ejemplo de superación

El ejercicio con el que este hombre ha logrado perder 60 kilos

Liam Scarrot ha puesto punto y final a una situación en la que su salud iba de mal en peor. Te contamos qué ha hecho para mejorar y transformar su cuerpo

Foto: Liam Scarrot. (Facebook)
Liam Scarrot. (Facebook)

Hasta que Liam Scarrot no tuvo 17 años, no supo qué era no estar en forma. Pasaba los días al aire libre, jugaba al cricket y formaba parte de un equipo de fútbol desde que era muy pequeño. Sus padres siempre cocinaban comidas saludables en casa y si el necesitaba algo dulce, la fruta fue siempre su mejor opción, además de ir cinco días a la semana al gimnasio.

Pero la mala suerte llamó a su puerta y se rompió la pierna en el trabajo, donde moldeaba mallas de acero en una fábrica de metales. "Cuando estaba recuperándome me despidieron y dijeron que era un inútil porque llevaba muletas. Eso me hizo estar muy tenso mentalmente y caí en una depresión. Se podría decir que fue el comienzo del fin", recuerda Scarrot.

El cambio es algo mental. Si consigues ganar la batalla en tu cabeza, puedes conseguir todo lo que te propongas

El humor, autoestima y hábitos saludables que había tenido durante la adolescencia se hundieron en lo más profundo tras el accidente. Durante su recuperación, engordó casi 14 kilogramos por la falta de ejercicio, lo que empeoró su estado de salud en general. Sentirse solo hizo que su alimentación empeorara y comiera grasas y comida basura, más cómoda pero menos sana: hamburguesas, patatas fritas, refrescos, alcohol, pasteles y helados, tomando más de 4.000 calorías diarias y a veces varias porciones de una sola sentada. En apenas un año, recién cumplidos los 18, Liam llegó a alcanzar los 137 kg.

El ejercicio con el que este hombre ha logrado perder 60 kilos

Love how far I've come 😀

Una publicación compartida de Liam Scarrott (@scarrottliam) el

5 años después

No fue hasta cinco años más tarde cuando Scarrot se encontró sumergido en una relación que le hizo sentir otro tipo de mariposas en el estómago. Estaba feliz de poder cuidar de alguien, de compartir momentos bonitos durante su día a día, pero el estar con otra persona le hizo darse cuenta de lo enorme que era. El quería ser un novio del que alguien pudiese estar orgulloso, por lo que empezó con pequeños cambios.

Empezó a escribir todo lo que comía y comenzó a concentrarse en el tamaño de las porciones. Eso y dar un paseo de vez en cuando, le ayudó a adelgazar unos 22 kilos, aunque fue fluctuando constantemente durante 3 años. Perdía un poco, lo recuperaba y luego volvía a bajar de nuevo. Fue una batalla interminable.

Frustrado porque nunca podía bajar de los 110 kilos creó un grupo de Facebook llamado "Compañeros de fitness para todo el mundo" donde poder conectar con otras personas que quisieran perder peso y salir a caminar con él. Esto le ayudó bastante pero acabó odiando tener que depender de alguien para motivarse y decidió salir a caminar durante 40 minutos todos los días aunque nadie pudiera unirse a él. "La gente me pide ayuda y ve todo lo que estoy consiguiendo, me hace sentir tan bien que no podía dejar de seguir adelante", comenta.

El ejercicio con el que este hombre ha logrado perder 60 kilos

Love how far I've come 😀

Una publicación compartida de Liam Scarrott (@scarrottliam) el

Salir a andar

Un pequeño y simple ejercicio como el de caminar todos los días lo ayudó significativamente a perder peso: 40 minutos andando despacio se fueron convirtiendo en pequeñas carreras de la misma duración. Con el tiempo, se cansó de ver el mismo paraje así que decidió apuntarse al gimnasio y contratar a un entrenador personal. "Sabía que tenía que dar este paso para hacer una tarea más difícil. Este reto me iba a obligar dar un 110% de mí con sentadillas, planchas o abdominales".

Actualmente, Scarrott va al gimnasio cada dos días, un total de cuatro. Todos los lunes y los sábados boxea y sube y baja escaleras haciendo sprints con sus compañeros de su grupo de Facebook. Trabaja con su entrenador los miércoles donde se hace un circuito de cardio y 45 minutos de ejercicios de fuerza. Los viernes mantiene las carreras suaves y hace ejercicios de abdominales, aunque su plan preferido es hacer 'burpees' (pruebas de agilidad, coordinación y ejercicio). "No importa la frecuencia con las que la haces, siempre son un reto", comenta.

Burpee. (El Confidencial)
Burpee. (El Confidencial)

Pero el ejercicio físico no es lo único que hace Scarrot. Ha abandonado por completo su mayor debilidad: el azúcar, el alcohol y el postre ya no eran una ocurrencia diaria. Comidas caseras llenas de proteína, verduras, granos de cereal entero fueron su nueva forma de vida. Ahora el cuerpo de Liam está cambiando por momentos. Es 60 kilos más delgado y su cintura es 60 centímetros más pequeña. Y mientras que los cambios físicos le han ayudado enormemente, él cree que ver a un terapeuta también es muy importante para superar este gran cambio y superar su depresión para poder alcanzar sus objetivos.

"Tenía que seguir diciéndome a mí mismo y empujarme a hacerlo y continuar hacia delante. Es algo mental. Si consigues ganar la batalla en tu cabeza, puedes conseguir todo lo que te propongas", concluye Liam.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios