'cazador de subvenciones'

La Generalitat regó con 480.000€ los medios de comunicación que montó Puigdemont

El nuevo presidente de la Generalitat hizo su carrera profesional creando medios de comunicación de dudoso éxito que luego fueron subvencionados por la misma institución que dirige desde el domingo
Foto: El nuevo presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. (Ilustración: Raúl Arias)
El nuevo presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. (Ilustración: Raúl Arias)

El nuevo presidente de la Generalitat de Cataluña se forjó una intensa carrera periodística antes de saltar oficialmente al mundo de la política, pero lo tuvo más fácil que otros profesionales del sector. El diario oficial de la Generalitat recoge el reguero de subvenciones que la Administración autonómica concedió desde los años noventa a los medios vinculados al hasta ahora alcalde de Girona y nuevo presidente catalán, Carles Puigdemont Casamajó, hasta sumar un total de 480.474 euros. Las ayudas no solo garantizaron la viabilidad de sus negocios, sino que le permitieron expandirlos y traspasarlos posteriormente en condiciones ventajosas a terceras empresas. El único mérito de Puigdemont para recibir esas ayudas fue editar medios que se publicaban en catalán.

El nuevo jefe del Gobierno autonómico desempeñó su primer cargo directivo en Intracatalonia SA, la sociedad propietaria de la Agencia Catalana de Noticias (ACN). Puigdemont ocupó la dirección general de la ACN desde su fundación en 1999 hasta 2002. La Generalitat posee en estos momentos el 100% de las acciones de la agencia, pero en su nacimiento contó también con capital privado, aunque no necesitó demasiado. Solo un año después de su fundación, la Generalitat concedió a Intracatalonia SA su primera ayuda, 31.094,15 euros, por la “realización de servicios de contenidos de comunicación en la red de internet y otros medios”. Desde entonces, la ACN nunca dejó de recibir fondos públicos. El año pasado, la agencia recibió una inyección de fondos públicos de 3,2 millones de euros.

Un cazador de subvenciones

El siguiente negocio que montó el dirigente de Convergència Democrática de Catalunya (CDC) fue la revista 'Catalonia Today', una publicación en inglés que lanzó en 2004 con el supuesto objetivo de difundir la actualidad y cultura locales entre los extranjeros residentes en Cataluña y, de paso, facilitar el aprendizaje del idioma a los nacidos en la comunidad. Su mujer, Marcela Topor, le acompañó en la aventura, aunque el riesgo era reducido. “Más que gustarle el periodismo, su objetivo cuando montó 'Catalonia Today' era cazar la mayor cantidad posible de subvenciones, tanto directas como encubiertas a través de publicidad institucional”, explica una fuente de su entorno, que recuerda que en aquella época Puigdemont prefería conducir todos los días durante tres horas para poder dormir en Girona.

La esposa de Carles Puigdemont, Marcela Topor. (EFE)
La esposa de Carles Puigdemont, Marcela Topor. (EFE)

Los planes no salieron como deseaba pero tampoco sufrió pérdidas. “Era tan independentista que hasta en CDC lo consideraban un excéntrico, algo que visto desde la perspectiva actual no deja de resultar una gran paradoja. Eso hizo que no consiguiera todas las ayudas que esperaba y que tuviera problemas para sacar adelante su plan de negocio”, explica esta fuente. “Además, como gestor era un desastre. No se le daba bien el trabajo en equipo. Era muy intransigente”.

Con todo, Puigdemont no tuvo que esperar ni un año para que 'Catalonia Today' pudiera recibir su primera subvención. En el tercer trimestre de 2004, la Generalitat le dio 30.000 euros para costear “el lanzamiento del diario catalán en inglés”, y en el último trimestre de ese ejercicio, volvió a gratificarle con otros 30.000 euros por idéntico concepto.

La cuantía de la ayuda mejoró al año siguiente. La Consejería de Presidencia del Gobierno autonómico otorgó a la publicación otros 97.300 euros que supuestamente debían ir encaminados a “potenciar la política comercial del semanario para mejorar su posicionamiento en el mercado”. En 2006, la revista recibió aún más dinero: 97.450 euros para costear la publicación de “los suplementos 'CT Review' y 'Money and Business”, y otros 14.550 euros para la “edición de páginas especializadas para zonas geográficas de Cataluña”.

Una difusión de apenas 15.000 ejemplares

La crisis rebajó las ayudas de la Generalitat en los años siguientes, pero siguieron siendo elevadas para una revista tan minoritaria. En 2007, la publicación recibió 49.080 euros. La resolución del Departamento de Cultura y Medios de Comunicación ni siquiera aclaró el motivo por el que se concedía. El importe aumentó ligeramente en 2008 hasta los 50.000 euros. En ese caso, la justificación fue “la edición del periódico 'Catalonia Today' para la promoción de los espacios naturales de Catalunya”. En 2009, la mercantil de Puigdemont se llevó otros 35.000 euros para sufragar “la edición de un nuevo formato mensual”. Y en 2010, la Administración autonómica le transfirió 30.000 euros por la “edición de un número especial, 'Who is who a Catalonia 2010”. A esas cantidades hay que sumar el dinero que le llegó a través de publicidad institucional, un dato mantenido en secreto.

En la concesión de esas ayudas no influyó que ya en 2005, solo un año después de que se constituyera 'Catalonia Today', la Agencia Tributaria le notificara a través del diario oficial de la Generalitat un embargo por la ejecución firme de una deuda contraída con el erario público. Sus pobres datos de difusión tampoco impidieron que le llovieran subvenciones. En 2010, tenía una difusión de apenas 15.000 ejemplares. Y, según datos públicos, en la actualidad apenas acceden a su web alrededor de 1.300 internautas al mes.

Premio de ERC por defender la nación catalana

Durante esa época, los postulados del diario estuvieron más cerca de Esquerra Republicana de Catalunya que de CDC, a pesar de que Puigdemont siempre ha militado en este último partido. De hecho, en 2010, la Fundación Josep Irla, órgano de pensamiento de ERC, distinguió a 'Catalonia Today' con el premio Memoria Francesc Maciá por su defensa de la cultura y la nación catalanas.

CDC apuesta por el liberalismo económico, pero la trayectoria de Puigdemont no podría entenderse sin la continúa respiración asistida de dinero público

Puigdemont abandonó la sociedad en enero de 2011, solo cuatro meses antes de convertirse en alcalde de Girona, aunque su mujer siguió vinculada a la publicación, incluso después de que el grupo Hermes Comunicacions, editor del diario en catalán 'El Punt Avui', se quedara con la revista. “Catalonia Today' empezó como un periódico de 20 páginas que se publicaba de lunes a viernes. Luego bajó a 16 páginas y después a 12, hasta que a Puigdemont no le quedó más remedio que convertirlo en un semanal y por último en un mensual. Finalmente, acabó traspasándoselo a Hermes, con los que tiene muy buena relación”, explica esta fuente cercana al político independentista.

Hermes, otro grupo financiado con dinero público

Marcela Topor aún sigue en la publicación. Es editora y dirige un programa de entrevistas que puede verse en la web de la publicación. Este domingo, la versión digital de la plataforma informó de la proclamación de su fundador como presidente de la Generalitat. Si la revista continúa abierta es, entre otros motivos, porque sus actuales propietarios también han recibido grandes sumas de dinero en los últimos años. Desde 2008, Hermes Comunicacions ha ingresado subvenciones de la Administración catalana por valor de 12,3 millones de euros. Solo le supera el Grupo Godó, editor de 'La Vanguardia', con 14,8 millones. Como reveló este diario en enero de 2015, Hermes reingresó parte de esos fondos públicos en las cuentas de la Asamblea Nacional de Catalunya (ANC). En 2013, pagó al menos 120.000 euros a esa plataforma independentista.

Por el camino, el nuevo presidente de la Generalitat también ha puesto en marcha otras iniciativas. En marzo de 2006 montó la sociedad Doble Utopía SL, una mercantil con el supuesto objeto social de “la prestación de servicios informáticos, telemáticos y de comunicaciones” que convirtió en un contenedor web de blogs políticos. Ni siquiera necesitó desembolsar los 3.010 euros del capital social de la firma. Ese mismo año, la Oficina de Comunicación del Gobierno catalán concedió a Doble Utopía SL una ayuda de 16.000 euros. Puigdemont tardó un año en traspasar la sociedad al digital 'El Singular', que posteriormente fue absorbido a su vez por el diario 'El Mòn', un periódico patrocinado igualmente por la Generalitat. En teoría, CDC apuesta por el liberalismo económico y respalda a los pequeños emprendedores, pero la trayectoria periodística de Puigdemont no podría entenderse sin la continua respiración asistida de dinero público, parecido a lo que su formación siempre ha reprochado a otros puntos de España. 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
65 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ÚLTIMOS VÍDEOS

Carolina Marín: "Es un sueño hecho realidad"
LOS GANGLIOS Color de Rosa
LOS GANGLIOS : El Regalo

ºC

ºC