REUNIÓN DE LAS DOS DELEGACIONES EN EL CONGRESO

PSOE y Podemos acuerdan una agenda contra el PP pero se traban con Cataluña

Ambos grupos deciden crear una "mesa de colaboración parlamentaria", apuntando acuerdos en iniciativas sociales, pero no logran pactar un plan conjunta para la crisis territorial

Foto: Pedro Sánchez y Pablo Iglesias se saludan en la sala Gregorio Peces-Barba del Congreso, ante Pablo Echenique y Toni Ferrer. (EFE)
Pedro Sánchez y Pablo Iglesias se saludan en la sala Gregorio Peces-Barba del Congreso, ante Pablo Echenique y Toni Ferrer. (EFE)

PSOE y Unidos Podemos acordaron en el encuentro que ambas formaciones mantuvieron este lunes por la tarde en el Congreso formar una "mesa de colaboración parlamentaria" para establecer una interlocución preferente entre ambas formaciones. En este espacio se gestionarán "tanto acuerdos como desacuerdos", pero también servirá para "prefigurar de forma dinámica el proceso de construcción de un Gobierno alternativo" a Mariano Rajoy, según subrayó la portavoz del grupo confederal, Irene Montero, a la salida de la reunión, que encabezaron Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. En materia social, socialistas y podemistas esbozaron una agenda inmediata centrada en garantizar las pensiones, subir el salario mínimo interprofesional, crear una renta mínima garantizada o fortalecer la negociación colectiva. Hasta aquí los acuerdos, pues la situación en Cataluña estuvo presente en esta primera reunión visibilizándose notables diferencias entre PSOE y Unidos Podemos que impidieron consensuar una solución conjunta a la crisis territorial.

Como explicó el portavoz de la confluencia catalana, Xavier Domènech, la propuesta de los socialistas pasa por crear una subcomisión en el Congreso, lo cual respeta, pero entiende que "no es suficiente, ni mucho menos". Tanto Podemos como En Comú Podem insistieron en defender el derecho a decidir de los catalanes que, según subrayó, "es un hecho que la mayoría de catalanes lleva reclamando desde 2010" y es su apuesta. Pese a las divergencias constatadas en esta primera toma de contacto de los equipos negociadores, Domèmech adelantó que seguirán trabajando conjuntamente para tratar de concretar un acuerdo de mínimos "a la altura de la urgencia que está viviendo Cataluña", más allá de la reforma constitucional propuesta por el PSOE "porque eso tendría un tiempo muy largo" hasta que pudiera ejecutarse.

PSOE y Podemos acuerdan una agenda contra el PP pero se traban con Cataluña

Los comunes, por tanto, no estarían en contra de una reforma constitucional, pero ahora mismo priorizan el ejercicio del derecho a decidir a través de un reférendum que, según defienden, podría realizarse con garantías legales mediante una reforma de ley orgánica. Para ello, su idea es que la mencionada subcomisión se centre en la "crisis territorial" con el referéndum como salida.

Juanma Romero. BarcelonaJuanma Romero. Barcelona

No habrá cambios en el PSOE

La lectura que los socialistas hicieron de la reunión fue bastante distinta. Según contó a la salida la portavoz, Margarita Robles, en lo que los dos grupos están de acuerdo es en la "enorme preocupación" que sienten respecto al desafío soberanista, a su "especial gravedad". "Las discrepancias son evidentes", reconoció la diputada, porque el PSOE se aferra a su 'Declaración de Barcelona' y no apoyará de ningún modo un referéndum unilateral, pero tampoco comparte la opción de una consulta pactada, puesto que siempre ha defendido que la soberanía nacional es única y no divisible, y por tanto la única salida es la de una revisión de la Carta Magna. "No compartimos la posición de soberanías compartidas" de Cataluña y el conjunto de España, incidió. "Nosotros estamos por la soberanía única y no podemos aceptar un referéndum de independencia". Además, Robles recordó que que hay temas que "trascienden el diseño territorial" y que son objeto de debate con otras fuerzas políticas, como las medidas de regeneración democrática.

Robles recuerda que el PSOE no está de acuerdo con las soberanías compartidas que quiere Podemos ni con un referéndum de independencia

La portavoz remarcó que la 'Declaración de Barcelona', la hoja de ruta compartida por PSOE y PSC que acordaron ambas ejecutivas el viernes en la capital catalana, "no es fruto de la improvisación", sino que está "muy estudiada", y por eso no será un documento que cambie de la noche a la mañana. "Unidos Podemos tiene sus propuestas, y nosotros las nuestras, y no vamos a bajarnos del tren porque son muy serias", subrayó.

PSOE y Podemos acuerdan una agenda contra el PP pero se traban con Cataluña

La reunión, que se prolongó algo más de dos horas en la sala Peces-Barba en el Congreso, fue calificada por los portavoces de Unidos Podemos como "satisfactoria" y coincidieron en vaticinar que su resultado "a quien más nervioso va a poner es a Rajoy". Robles también calificó el encuentro de "positivo", pero en modo alguno compartió la apreciación de que está más cerca la salida del presidente de La Moncloa, ni tampoco que el PSOE tiene un "ritmo más lento". "No sé si tiene un aparato para medir las prisas o no, pero me sorprende que haya dicho eso porque si Rajoy es presidente es porque su grupo no apoyó la investidura de Sánchez. Si hubieran tenido tantas prisas como dice" no habrían impedido "la investidura de Pedro Sánchez", le afeó.

Así que para Robles, "lo que prefigura esta reunión es un trabajo parlamentario" —y no "un Gobierno alternativo", como decía Podemos—, y a la vista del mismo, señaló, "ya se verá". "El PSOE entiende que debe haber un cambio en el Gobierno de la nación y quien mejor lo puede liderar es el PSOE", pero no quiere "llegar al Gobierno por llegar al Gobierno".

Irene Montero sobre la mesa de negociación con el PSOE: "Prefigura la construcción de un Gobierno alternativo" a Mariano Rajoy

Los socialistas, por tanto, no valoran presentar una moción de censura a corto plazo. Una iniciativa a la que no se resignan desde Unidos Podemos porque "es una cuestión urgente" y, aunque respetan los "ritmos" del PSOE, anuncian que seguirán presionando para "convencerlos" de la necesidad de proponer una moción de censura conjunta que eche al PP del Gobierno.

PSOE y Podemos acuerdan una agenda contra el PP pero se traban con Cataluña

Amplias delegaciones

La agenda que llevaban bajo el brazo los representantes de Unidos Podemos se centraba en iniciativas para paliar la precariedad juvenil, garantizar las pensiones, subir el salario mínimo interprofesional, implantar una renta mínima garantizada y luchar contra la corrupción. Pero los socialistas también querían abordar las políticas de empleo, el aumento de los salarios, la garantía de las pensiones, los programas de ayudas para los desempleados mayores de 52 años, el desbloqueo de la iniciativa legislativa popular (ILP) impulsada por los sindicatos para implantar una renta mínima y la lucha contra la corrupción. Y es que Unidos Podemos es, para el PSOE, un "socio preferencial" en las cuestiones sociales, como decía este lunes por la mañana José Luis Ábalos, el secretario de Organización. Pero eso no quiere decir que para Sánchez sea el único aliado. Podemos lo es en esos temas, no en todos. Es la forma de salvaguardar la relación con Ciudadanos, con quien sí hay también convergencias en regeneración democrática o de impulso de la modificación de la Carta Magna.

PSOE y Podemos acuerdan una agenda contra el PP pero se traban con Cataluña

Por eso mismo Robles hizo hincapié, a lo largo de su exposición, en que el PSOE confiere una importancia sustancial a estas materias, y por eso las antepuso al conflicto abierto con Cataluña, donde las posiciones siguen enquistadas en el mismo punto. De ahí que acordaran crear una "mesa de colaboración parlamentaria". "Y en ella tanto Unidos Podemos como el PSOE pondremos encima iniciativas que nos importan para trabajar en ellas y llegar a objetivos conjuntos". Cuando el PP sigue con su política de recortes, sostuvo la portavoz socialista, los ciudadanos necesitan "respuestas adecuadas".

Juanma RomeroJuanma Romero

La portavoz parlamentaria, Irene Montero, adelantaba tras un encuentro previo mantenido esta mañana entre los negociadores de su grupo, que su objetivo pasa por "establecer un marco de diálogo y de trabajo", y aunque no mencionaba la moción de censura contra el Gobierno de Mariano Rajoy como horizonte a corto plazo, sí insistió en la necesidad de orientar el encuentro para "sacar al PP del Gobierno" y anticipar "una alternativa" de cambio. Además de la portavoz del grupo, el equipo negociador de Unidos Podemos estuvo formado por el secretario general, Pablo Iglesias; el portavoz de En Comú Podem, Xavi Domènech; el coordinador de Izquierda Unida, Alberto Garzón; la portavoz de En Marea, Yolanda Díaz; el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique; el responsable de la Secretaría de Economía de Podemos, Nacho Álvarez; el secretario de Relaciones con la Sociedad Civil y Movimiento Popular, Rafa Mayoral, la diputada y coportavoz de Podemos, Noelia Vera y la secretaria de Acción Institucional del partido, Gloria Elizo.

Sánchez, mientras, estuvo acompañado, además de por su portavoz parlamentaria, Margarita Robles, por la vicesecretaria general y portavoz adjunta en la Cámara Baja, Adriana Lastra; la líder del PSC en el Congreso, Meritxell Batet; el portavoz de Economía, Pedro Saura; la secretaria de Política Municipal de la ejecutiva, Susana Sumelzo; el responsable de Política Económica, Manu Escudero; y el de Empleo y Relaciones Laborales, Toni Ferrer.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
21 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios