datos que pueden salvarte la vida

¿De qué mueren los hombres? Sus cinco mayores enemigos (suicidio e infarto, entre ellos)

Uno de cada cinco hombres muere antes de los 65. Este es el 'ranking' de las cosas más mortíferas para la mitad de la población, con consejos para enfrentarlas

Foto: Las enfermedades del corazón, mortales sobre todo para ellos. (Mike Watson/moodboard/Corbis)
Las enfermedades del corazón, mortales sobre todo para ellos. (Mike Watson/moodboard/Corbis)

Del 13 al 19 de Junio se ha celebrado (a nivel internacional) la Semana de la Salud Masculina, para poner en claro cuáles son los mayores peligros que amenazan la salud de los hombres de todas las edades y cómo prevenirlos. Estos días llenos de eventos y documentación útil se lanzaron en 2002 tras una reunión en Viena de seis organizaciones líderes en salud masculina.

Además de informar sobre enfermedades específicas de los hombres, durante la Semana el objetivo es concienciar y poner el foco en cómo algunas cuestiones de salud les afectan a ellos de forma especial.

1. El suicidio (si eres joven)

El Foro de Salud Masculina nos recibe con un encabezamiento que da que pensar: "Uno de cada cinco hombres muere antes de los 65".

La segunda estadística de la web que nos impacta sobre el supuesto “sexo fuerte” es la de suicidios. Si hiciera falta una justificación para concentrarnos en la salud masculina —nadie se plantearía que fuera necesario si estuviéramos hablando de la femenina— esta sería elocuente: casi tres de cada cuatro suicidios los cometen hombres, y el suicidio es la primera causa de muerte masculina por debajo de los 35. ¿Podemos rendirnos ante esto y aceptarlo sin más?

Tienen una esperanza de vida cinco años menor que ellas y tienden a dar menos importancia a su salud

No debemos, sobre todo porque algunas políticas de salud, sobre todo psicológica, podrían hacer mucho por mejorar este dato. Son también hombres los más afectados por el alcoholismo, las drogas ilegales o el estrés, y sin embargo reciben de media mucha menos atención psicológica. En la época en que estamos más preocupados que nunca por la salud mental y ondeamos la bandera de la tolerancia cero contra el maltrato psicológico a la pareja o a los hijos, no podemos dar la espalda a esos millones de hombres que viven peor, más enfermos, menos años y más infelices, por condiciones “invisibles” pero patológicas y asesinas como la depresión.

Lo mejor que recomiendan los expertos para evitar estas muertes es fácil de decir y no tanto de hacer, a juzgar por las estadísticas: pedir ayuda.

2. Enfermedades del corazón

Los datos de Centers for Disease Control and Prevention (CDC), indican que ellos tienen una esperanza de vida cinco años menor que ellas y tienden a dar poca importancia a su salud. Este último es uno de los muchos motivos indirectos por los que terminan sufriendo más infartos.

Los problemas del corazón matan a más hombres que todos los tipos de cáncer juntos. Lo bueno es que es relativamente fácil mejorar las probabilidades propias, y ya conocemos los factores más importantes: no fumar, vigilar la hipertensión y el colesterol y mantenerse en peso con dieta sana (con muchas frutas y verduras, frutos secos y fuentes de grasa saludables como el aceite de oliva) y ejercicio.

Los hombres jóvenes no son inmunes al infarto. (iStock)
Los hombres jóvenes no son inmunes al infarto. (iStock)

3. Cáncer

Está implicado en más del 20 por ciento de todas las muertes masculinas y para escaparnos de ese temido número debemos hacer un cambio de mentalidad y centrarnos en la prevención. Aunque los hombres que mueren de cáncer suelen tener más de 40 años, no significa que no podamos hacer cosas antes. Los hábitos son más difíciles de cambiar cuando maduramos.

El cáncer que provoca la mayor cantidad de muertes es el de pulmón, causado, de nuevo, por el tabaco, y también por actividades predominantemente masculinas como la construcción, la fontanería, la reparación de tejados… en las que se usan materiales cancerígenos como el amianto o el radón. A veces es inevitable dedicarse a estos trabajos, pero pueden evitarse muchos riesgos usando la ropa protectora adecuada y siguiendo las normas de seguridad.

La mayoría de los accidentes mortales son en carretera y muchos de ellos no hubieran sucedido si los implicados hubieran estado sobrios

El segundo cáncer de este podio de dudoso honor es el de próstata. En este tipo son especialmente importantes el índice de masa corporal y los genes heredados, sobre todo del padre y del abuelo. Puedes mantenerlo a raya evitando las grasas saturadas, monoinsaturadas y poliinsaturadas y tomando en cambio ácidos grasos omega 3 y vitamina C, y en general evitando todo lo que te haga engordar demasiado, como la vida sedentaria y el exceso de carne roja.

El tercer cáncer más mortal es el de colon o recto. De nuevo, mover el cuerpo y evitar las carnes menos saludables (en este caso sobre todo las muy procesadas o ahumadas, como las salchichas) son las mejores armas.

4. Accidentes

Fumar mucho es más peligroso, como se ve, que practicar ciertos deportes de riesgo, pero los accidentes son también enemigos acérrimos de la salud masculina. Nada menos que el 6,4 por ciento de los decesos masculinos se deben a accidentes, y antes de los 45 años son la principal causa de muerte.

Al contrario de lo que muchos querrían pensar, los hombres no mueren solo en situaciones heróicas. La mayoría de los accidentes mortales son en la carretera, y muchos de ellos no hubieran sucedido nunca si los implicados se hubieran abstenido de beber y/o drogarse antes de coger el coche, una costumbre que en España sigue estando a la orden del día. A este clásico se unen las muertes por distracciones con el móvil, cada vez más cerca del alcohol y los estupefacientes. Si chateas no conduzcas, o mejor, apaga el móvil directamente y usa un GPS en el que no te puedan contactar. Si haces las tres cosas a la vez, las probabilidades se multiplican.

Las enfermedades respiratorias, un problema relacionado con la contaminación.
Las enfermedades respiratorias, un problema relacionado con la contaminación.

Normalmente lo que sucede es que no tenemos planeado coger el coche pero, según avanzan las horas y nuestra intoxicación, no nos parece tan arriesgado. Es por eso que la franja más peligrosa para conducir, incluso si estás sobrio, son las altas horas de la noche. Si te has propuesto no cogerlo a la vuelta de una noche de fiesta, ahorra tentaciones y déjalo en casa desde el principio.

5. Enfermedades respiratorias

Un enemigo pequeño en el imaginario colectivo pero tremendamente mortal engloba las enfermedades crónicas del aparato respiratorio, que suman más del cinco por ciento de muertes en hombres. Bronquitis, enfisema y EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica), sobre todo.

¿Adivinas cómo evitarlas? Eso es, no fumes. Ser fumador pasivo también cuenta. También convendría dejar de vivir en grandes ciudades contaminadas, pero es un poco más difícil que simplemente no gastarse los ahorros en tabaco. Lo que sí podemos hacer es evitar los productos perfumados con compuestos orgánicos volátiles (VOC, por sus siglas en inglés), los ambientes sin ventilación y los aires acondicionados.

Si notas que toses o pierdes el resuello con más frecuencia de lo normal, ve al médico y hazte pruebas, conocer el problema te ayudará a evitar enfermedades potencialmente fatales.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios