NO SON NI LOS 20 NI LOS 50

Una encuesta descubre cuál es la edad en la que las personas son más felices

Ni en la adolescencia, ni en la universidad, ni después de jubilados. Hay otros factores que hacen que estemos plenamente satisfechos a una edad en la que muchos no habríamos pensado que es la mejor

Foto: Ni tanto ni tan calvos: la felicidad no se encuentra ni al principio ni al final de nuestras vidas. (iStock)
Ni tanto ni tan calvos: la felicidad no se encuentra ni al principio ni al final de nuestras vidas. (iStock)

Si preguntásemos a alguien que ha cumplido los cincuenta años qué edad preferiría tener, es probable que se remontase a la época universitaria de sus 20 años o incluso antes. Si, por el contrario, interrogásemos a un frustrado adolescente acerca de la que considera la mejor edad, seguramente se echaría unos cuantos años más y, aun sin llegar a los 30, se echaría unos veintipocos. En definitiva, el veterano añora la lozanía de la juventud, y el imberbe, la independencia de los veinteañeros.

Una nueva encuesta realizada en el Reino Unido nos recuerda que nuestras visiones sobre la edad ideal, que suelen privilegiar la juventud por encima de la madurez, están equivocadas, al menos si revisamos en retrospectiva nuestra vida. Como explica un artículo publicado en The Daily Mail que recoge los resultados de la encuesta realizada por los especialistas en seguridad de Yale, y en la que han participado más de 2.000 personas con más de 40 años, la edad a la que somos más felices es a los 34 años.

La gente tiene más confianza en sí misma a los 34 años

La razón que explica que recordemos de media esa fecha como la más feliz, es que es en la que empezamos a tachar de la lista algunas de las metas vitales más importantes, como es casarnos, tener hijos, o conseguir lo que nos habíamos propuesto en nuestra carrera profesional. No sólo eso, sino que esos 12 meses que transcurren entre que cumplimos 34 y que nos adentramos en los 35 mantienen el equilibrio perfecto entre la energía de la juventud y la autosuficiencia que proporcionan un sueldo más elevado, suficiente para pagar las facturas y formar un hogar, además de ser la época en la que los consultados manifestaban una mayor confianza en sí mismos. Los resultados de esta encuesta son una muestra más de que los 30 son los nuevos 20, es decir, que el ser humano cada vez goza de su independencia económica y emocional mucho más tarde, y no es difícil imaginar que esa cifra puede ir en aumento durante los próximos años.

Las edades del hombre

Las razones por las que los consultados eligieron una edad u otra difieren significativamente según su elección. Por esa razón, aquellos que proporcionaron una cifra entre los 20 y los 30, daban más importancia a factores como la libertad personal y la posibilidad de crecer profesionalmente. Por el contrario, aquellos que se decantaron por los 40, valoraban ver a sus hijos crecer, así como disfrutar de placeres como tener una casa más grande o poder pasar unas buenas vacaciones en el extranjero. Si miramos un poco más arriba, a los 60 años, la satisfacción emana de pensar en una buena jubilación y de disfrutar de los hijos y los nietos.

La encuesta ha realizado una lista de razones que explican, en cada edad, cuáles son los motivos más importantes para seleccionar esa y no otra:

20 años

Ser joven y estar en forma.

Tener menos responsabilidades y más libertad.

Encontrarse más a gusto con la apariencia física.

Casarse.

Que toda la familia esté aún viva.

Poder gastar todo el dinero en uno mismo.

Conocer a alguien de quien enamorarse.

Tener hijos.

Contar con un círculo social más amplio.

Viajar mucho y salir mucho de fiesta.

Tener muchas citas.

30 años

Tener hijos.

Conocer a alguien especial.

Ser capaz de disfrutar las mejores cosas de la vida.

Viajar.

Tomar las decisiones correctas.

Ganar más dinero que antes.

Casarse.

Pasar una grandes vacaciones en el extranjero.

Conseguir un nuevo trabajo o cambiar de carrera.

Comprarse una casa.

Vivir en el extranjero.

Bodas familiares.

Veinteañeros o cuarentones, todos tienen sus motivos para ser felices. (Corbis)
Veinteañeros o cuarentones, todos tienen sus motivos para ser felices. (Corbis)

40 años

Sentirse a gusto con uno mismo.

Tener una gran vida familiar.

Conocer a alguien especial.

Pasarlo bien con los hijos o nietos.

Recuperar tiempo para uno mismo.

Tener éxito.

Ahorrar dinero.

Casarse.

Divorciarse y volver a empezar de nuevo.

Cambiar de carrera.

Perder peso o ponerse en forma.

Mudarse a una casa más grande.

Independencia de los hijos.

Disfrutar de la vida en el hogar.

50 años

Comodidad financiera y emocional.

Menor exigencia en el trabajo.

Liquidación de la hipoteca.

Viajar.

Ser abuelo.

Independencia de los hijos.

Divorciarse y empezar de nuevo.

Volverse a casar.

Mejor momento de la carrera profesional.

Superar una enfermedad.

Vivir un gran aniversario de bodas.

Perder peso y ponerse en forma.

Independencia de los hijos.

Renovar votos de matrimonio.

60 años o más

Jubilación.

Posibilidad de viajar.

Concentrarse en hobbies y aficiones.

Libertad en el trabajo.

Empezar a apreciar la vida.

Poder relajarse por primera vez.

Concentrarse en uno mismo.

Ser abuelo.

Ponerse en forma y llevar una vida saludable.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios