POR ENCIMA DE LA MEDIA EUROPEA

La dependencia energética de España sigue bajando y ya se sitúa en el 73,3%

Los datos reflejan hasta qué punto España es dependiente de la energía procedente del exterior. El 73,3% de la energía consumida es foránea.
Foto: El ministro de Industria, José Manuel Soria. (EFE)
El ministro de Industria, José Manuel Soria. (EFE)

Los datos están aquí. Y reflejan con claridad hasta qué punto España –la decimotercera economía del mundo– es dependiente de la energía procedente del exterior.  Según Eurostat, nada menos que el 73,3% de la energía consumida es foránea.

Sólo Italia –cuyo consumo energético depende en un 80,8% del exterior– se encuentra peor que España entre las grandes naciones de la Unión Europea. España, en todo caso, según Eurostat, la agencia estadística de la UE, es uno de los países en los que más ha descendido el consumo energético desde que estalló la crisis económica.

En concreto, un 11,9%, lejos del -5,3% de Francia; el -9,2%, de Alemania, y, ligeramente, por debajo del -12% de Italia, lo que refleja la intensidad de la crisis que ha vivido Europa entre 2006 y 2012. En el caso de España, la energía consumida ha retrocedido hasta niveles desconocidos desde 2005.

Aun así, empleando la metodología Eurostat para medir el indicador de dependencia energética, se observa una mejora continuada desde 2008. Ese año, de hecho, llegó a situarse en el 75,6%. El máximo se alcanzó en el año 2006, en plena burbuja inmobiliaria, cuando se rozó el 82%. O lo que es lo mismo, únicamente el 18% de la energía consumida en España era entonces de producción nacional. La crisis económica explica en parte esta mejora, toda vez que en los años de expansión la dependencia no dejó de crecer (ver gráfico). Y justo lo contrario ha sucedido desde 2008.

La alta dependencia energética de España del exterior explica en buena medida el enorme déficit comercial. Hasta el extremo de que, entre enero y noviembre del año pasado, ascendió a 53.045 millones. La cifra es abultada, pero representa un descenso del 10% respecto del año anterior. Básicamente, por la apreciación del euro, ya que el precio del petróleo (el principal componente de la factura energética) ha permanecido prácticamente igual, en el entorno de los 108 dólares barril tipo Brent.

Un mix energético ‘adecuado’

Los datos de Eurostat contrastan con unas recientes declaraciones del secretario de Estado de Energía, Alberto Nadal, quien aseguró en una entrevista al diario El País que el mix energético de España era el “adecuado”. Sin embargo, la dependencia energética de Francia, un país que tampoco cuenta con fuentes de energía tradicionales, es del 48,1%, mientras que en Alemania se sitúa en el 61,1%. En ambos casos, muy por debajo de la media de la Unión Europea.

Ese mix energético es el que puede explicar –al margen de los costes de regulación– que sólo en Irlanda, Chipre, Lituania y Malta el precio de la electricidad para los consumidores industriales sea superior al de España.

Se da la circunstancia de que el consumo de energías renovables en España es ligeramente superior a la media. En concreto, un 15,1% respecto del consumo total, dos puntos más que en la Unión Europea. La intensidad de consumo energético, en todo caso, es algo menor en el caso de España.

La alta dependencia de España del exterior en relación al consumo energético tiene mucho que ver con la presión fiscal. La carga impositiva respecto de la media de la Unión Europea es sensiblemente inferior, lo que supone un incentivo a la utilización de las energías fósiles. Precisamente, de las que carece España.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
26 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ÚLTIMOS VÍDEOS

En Primera Plana (Spotlight) Trailer Subtitulado HD
Historia de una pasión - Trailer subtitulado en español (HD)
MUSTANG (Tráiler Oficial España)

ºC

ºC