se produce cuando el tumor afecta a la pared torácica o la pleura, característico de los situados en la zona periférica de los pulmones. Además de dolor en el pecho puede aparecer en los hombros o la espalda y no es necesario que esté asociada con la tos. Informa a tu médico de cualquier tipo que sufras, ya sea agudo, sordo, constante o intermitente. Debes tener en cuenta si se limita a un área específica o se presenta a través del tórax.

Falta de aire

Se llama disnea y es la sensación de quedarte sin poder respirar (o sin aliento), y que te impide que cada vez que quieres hacer cualquier esfuerzo no puedas. Estos cambios en la respiración ocurren por estrecharse las vías aéreas o porque el líquido de un tumor se está acumulando en el pecho. Si estás subiendo las escaleras o realizando alguna tarea sencilla en la que antes no te pasaba y ahora te quedas sin liento, quizá no sea nada, pero convendría hacer una visita a tu médico de cabecera.

Disfonía

Es la pérdida del timbre normal de la voz. En ocasiones notarás cambios que se producen cuando el tumor se extiende al mediastino (el espacio medio de la caja torácica entre las dos pleuras, la columna vertebral y el esternón) y afecta al nervio recurrente, que es el que mueve las cuerdas vocales. Puede llegar a producir afonía (ausencia de voz) aunque puede que este cambio de voz o ronquera solamente esté causado por un resfriado, por lo que es necesario realizar una exploración física de la laringe si se prolonga más de 15 días.

Mucho cuidado a la hora de comer. (iStock)
Mucho cuidado a la hora de comer. (iStock)

Disfagia

Es una alteración asociada a las molestias o problemas al tragar. Si tienes la sensación de que la comida se te queda atragantada en mitad del tórax, puede deberse a que el tumor o los ganglios comprimen el esófago. No debes preocuparte, puede haber otros motivos que la provoquen como los malos hábitos en la alimentación (comer rápido, acostado o no beber mucha agua), trastornos musculares o algún problema esofágico.

Una de las principales causas del cáncer de pulmón es el tabaco. Entre el 80-90% se dan en fumadores o en personas que lo han dejado

Sibilancias

Cuando las vías respiratorias se estrechan, bloquean o inflaman, los pulmones producen estos sonidos al respirar. Estos silbidos pueden asociarse a muchas causas y en la mayoría de los casos son benignos y fácilmente tratables. Sin embargo, es una de las señales por las que deberías preocuparte, acudir a tu médico y no dar por hecho que son por asma o alergia.

Síndrome de Horner

Cuando el tumor afecta a las estructuras nerviosas en la parte más alta del tórax aparece esta manifestación. Se caracteriza por la caída del párpado, pupila contraída y falta de sudoración en la mitad de la cara correspondiente al pulmón donde está el tumor. Todo depende de lo que lo cause, pero no existe un tratamiento para curarlo.

En los casos en los que la enfermedad está muy avanzada el paciente presenta pérdida de apetito, decaimiento general, dolores de huesos, cansancio, debilidad, confusión, mareos o pérdida de peso. Cualquier otro síntoma puede aparecer como consecuencia de la existencia de metástasis en otros órganos.

Busca apoyo

En la Asociación Española Contra el Cáncer pueden apoyarte y darte ayuda. Su equipo de profesionales puede responder cualquier pregunta o duda que tengas. Su teléfono es el 900 100 036 y cuentan también con su consultorio consultorio online.

Además, desde la Asociación Española de Afectados de Cáncer de Pulmón prestan también apoyo a pacientes y familiares que lo han sufrido o han sido recientemente diagnosticados. Puedes contactar con ellos a través de su web o en el teléfono 608 717 552.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios