Desayuno y merienda ideal

Estos son los mejores alimentos para quemar grasas rápidamente

Perder peso sin pasar hambre es posible. Sólo tienes que procurar incluir en tu dieta los ingredientes adecuados para mantenerte saciado, acelerar el metabolismo y dejar de pensar en comer

Foto: ¡Anda qué no! Mira qué bien le han venido. (iStock)
¡Anda qué no! Mira qué bien le han venido. (iStock)

Normalmente nunca te molestas en contar las calorías de lo que comes, hasta que te pones a dieta. De pronto todo cuenta: te obsesionas tanto con la idea de qué puedes o no consumir, a qué horas y qué cantidad de raciones debes servirte y analizas constantemente si tu dieta está o no funcionando. Al final te pasas el día pensando en comida. Y tienes hambre.

“Por suerte, recientes investigaciones realizadas por expertos en nutrición han encontrado algunos alimentos con los que podemos reducir gradualmente nuestro peso, mantenernos saciados durante más tiempo y acelerar el metabolismo para que el cuerpo queme más grasas”, explica Julie Upton en 'Cooking Light', donde recoge cinco de los más saludables con los que conseguirás perder peso y comer menos sin darte ni cuenta. Aquí tienes ideas para tomar el aperitivo y merienda ideal.

Frutos del bosque

(iStock)
(iStock)

Las frambuesas rojas, los arándanos y las fresas son frutas ricas en fibra y sólo contienen aproximadamente 50 calorías por cada 200 gramos. No sólo eso, además son alimentos ricos en antioxidantes y ayudan a adelgazar. ¿Cómo? Según los investigadores este tipo de bayas contienen ciertos flavonoides que aumentan la producción de adiponectina, una hormona que estimula la quema de grasas. “Además, se ha demostrado que comer fresas ayuda a estabilizar el azúcar y los niveles de insulina en sangre así como a disminuir el colesterol LDL ('el malo')”, explica la autora. Un puñadito en los cereales o en el yogur o simplemente comerlos solos será una opción excelente para picar algo sin que tu dieta se vaya al traste.

Huevos

(iStock)
(iStock)

En nuestro país no es tan común como en la cultura anglosajona, pero lo cierto es que desayunar huevos es una muy buena idea para meternos una buena inyección de proteínas a primera hora de la mañana y mantenernos saciados el resto de la jornada. Así lo demostró un reciente estudio, según el cual las personas que comían más proteínas durante la mañana adelgazaban más, tenían menos hambre y estaban más satisfechos con su dieta. Además, según otra investigación, desayunando huevos en lugar de tostadas podemos perder hasta un 65% más de grasa abdominal.

Quítate la idea de la cabeza: no son ninguna 'gordada'. Un huevo contiene unos 6 gramos de proteína y sólo 70 calorías. Es más, la clara apenas alcanza las 30 calorías, los 3,5 gramos de proteínas y no tiene nada de grasa. Si te pones muy radical, elimina la yema.

Té (sobre todo verde) 

(iStock)
(iStock)

El café es conocido por acelerar el metabolismo, pero el té, gracias a que contiene cafeína y catequinas, proporciona un ligero impulso a nuestra tasa metabólica, lo que se traduce en que quemamos grasas más eficazmente que si sólo tomamos cafeína. Sin calorías y rico en antioxidantes, puedes sustituir los refrescos que tomas a lo largo del día por alguna de las diferentes variedades de tés. Sí, también funciona si lo tomas frío.

Yogur griego

(iStock)
(iStock)

Este tipo de yogur tiene el doble de proteínas y la mitad de azúcar que el normal. En la línea del anterior alimento, otro estudio demostró que las personas que consumieron un 15% de proteínas comían hasta 441 calorías menos al día, y sin darse cuenta.

No te equivoques, aunque todo el mundo crea que los 'light' y bajos en grasas son mejores, los lácteos tradicionales te ayudarán de verdad a adelgazar. Diferentes expertos aseguran que incluir en nuestra dieta 680 gramos diarios de yogures desnatados hacen que aumentemos hasta en un 81% la grasa del vientre, porque no nos sacian como los normales.

Pistachos (con cáscara)

(Corbis)
(Corbis)

Son un poco caros como para convertirlos en tu aperitivo diario, pero debes saber que también son una buena fuente de proteínas y, aunque mucha gente piense que engordan, apenas tienen calorías. Investigadores de la Universidad de Illinois encontraron que aquellas personas que consumían pistachos con cáscara –que tenían que pelarlos, vaya–, comían un 41% menos calorías en comparación con los que consumieron nueces peladas. Esto se debe a que al incluirse el proceso de pelarlos, engañamos al cerebro haciéndole creer que estamos ingiriendo más de lo que en realidad contiene la ración.   

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios