LLEGÓ LA HORA DE CUIDARSE

5 consejos para mantenerse sano y atractivo cuando pasas de los cuarenta años

La barrera de la madurez se convierte para muchas personas en un momento crucial en el que prestan más atención a su estado físico y tratan de mantenerse en plena forma (o empezar a estarlo)

Foto: A partir de los 40 cuidarse es más importante que nunca. (Corbis)
A partir de los 40 cuidarse es más importante que nunca. (Corbis)

Cuando uno es joven apenas tiene que preocuparse por su estado físico. Con algo de deporte, una vida activa y una alimentación más o menos correcta es suficiente, y a veces no es necesario ni eso. Pero cuando se llega a cierta edad ya no es tan sencillo. Pasar la barrera de los 40 años para muchas personas se convierte en el momento de decir adiós a la juventud, y no tiene por qué.

Lógicamente, con el paso del tiempo una persona suele madurar y también lo hace su cuerpo, pero esto no debe significar un abandono del cuidado de la salud. Envejecer es natural, pero con trabajo, perseverancia y un cuidado más meticuloso se puede mantener el pulso al tiempo y retrasar la aparición de esa piel flácida o evitar ese 'kilito' de más.

Aunque cada vez sea más común, la solución no tiene por qué pasar por el quirófano. Mantener una vida sana es el principal aliado para mantenerse sano y atractivo. La dietista y consultora Susan McQuillan recomienda en Psychology Today la incorporación de cinco hábitos saludables para mostrarse como un auténtico pincel con 40, 50 o más de 60 años.

1. Descansar lo suficiente

Cuando estamos agobiados y disponemos de poco tiempo para asumir una gran carga de trabajo, uno de los principales sacrificados es nuestro sueño. Este comportamiento tan habitual es a todas luces erróneo. McQuillan indica que es común saciar la falta de sueño con comidas más copiosas e insanas. Este no es el único punto negativo de dormir poco, también aumenta el mal humor, provoca pérdida de reflejos, y hace que rindamos menos.

Es cierto que, a veces, nuestras preocupaciones del día a día nos dificultan el sueño, pero cambiando algunas dinámicas es posible conseguir un sueño de gran calidad. Estos son algunos trucos para poder disfrutar de un descanso placentero.

2. La meditación

Hace no tanto, la meditación era vista como una estupidez por gran parte de la sociedad. En cambio, ahora cada vez son más las personas que recurren a diferentes técnicas para poder combatir calmadamente contra el elevado ritmo de vida. El estrés es uno de los grandes enemigos de la vida sana. De hecho, las personas con una elevada presión emocional tienen una probabilidad hasta seis veces mayor de padecer problemas de sobrepeso. La meditación es una útil herramienta para disfrutar de un rato de sosiego y de pausa que ayude a dejar a un lado los momentos de agobio.

3. Tener una dieta equilibrada

Ni comer poco, ni solo verdura, ni dos veces al día. Una dieta debe consistir en comer lo necesario de forma variada y las veces que sean necesarias. Las dietas restrictivas sí pueden ayudar a perder peso durante un corto periodo de tiempo, pero no son útiles para disfrutarlas a largo plazo porque de una u otra forma se carecerá de algunos alimentos y nutrientes necesarios para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. Al final es mucho más saludable disfrutar de una alimentación equilibrada sin tener que hacer grandes esfuerzos, pues la clave del éxito reside en el mantenimiento de unos correctos hábitos. Estos son algunos alimentos que deben incorporarse a una dieta sana.

4. Acelerar el metabolismo

Según una persona va madurando, su metabolismo se ralentiza. La única forma de ponerlo en un funcionamiento más rápido es llevar una vida lo más activa posible. Así de simple y sencillo. McQuillan indica que no es necesario cambiar totalmente de hábitos y pasar a llevar una vida hercúlea, sino que es suficiente con mantenerse en movimiento. De todas formas, estos son algunos útiles consejos para acelerar nuestro metabolismo.

5. Pedir ayuda cuando se necesite

Ansiedad, estrés, enfado, agobio, tristeza, soledad... Raro es que no se haya pasado por alguna de estas fases en algún momento de las últimas semanas.Cuando se vive un estado anímico poco agradable la mejor solución pasa por apoyarse en las personas que están a nuestro alrededor y con las que se tiene confianza. Está demostrado que el estado anímico influye en nuestra alimentación y en el correcto o incorrecto funcionamiento de nuestro cuerpo. La mejor forma de dominar nuestros sentimientos negativos es compartirlos o, al menos, hablar con alguien que nos ayude a olvidarlos por un momento. Al fin y al cabo, pocas sensaciones son más placenteras que disfrutar de una conversación agradable con un amigo.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios