para financiar proyectos entre la familia

El Gobierno da 72 millones a Villar Mir y López Madrid en plena operación Lezo

El Ministerio de Industria y Energía ha dado a FerroAtlántica y a dos empresas del yerno del marqués dos préstamos de 45 y 27 millones para financiar plantas de silicio

Foto: Fábrica de Ferroatlántica. (Wikipedia)
Fábrica de Ferroatlántica. (Wikipedia)

La investigación de la Fiscalía Anticorrupción por las presuntas irregularidades cometidas en el Canal de Isabel II —operación Lezo— no ha impedido que el Ministerio de Industria y Energía haya concedido dos líneas de financiación a una de las empresas involucrada en este caso de corrupción. Según documentos oficiales, el Gobierno ha otorgado al Grupo Villar Mir dos préstamos de 45 y 27 millones de euros, respectivamente, para financiar una alianza formada entre FerroAtlántica, filial del 'holding' familiar, y dos empresas propiedad de Javier López Madrid.

Pese a la reciente investigación por presunto cohecho a Juan Miguel Villar Mir y a su yerno por el supuesto pago de 1,4 millones al expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González, el Gobierno ha decidido financiar un proyecto consistente en la alianza entre FerroAtlántica, compañía filial de Grupo Villar Mir, y Blue Power y Aurinka, dos sociedades participadas por López Madrid desde Financiera Siacapital. A su vez, FerroAtlántica está incluida dentro de Ferroglobe, empresa cotizada en la Bolsa de Nueva York y controlada por la familia Villar Mir con un 55% del capital.

La ‘joint venture’, bautizada como Solar JV Agreement, consiste en la aportación de Blue Power y Aurinka a FerroAtlántica de servicios de formación y operación para producir silicio purificado por la vía metalúrgica o UGM, por sus siglas en inglés, para placas solares. El acuerdo, firmado el 20 de diciembre de 2016, estaba pendiente del cumplimiento de varias condiciones, incluida la verificación del sistema ofrecido por Blue Power y su capacidad tecnológica para llevar a cabo el proyecto. Además, la alianza debía ser autorizada por los consejos de administración de Ferroglobe, Blue Power y Aurinka.

El consejero de OHL Javier López Madrid, a su salida de la Audiencia tras prestar declaración. (EFE)
El consejero de OHL Javier López Madrid, a su salida de la Audiencia tras prestar declaración. (EFE)

Según datos oficiales, la operación ha sido aprobada recientemente por los órganos de gobierno de las tres compañías, curiosamente controlados por la familia Villar Mir. De hecho, Ferroglobe está presidida por Javier López Madrid, que al mismo tiempo es uno de los accionistas destacados de Blue Power y Aurinka. El acuerdo supone que FerroAtlántica tendrá indirectamente el 75% de las empresas que lleven a cabo técnicamente el proyecto, que incluye la construcción de una planta en la ciudad gallega de Sabón y otra de UGM en Puertollano. Además, tendrá el 51% de los derechos de propiedad intelectual y 'know-how' aportados por Blue Power. Por tanto, Villar Mir le comprará la tecnología a su yerno, a su vez primer ejecutivo de la compañía 'holding' a través de la cual se hace la transacción (Ferroglobe).

La puesta en marcha de ambas plantas supondrá una inversión estimada durante los tres primeros años de 118 millones, de la que se hará cargo FerroAtlántica, filial de Ferroglobe. Para ello, la citada sociedad ha conseguido los dos préstamos de 45 y 27 millones del Ministerio de Industria y Energía, inicialmente destinados a la construcción de la planta de UGM en Puertollano. Para continuar con las operaciones, Grupo Villar Mir estima que serán necesarios otros 177 millones a partir del cuarto y quinto año de vida de las plantas.

Todo queda en familia

Las relaciones entre estas empresas y la familia son muy cercanas desde tiempo atrás. De hecho, en junio del pasado año, Silicio FerroSolar, otra filial de Ferroglobe, le concedió un préstamo de 8,36 millones de euros a Blue Power Corporation para financiar otro proyecto solar en España. Posteriormente, en septiembre, la cantidad se amplió en 500.000 euros hasta los 8,84 millones, por los que la compañía de López Madrid paga un interés del 10% a largo plazo. A su vez, FerroAtlántica firmó un acuerdo con Aurinka para un estudio de viabilidad de una planta de silicio purificado por el que le pagó tres millones de euros.

López Madrid es presidente y consejero de Ferroglobe, consejero de OHL y consejero delegado de Grupo Villar Mir. Al mismo tiempo, controla un 31,33% de Blue Power Corporation y posee otra participación similar en Aurinka a través de Financiera Siacapital. El resto del capital de estas sociedades está en manos de inversores próximos al yerno de Villar Mir, pero ajenos a la familia.

Tanto OHL como Ferroglobe han negado que López Madrid tuviera algún tipo de responsabilidad ejecutiva en ambas compañías cuando se produjo el supuesto pago irregular a Ignacio González, investigación por la que fue detenido y puesto en libertad bajo fianza de 100.000 euros. Por su parte, el ejecutivo, que ya fue condenado a seis meses de cárcel por el caso de las tarjetas ‘black’ de Bankia, también ha rechazado las acusaciones del fiscal anticorrupción y ha aseverado que se defenderá “vehementemente” para demostrar su honestidad.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
24 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios