nuevas grabaciones del caso

Una exclusiva de El Confidencial alertó en Lezo: "Nos ha dado información valiosa"

Este diario publicó el pasado 25 de diciembre que la Audiencia ya investigaba a directivos del Canal, cuando la causa estaba secreta. Estos mandaron incluso un procurador al juzgado para preguntar

Foto: Edmundo Rodríguez, cuando fue detenido en abril de 2016. (EFE)
Edmundo Rodríguez, cuando fue detenido en abril de 2016. (EFE)

Una exclusiva publicada por El Confidencial el pasado 25 de diciembre de 2016 titulada "La Audiencia ya investiga por malversación el falso pelotazo del Canal de Isabel II en Brasil" puso en alerta a los principales investigados del caso Lezo, que en esos momentos estaban siendo seguidos y grabados por la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil por orden del juzgado de instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, que entonces dirigía Eloy Velasco. Este diario publicó el día de Navidad que el magistrado indagaba ya sobre la sospechosa compra que Inassa, la filial sudamericana del Canal, realizó en el año 2013 para adquirir el 75% de la sociedad brasileña Emissao Engenharia e Construçoes.

La Fiscalía y la UCO llevaban ya algunos meses en secreto esta operación. Aunque el Gobierno regional presidido por Cristina Cifuentes había denunciado ante el Ministerio Público la compra de Emissao en mayo del año pasado (tras las revelaciones de El Confidencial), los investigadores ya llevaban tiempo detrás de los principales implicados por unas denuncias previas. Una "organización criminal", como ha definido la Fiscalía, que presuntamente saqueó las arcas del Canal, la mayor empresa pública de la Comunidad de Madrid, en extrañas operaciones mercantiles entre los años 2001 y 2013.

El 27 de diciembre de 2016, dos días después de la información publicada por este diario, Edmundo Rodríguez Sobrino, expresidente de Inassa y mano derecha del expresidente Ignacio González en el Canal, hablaba telefónicamente con el abogado Manuel Gómez de la Bárcena. Rodríguez Sobrino ya había sido destituido por Cifuentes después de que El Confidencial desvelara que este directivo del Canal ocupaba cargos de responsabilidad en tres firmas de Hong Kong (paraíso fiscal hasta abril de 2012) y aparecía en los famosos papeles de Panamá.

Tras saludarse, el letrado le pregunta a Edmundo si había visto la noticia:

-Edmundo: "Denota esto una mala hostia. Si a este, este David Fernández…".
-Manuel: "Debe de tener un contacto en el Canal, ahora nos ha dado una información…".
-Edmundo: "Muy valiosa".
-Manuel: "Que no teníamos".
-Edmundo: "Sí, sí, sí".
-Manuel: "Que no teníamos, pero que yo creo que tú eres el destinatario".
-Edmundo: "Sí, sí, sí".
-Manuel: "Tú eres claramente el destinatario además de cualquier otros intereses que vayan buscando".
-Edmundo: "Sí, Manuel".
-Manuel: "Terceras personas que sean una pieza de caza más apetecible que tú".

Ambos comentan luego que la investigación ha caído en el juez de refuerzo que entonces tenía el juzgado 6 de la Audiencia. La UCO destaca que del análisis de la llamada se deduce la preocupación que tenía Edmundo por la noticia de prensa publicada y que ambos mencionen que el objetivo de la información periodística pudieran ser terceras personas. Los dos quedaron en volver a hablar y lo hicieron el 30 de diciembre.

Agentes de la Guardia Civil, ante la sede del Canal de Isabel II, durante la operación Lezo. (EFE)
Agentes de la Guardia Civil, ante la sede del Canal de Isabel II, durante la operación Lezo. (EFE)

El día antes de Nochevieja, Manuel Gómez de la Bárcena le comenta a Edmundo que ha mandado a su procurador a la Audiencia Nacional y que no ha encontrado nada. "Me llama el procurador, me dice que de momento no encuentra nada, me dice que con tu nombre y apellidos, nada". La investigación estaba secreta y un grupo reducido de funcionarios tenía acceso a ella. El expresidente de Inassa llevaba ya tiempo con la mosca detrás de la oreja. La denuncia de Cifuentes le había puesto nervioso y había mantenido una serie de contactos para averiguar más.

El 26 de octubre de 2016, dos meses antes de estas conversaciones, Rodríguez Sobrino se reunió con José Manuel Serra Peris, al que la UCO sitúa como una de las personas que pudieron facilitarle información reservada sobre la investigación. Serra Peris, abogado del Estado, fue consejero y vicepresidente de Canal Gestión, una filial del Canal de Isabel II, entre 2012 y 2015. Antes había sido directivo de la constructora Martinsa, secretario de Estado con Aznar y consejero de Bankia. Un personaje muy bien relacionado. La Guardia Civil fue incapaz de escuchar lo que ambos hablaron, ya que se reunieron andando por la calle. Edmundo está hoy en prisión y Serra Peris es uno de los investigados de la causa.

El Confidencial fue el primero en adelantar en mayo de 2016 que la Comunidad de Madrid, cuando la presidía Ignacio González, pagó 68 millones de reales brasileños (21,4 millones de euros) por la firma brasileña Emissao en octubre de 2013, que un año después tenía un valor contable de solo cinco millones de euros, cuatro veces menos. Siete meses después, en diciembre de 2016, este diario también adelantaba en exclusiva que la Audiencia había abierto una investigación sobre esta compra. Una investigación que se ha ido ampliando (se ha dividido en seis piezas) y que ha dejado, por el momento, más de 50 investigados.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios