Psicología: Los cuatro mejores consejos para conseguir la plena confianza de los demás
PARA LOGRAR el RESPETO DEL ENTORNO

Los cuatro mejores consejos para conseguir la plena confianza de los demás

Gozar de buenas relaciones es útil en cualquier ámbito. Desde el mundo laboral al sentimental la honestidad es clave para ser respetado y reconocido

Foto: Lograr que la gente confíe en ti, te abrirá muchas puertas. (Corbis)
Lograr que la gente confíe en ti, te abrirá muchas puertas. (Corbis)

“Amistad con muchos, confianza con pocos”. Este tradicional refrán español sirve para ejemplificar lo necesarias que son las relaciones, pero lo complicado que puede llegar a ser que alguien se gane tu confianza.

Pese a que otro conocido dicho recite “donde hay confianza de asco”. La realidad es que la gente tenga fe en ti es algo satisfactorio, gratificante e incluso bastante útil de cara al futuro. Este es un aspecto que despierta gran interés y es básico de todas las relaciones personales, profesionales o sentimentales.

Son muy notables las posibilidades que internet nos brinda para dialogar y mostrar nuestros pensamientos y opiniones. Un buen ejemplo de ello es como la confianza se ha convertido en tema de debate en la plataforma colaborativa de preguntas y respuestas Quora. La mayoría de respuestas repiten una misma palabra: honestidad.

El lenguaje no verbal también influye a la hora de ganarse la confianza del resto

Ser honesto es un buen camino para conseguir que la gente confíe en ti, pero ¿Qué pasos hay que seguir? Muchos de los usuarios se pierden en respuestas poco concretas y nada resolutivas. Sin embargo, otras como la que ofrece el usuario Roy Bauman, y de la que se hace eco la revista Time, muestran interesantes consejos. Alguno de ellos son los siguientes:

  • Mantener el contacto visual: en muchas ocasiones infravaloramos la importancia del lenguaje no verbal. Mirar a los ojos es sinónimo de no tener nada que ocultar, mientras que no hacerlo es el mayor símbolo de desconfianza.
  • Sé vulnerable (a veces): al igual que el refrán “hombre sin vicios no es de fiar”, este consejo se centra en mostrar rasgos de humanidad. Una persona no es permanentemente perfecta ni debe mantener siempre la compostura.
  • Flexibilidad y paciencia: presionando a la gente se sigue un camino contrario al de la confianza. Cuando se valora más un esfuerzo que un resultado, el resto valorará más tu comportamiento, ganarás su confianza y tendrás más posibilidades de poder conseguir lo que quieres.

Desde un punto de vista más profesional, el conocido agente literario, experto en marketing y escritor Michael S. Hyatt reconoce lo difícil que es conseguir la confianza de alguien. Es un camino complicado que se va labrando poco a poco y en el que un resbalón puede imposibilitar la puesta en marcha de nuevo.

Por estos motivos, propone en su blog los cuatro consejos que considera indispensables para lograr este objetivo.

1. Mantener la palabra

Cuando se hace una promesa es para cumplirla, sino no la hagas. No valen las excusas, la gente ha de saber que cuando se dice algo, va a cumplirse. Este asunto va desde aspectos más trascendentales, como un proyecto a largo plazo, a asuntos tan livianos como quedar a una determinada hora por una reunión.

Obviamente, la notoriedad es muy diferente entre uno y otro. En aspectos e menos importancia como la puntualidad, se permite el fallo, pero nunca caer en él como costumbre. Lo mejor que puede hacerse es pedir perdón y explicar brevemente la razón del retraso.

2. Decir la verdad

A todos nos gusta demostrar al exterior que somos sinceros, pero también hemos de serlo interiormente. Cuando las cosas van bien es muy sencillo, pero cuando algo se tuerce también hemos de asumir la realidad y contarla, aunque pueda resultar difícil o embarazoso. Hemos de darnos cuenta de que la perfección no existe y todos podemos cometer errores.

El truco que propone Hyatt a la hora de informar de una decisión a alguien consiste en contar siempre lo bueno, lo feo y lo malo.

3. Ser transparente

La mejor forma de parecer claro y transparente es… serlo. La manipulación a corto plazo puede ser beneficiosa, pero con el paso del tiempo acaba por pasar factura. En cambio, la autenticidad (con sus cosas buenas y malas) genera mucha más confianza porque no dará lugar a dobles lecturas o interpretaciones.

Confiar en alguien y decírselo es la mejor forma de crear un vínculo y que la otra persona también lo haga en ti. Cuando hay máscaras de por medio, nunca se verá realmente lo que hay detrás.

4. Dar sin condiciones

El chantaje o los condicionantes pueden servir para lograr determinados propósitos, pero ganarse la confianza de alguien nunca será uno de ellos. En cambio, compartir ideas, sentimientos o conocimientos permitirá que el resto de personas te valoren y te tengan muy en cuenta.

Cuando tú das será más sencillo recibir, pero nunca teniendo en mente que así se obtendrá algo a cambio.

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios