102.000 millones de clientes de 200 países

Los españoles de la lista Falciani tenían 1.800 millones de euros opacos en Suiza

Una línea lo resumía todo: "Evasión fiscal: disponible lista de clientes". Es el objeto de un correo electrónico de Ruben Al-Chadick

Una línea lo resumía todo: "Evasión fiscal: disponible lista de clientes". Es el asunto de un correo electrónico de Ruben Al-Chadick. Era el año 2008 y nadie conocía a Hervé Falciani, el hombre que se escondía detrás del nick árabe. Esa línea era el primer contacto directo que el informático franco-italiano tomaba con las autoridades de varios países europeos para facilitarles la información bancaria de miles de clientes del HSBC Private Bank (Suisse) de Ginebra.

Francia compartió los datos con varias jurisdicciones y España los utilizó para llevar a cabo una masiva regularización fiscal. Hasta hoy, la mayoría de los nombres de esos clientes no se habían hecho públicos. Esta semana, el contenido de la 'lista Falciani' sale a la luz gracias a una investigación coordinada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) y Le Monde. El Confidencial ha participado en exclusiva para España y publica sus resultados en colaboración con laSexta.

["¿Qué se sabe hasta ahora de la Lista Falciani?"]

La lista contiene miles de nombres de personas físicas y jurídicas residentes en más de doscientos países. Entre ellos figuran personajes de primer nivel del mundo empresarial, de la nobleza y del espectáculo. Pero también traficantes de droga, diamantes e incluso señores de la guerra cuyas ganancias estaban a buen recaudo gracias al secretismo bancario suizo. En total, acumulaban algo más de 102.000 millones de dólares, unos 78.000 millones de euros al cambio de 2007, año al que hacen referencia estas cifras.

 

Los españoles de la lista Falciani tenían 1.800 millones de euros opacos en Suiza

Entrevista a Hervé Falciani (II)

"Los que admiramos por un lado nos roban por el otro"

 

Tres mil personas relacionadas con España están en la lista de clientes del HSBC que, a través de Falciani, llegó en 2009 a las manos de las autoridades francesas. Los saldos de quienes entre ellos tenían una cuenta bancaria sumaban 2.317 millones de dólares entre 2006 y 2007, unos 1.769 millones de euros al cambio de 2007, cifra comparable con el presupuesto para la Administración Financiera y Tributaria de todo un año.

Siete preguntas y respuestas básicas sobre la filtración

"En la mayoría de los casos" se trata de "patrimonios escondidos u opacos al erario español", como recordó la Audiencia Nacional española al rechazar la entrega de Falciani a las autoridades de Suiza, que le reclaman por el robo de datos bancarios. Sin embargo, no todos los que aparecen son evasores fiscales. Muchos tenían residencia en el pequeño país centroeuropeo, mientras que otros utilizaban instrumentos de inversión declarados en su renta anual ante la Hacienda española. A lo largo de esta semana, este diario detallará los nombres destacados y de interés público que aparecen en el famoso listado.

Islas Vírgenes, 'capital' Ginebra

La base de datos a la que ha tenido acceso este diario contiene 2.694 nombres de clientes del banco relacionados con España, bien por su nacionalidad o por las direcciones que facilitaron a la entidad. Entre ellos, 2.163 tenían cuentas activas en el banco. Su dinero se repartía en 1.100 cuentas bancarias entre 2006 y 2007, aunque esta cifra se triplica si se incluyen las que en esa fecha no tenían saldo.

 

Más de la mitad son hombres, pero la profesión más común declarada ante el banco es la de "ama de casa", un término que aparece con inusual frecuencia también en las listas de otros países y que se usa no sólo para describir pudientes mujeres casadas, sino también para empresarias, arquitectas o incluso princesas. Como atestiguan las anotaciones de los empleados del HSBC a las fichas bancarias, para contactar con Ginebra no hacía falta pasar Alpes y Pirineos. En los documentos quedan registrados los encuentros entre representantes de la entidad y sus clientes en ciudades españolas como Madrid o Barcelona. 

Pero el verdadero mapa que esconde cada cuenta lo trazan los apoderados, abogados y gestores que tenían acceso a ellas. Suelen ser la cabeza en Suiza de una telaraña de testaferros y empresas pantalla domiciliadas en Panamá, Tórtola o en otro paraíso fiscal. Hay 261 empresas domiciliadas offshore relacionadas con clientes españoles.

Es lo que ocurre en el caso de Emilio Botín, el español con más dinero en el banco suizo según la información a la que ha tenido acceso este diario. La familia del difunto presidente del Banco Santander tuvo que pagar 200 millones de impuestos no declarados a la Hacienda española tras las revelaciones de Falciani. Pero la lista destapa un entramado de empresas pantalla que de Europa salta a Panamá y a las Islas Vírgenes Británicas. De ellos, en Suiza, quedaban 'sólo' 82 millones de dólares en 2007.

Los movimientos de la Agencia Tributaria obligaron a Botín a cerrar, en mayo de 2011, su empresa en Panamá, que tenía cuenta en el banco suizo, como consta en el Registro Mercantil de este país. En la misma semana, The Daily Mirror hacia público que otro español, Fernando Alonso, decidía repatriar su dinero a España desde Suiza, donde tenía residencia. Un dinero que también se encontraba en el HSBC de Ginebra y que por ello, según desvela la lista en manos del ICIJ y de El Confidencial, aparecía en la lista Falciani. Sin embargo, explica el representante del campeón de fórmula uno, Hacienda nunca se puso en contacto con él ya que era residente legal en Suiza.

Álbum: Pinche en la imagen para ver los nombres de la lista Falciani

 

Los entramados de empresas se convirtieron en algunos casos en los escenarios perfectos para actividades que han ido más allá del fraude tributario. Entre los clientes del HSBC que salen a la luz gracias a Hervé Falciani se incluyen también personas relacionadas con la financiación del terrorismo, el blanqueo de capitales o el tráfico de armas. Desde un ingeniero que trabajó para Muammar Gaddafi y fue acusado de colaborar con la mafia italiana hasta la compañía Katex Mines, relacionada por la ONU con la venta de armamento en Liberia. La suma de los saldos de las personas relacionadas a ese lucrativo negocio entre 2006 y 2007 alcanzaba los 56 millones de dólares, según los cálculos realizados para esta investigación.

El banco suizo era un puerto seguro también para los ingresos de personas condenadas por tráfico de droga. Los documentos detallan la gran mayoría de las transacciones que los clientes llevaban a cabo para acceder a dinero contante en diferentes monedas. Una de las personas a las que la entidad facilitó liquidez de esta forma era Arturo del Tiempo Marqués, un empresario dominicano que ha recibido una condena de siete años de cárcel en España por contrabando de droga. Fue encontrado con 1.200 kilos de cocaína. Controlaba 19 cuentas en el HSBC con un total de más de 3 millones de dólares, según se desprende de esta nueva documentación.

En la misma línea, el empresario barcelonés José Mestre Fernández, condenado a 12 años por haber introducido 186 kilos de cocaína en un contenedor también disponía de una cuenta. Este diario dará más detalles sobre su caso a lo largo de esta semana. 

La mayor regularización de España

Una copia del listado que estaba en manos de Francia llegó a la Hacienda española a comienzos de 2010, cuando Elena Salgado encabezaba ese departamento. Contenía 3.000 nombres. Ya en junio y tras un trabajo de depuración de la información, los inspectores se ponían manos a la obra, contactando con 657 personas y dos empresas que aparecían en la lista. Se optó por esta vía en vez de pasar por una comprobación inspectora, que habría podido dar pie a denuncias por delitos contra la Hacienda pública. "Primaron dos criterios", recuerda Javier Peláez, inspector de Hacienda del Estado, "el de hacer caja rápido, y, probablemente, el hecho de ver el nivel de algunas de las personas que aparecían en la lista". El entonces secretario de Estado de Hacienda y Presupuestos, Ocaña Pérez de Tudela, justificó en el Congreso que se corría "el riesgo de que se produjera la prescripción de una serie de los hechos contenidos en esta información que recibimos de las autoridades francesas. Estas circunstancias desaconsejaban iniciar directamente un procedimiento inspector frente a tales contribuyentes".

 

A raíz de estas actuaciones, la Hacienda española pudo recuperar 260 millones de euros en liquidaciones de bienes no declaradas. Se trató del "proceso de regularización más importante en España”, en palabras de Ocaña, y eso que en la cifra no se incluyen las sanciones contra quienes no quisieron arreglar sus cuentas.

En una extensa carta remitida a los medios que han participado en la investigación, el HSBC Swiss Private Bank admite que, aunque tener una cuenta en Suiza no sea ilegal, "hay casos en los que los clientes se aprovecharon del secreto bancario para ocultar cuentas no declaradas". A raíz de una profunda serie de reformas internas, explica el banco, tiene hoy "un equipo de gestión sustancialmente diferente al de antes de 2011". Este cambio de política ha provocado que la sede Suiza pasara de tener más de 30.000 cuentas en 2007 a las 10.300 que declara poseer en 2014.

En diciembre de 2012, la Fiscalía Anticorrupción encabezada por Torres-Dulce arrancó una investigación sobre la filtración del HSBC. El banco estaba "incumpliendo las obligaciones de información establecidas en la normativa internacional, incluso hasta el punto de dar soporte y auxiliar al fraude fiscal", se lee en ese auto. Como se desprende de las conclusiones de ese informe a las que llegó la Audiencia Nacional, "la administración tributaria española considera que existen fundados indicios de que los importes depositados o invertidos en cuentas bancarias opacas en el HSBC Private Bank Suisse podrían tener origen en rentas no declaradas en su momento a la Hacienda Pública estatal, autonómica o foral, siendo la mayoría de los casos patrimonios u opacos al erario español".

Un razonamiento que fue esgrimido para rechazar la extradición a Suiza de Hervé Falciani, el hombre que a partir de un correo electrónico revolucionó las haciendas de media Europa.  

Lista Falciani

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
165 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ÚLTIMOS VÍDEOS

Intereconomía NO cierra
Las palabras y la cosa, de Jean-Claude Carrière
LA POLLA RECORDS ¡¡¡NO SOMOS NADA!!!

ºC

ºC