YA ESTÁ A LA VENTA DESDE 40.550 EUROS

Al volante del nuevo Audi Q5, un Q7 en pequeño

Ofrece la tecnología más avanzada, suspensión neumática con ajuste de cinco alturas diferentes y una transmisión Quattro Ultra mucho más eficiente

Audi lanza al mercado la segunda generación de su todocamino compacto, el Q5, un vehículo que llega cargado de tecnología y se posiciona como el heredero del Q7, equipado con suspensión neumática con cinco alturas ajustables y con una tracción Quattro evolucionada y más eficiente. Con este modelo hemos hecho una primera toma de contacto por carreteras de la sierra de Madrid. A la venta desde 40.550 euros.

La marca de los cuatro aros lidera el mercado del vehículo Premium en España, con 51.879 unidades vendidas en 2016, lo que ha supuesto un crecimiento del 16,4%, por encima de lo que ha crecido el mercado. Y a nivel mundial vendió 1.891.000 unidades, siendo su principal mercado el de China, donde comercializó 591.000 vehículos. En 2016 la marca lanzó al mercado los nuevos Q7, A4 y A5, además del innovador Q2, su apuesta más pequeña dentro del segmento todocamino. Y todo ello, unido al lanzamiento del nuevo A8 que será a final de año, le va a permitir seguir mejorando sus ventas en 2017.

La gama de los modelos todocamino es cada día más importante dentro de la oferta del fabricante alemán. Tras el A6 Allroad, la primera incursión de Audi en los modelos con opciones fuera de carretera, fue en el año 2006 cuando llegó el Q7 como primer representante de la familia todocamino. En 2008 fue el Q5 mientras que en 2011 le llegó el turno al Q3. La gama ha tenido un nuevo modelo en esta familia en el año 2016 con el lanzamiento del Q2, el más pequeño de la oferta de Audi.

Puesto de conducción muy completo
Puesto de conducción muy completo

A estos modelos se unirán en 2018 el Q8, basado en el Q7 pero con una estética más deportiva y un nuevo modelo, que algunos ya denominan como Q6 aunque esta denominación aún no es oficial, que estará basado en el concept e-tron Quattro. Se trata de un vehículo con motorización 100% eléctrica y una autonomía de más de 500 kilómetros.

Pero volvamos con el Q5, el objeto de esta primera toma de contacto. El nuevo modelo tiene una estética parecida a la de su antecesor, pero es más grande y más tecnológico que aquel. Emplea la plataforma MLB, la misma que ya emplean los últimos lanzamientos de la marca, como el Q7, el A4 y el A5. En su aspecto estético, destaca por ser algo menos redondo que su antecesor, con unas líneas más musculosas, lo que le proporciona un aspecto más dinámico y también una mejor aerodinámica.

El coche es 3,4 centímetros más largo y también su batalla crece en 1,2 cm, lo que permite ofrecer algo más espacio interior. Y también su maletero crece un poco hasta alcanzar los 550 litros. Pero pese a ser más grande que su antecesor, los técnicos han conseguido reducir el peso en 90 kilos de media, lo que repercute en un mejor dinamismo y en una reducción del consumo.

Espectacular cuadro de instrumentos
Espectacular cuadro de instrumentos

Un aspecto en el que el coche sale perdiendo respecto a su antecesor es en lo que se refiere a los ángulos todoterreno, algo poco importante porque pocos usuarios de un coche como este querrán hacer una conducción muy todoterreno. Además, esos ángulos TT peores se ven contrarrestados por la presencia de una suspensión neumática que ofrece dos posiciones con la carrocería sobre elevada para poder superar cualquier obstáculo.

En cuanto a su aspecto mecánico, inicialmente se ofrecen tres motores diesel y un gasolina pero más adelante la gama se irá ampliando. El punto de partida es una versión con motor de 150 caballos que solo se ofrece con el cambio manual de 6 marchas y con tracción delantera. Por encima encontramos una motorización nueva con 163 caballos que viene combinada con el cambio de doble embrague con siete marchas y con la tracción Quattro.

Esta última es también completamente nueva, se denomina Quattro Ultra, y destaca por su mayor eficiencia. En condiciones normales el coche funciona con dos ruedas motrices y solo cuando se detectan pérdidas de tracción se conectan las 4 ruedas motrices. Este sistema de tracción Quattro incorpora dos embragues, uno de ellos en la parte trasera para desconectar la unión cuando no funciona en modo 4x4. Con ello se reduce también el consumo.

El modelo más vendido debería ser, según las previsiones que se hacen desde la filial española, el turbodiésel de 190 caballos, que incorpora el cambio S-Tronic de siete marchas y la tracción Quattro Ultra. Desde mediados de año también se ofrecerá una versión con cambio manual para esta motorización. Y a mediados de año llegará una variante equipada con el motor V6 TDi de 286 caballos combinada con el Tiptronic de 8 marchas.

Dos nuevos modos de conducción
Dos nuevos modos de conducción

Por lo que respecta a variantes de gasolina, de momento solo hay una versión disponible, el 2.0 TFSI de 256 caballos asociado con el cambio S-Tronic de 7 marchas y un poco más adelante llegará la variante tope de gama, el SQ5 con un motor V6 de 354 caballos que estará asociado con el cambio Tiptronic de 8 marchas.

Donde más ha evolucionado el Audi Q5 es en lo que se refiere a las suspensiones. De serie ofrece una de muelles convencionales, pero opcionalmente están disponibles una suspensión deportiva con unos tarados más firmes, una con amortiguación variable y sobre todo la nueva suspensión neumática activa. Esta última ofrece cinco alturas diferentes en función de la utilización. Desde un modo de carga que baja 5,5 cm su altura, al modo dinámico que baja solo 1,5 cm o el modo standard.

Y para un uso fuera del asfalto hay dos opciones, el modo todocamino que sube la carrocería 2,5 cm, lo que permite una altura libre al suelo de 20 cm, y el modo offroad que eleva la carrocería 4,5 cm y que aumenta su distancia al suelo hasta los 22 cm. Pero la altura de la carrocería no solo depende de la posición seleccionada con el Audi Drive Select, sino también de la velocidad. Cuando se circula a una velocidad elevada no se puede llevar la carrocería alta.

Otro aspecto importante es el de los sistemas de ayuda la conducción, los ADAS. Este nuevo Q5 es una ventana tecnológica en la que se han incluido todas las ayudas incorporadas en la nueva generación del Q7. Estos sistemas se agrupan en tres paquetes diferentes y en ellos se incluyen el asistente para el ahorro de combustible, el control de crucero adaptativo, el asistente de conducción en atascos, el mantenimiento de carril, el asistente de tráfico cruzado o el reconocimiento de señales.

Buenas plazas traseras
Buenas plazas traseras

Y entre su equipamiento incorpora de serie elementos como faros de xenón con pilotos traseros LED, portón trasero con apertura y cierre asistidos eléctricamente, MMI radio con pantalla de 7 pulgadas, sistema de conducción dinámica Audi Drive Select con dos modos de conducción adicionales, allroad y offroad, el Audi pre Sense City y el Audi Connect Safety&Service, que incluye la llamada de emergencia en caso de accidente y conectividad al vehículo desde nuestro smartphone.

La gama se articula en base a una variante de acceso, pensada casi exclusivamente para empresas, por encima el Advance, que debe suponer el 40% de las ventas totales del nuevo Q5. Y en la parte superior de la gama se ofrecen dos líneas de acabado diferentes, Design y S-Line. La primera de ellas busca un enfoque más lujoso y elegante y supone un sobreprecio de 2.500 euros frente al Advance, mientras que la segunda busca un toque más deportivo y cuesta 3.000 euros más.

En esta primera toma de contacto hemos podido conducir las variantes Diesel de 190 caballos y gasolina de 252 CV, en ambos casos con la nueva tracción Quattro Ultra y con la suspensión neumática. Y es precisamente con estos dos sistemas con los que se aprecian los cambios principales. Sobre todo por la calidad de rodadura que proporciona, con un destacable confort de marcha. Lo mejor es que su estabilidad es perfecta.

En nuestro recorrido hicimos una parte de autopista donde el coche demuestra lo bien asentado que está sobre el asfalto a alta velocidad, pero también por carreteras de segundo orden con muchas curvas en las que pudimos apreciar el buen dinamismo que transmite a su conductor en las condiciones más difíciles. Pero sobre todo hicimos un recorrido de auténtico todoterreno en el que el nuevo Q5 salió muy bien parado. Era una zona con mucho barro, muy deslizante, con un paso de un rio.

Para conseguirlo había que subir al máximo la carrocería para no tocar con los bajos. Pero pese a ello, su capacidad de tracción fue excelente y la opción de la suspensión de altura regulable muy interesante para estas circunstancias. Pero ojo, no creo que haya un solo cliente de un Q5 que vaya a hacer una utilización como ésta, aunque la prueba fue superada perfectamente por el nuevo modelo de Audi.

Estos son los precios recomendados para el nuevo Audi Q5

Audi Q5 2.0 TDi 150 CV, 40.550 euros

Audi Q5 2.0 TDi 163 CV Quattro S-Tronic, 46.800 euros

Audi Q5 2.0 TDi 190 CV Quattro S-Tronic , 49.500 euros.

Audi Q5 2.0 TFSi 252 CV Quattro S-Tronic , 55.850 euros.
Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios