No temas más al '¿Cuántos años me echas?'

Los diez errores que cometes a diario y que te hacen parecer más viejo

Un grupo de expertos en salud y alimentación señalan algunas de las costumbres que deberías dejar de hacer desde ya si no quieres aparentar ser mucho mayor de lo que eres
Foto: El problema no es tanto el alcohol que te metas con tu super cóctel sino cómo te lo estás tomando. (iStock)
El problema no es tanto el alcohol que te metas con tu super cóctel sino cómo te lo estás tomando. (iStock)

Para qué nos vamos a engañar, resulta bastante molesto que nos echen más años de los que tenemos. Pero la realidad es que las canas, las arrugas, la postura y la envejecida piel que lucimos no ayuda demasiado a que nadie pueda acertar en nuestra verdadera edad. En ocasiones ves a personas de 50 años que aparentan 30 y no dejas de preguntarte cómo lo harán para mantenerse tan jóvenes. Ya, algunos tiran de cirujano pero son muchos los que, simple y llanamente, mantienen unas rutinas diarias saludables que les permiten disfrutar de un rostro, un físico y una salud realmente envidiable. Buenas noticias: puedes ser como ellos siempre y cuando dejes de hacer las cosas tan mal como hasta ahora.

Tomarnos una copa sorbiendo el líquido a través de una pajita aumenta la aparición prematura de arrugas en el contorno de la boca y ojos

¿Cómo? Presta atención. Un grupo de expertos en salud y alimentación han recogido en 'Health' algunas de las costumbres que deberías dejar de hacer desde ya si no quieres parecer mucho mayor de lo que en realidad eres. Cambia tus hábitos y revierte el acelerado proceso de envejecimiento al que tú mismo te has sometido.

1. No comes casi grasas

Un poco de grasa es necesaria para mantener una sensación de juventud y apariencia, asegura la nutricionista Franci Cohen: “Los ácidos grasos omega-3 son saludables para la salud de nuestro corazón y cerebro tanto como para cuidar de nuestro físico. Se encuentran en los pescados grasos (como el salmón y la caballa) y algunos frutos secos (como las nueces y las semillas de lino) y ayudan a mantener la piel flexible y robusta, evitando las arrugas”, recomienda la experta.

2. Bebes con pajita

Parece una bobada, pero tomarnos una copa –ojo también con las cantidades de alcohol que consumimos, que afectan irremediablemente a nuestra salud y aspecto– sorbiendo el líquido a través de una pajita aumenta la aparición prematura de arrugas en el contorno de la boca y ojos. “Esto también ocurre cuando fumas cigarrillos”, advierte la dermatóloga Janet Prystowsky, quien recomienda evitar ese gesto de 'boquita de piñón' bebiendo en vaso.

Tú sonríe, pero mañana te vas a despertar con la cara fina. (iStock)
Tú sonríe, pero mañana te vas a despertar con la cara fina. (iStock)

3. Duermes con almohada

Estás cómodo, pero estás aniquilando tu rostro juvenil (o las posibilidades de que se mantenga medianamente saludable). Aunque no te lo hayas planteado nunca, dormir boca abajo o de lado con la cara aplastada contra la almohada puede crear arrugas y acelerar el envejecimiento.

“El tejido conectivo y el colágeno de la cara se vuelve más débil con la edad. Al dormir del mismo lado noche tras noche la piel empeoramos que se pueda regenerar normalmente –proceso que ya de por si le cuesta más con el paso de los años– y pierde suavidad”, plantea el cirujano plástico James C. Marotta, insistiendo en que la mejor postura para dormir y mantenernos jóvenes, frescos y descansados es haciéndolo boca arriba.

4. Malas posturas

El estar sentados durante muchas horas ligeramente inclinados hacia el teclado, se traduce en que nuestra columna vertebral termine por adoptar esa incómoda y poco atractiva curvatura comúnmente conocida como 'chepa'. “Las malas posturas encorvadas desvían la columna vertebral de su alineación normal y como resultado los músculos, los discos y los huesos se vuelven anormalmente tensos”, advierte el fisioterapeuta Jeremy Smith. Ojo porque, tal y como asegura el experto, estos daños se traducen en dolor y fatiga y, a menudo, la degeneración espinal se convierte en una deformidad permanente. Se recomienda estar pendiente de la postura que mantenemos a lo largo del día procurando que la oreja, el hombro y la cadera formen una línea recta mientras estamos sentados.

5. Protector solar sólo en vacaciones

“Hacer un recado, conducir o simplemente caminar de ida y vuelta hasta el buzón del correo puede hacer más daño a tu piel que pasar un día en la playa si realizas estos quehaceres sin protector solar”, asegura la dermatóloga Sarah L. Taylor. La causa principal del envejecimiento prematuro de nuestros rostros no es otra que la exposición inadecuada a los rayos ultravioletas.

Quienes pasaban un promedio de seis horas diarias viendo la tele fallecían cinco años antes que aquellos que evitaban esta costumbre sedentaria

No nos equivoquemos: aunque esté nublado o llueva, son capaces de dañar nuestra piel por lo que los dermatólogos recomiendan utilizar cremas con protección solar de entre 30 y 50 durante todo el año.

6. Abusas de la calefacción

'Uy, qué frío ¡Dicen en las noticias que van a bajar las temperaturas!', claro, es que es invierno. Además de no alarmarte por obviedades, podrías tratar de evitar que tu casa tenga una temperatura caribeña mientras en la calle están rozando los bajo cero. Al subir el termostato acabamos con la humedad del aire, “lo que puede conducir a que se nos reseque la piel, surja picazón y nos la descamemos al rascarnos, lo que, con el paso del tiempo, se traduce en una piel más arrugada y envejecida”, asegura Marotta, quien recomienda, si pensamos poner la calefacción sin mesura, hacernos con un humidificador para contrarrestar el aire seco o colocar una toalla mojada sobre los radiadores o un recipiente con agua fría en las habitaciones para aportar algo de humedad al ambiente.

¿Cuántos años le echas? Porque aunque parezca increíble la actriz Glynis Barber tiene más de 60 años. (glynisbarber.com)
¿Cuántos años le echas? Porque aunque parezca increíble la actriz Glynis Barber tiene más de 60 años. (glynisbarber.com)

7. No te privas del postre

Con lo que trabajas y los estreses que llevas, te mereces un premio. Puede, pero no todos los días, especialmente si te decantas por el formato dulce del tu recompensa. Ya no es tanto cuestión de que engordes, es que se cumple 100% aquello de que la cara es el espejo del alma y luces una tez llena de marcas, granos e imperfecciones que te parecer bastante más viejo.

“Internamente, las moléculas de azúcar se unen a las fibras de proteínas dee nuestras células”, explica la dermatóloga Susan Stuart, quien recuerda que este dañino proceso –conocido como glicación– puede traducirse en una pérdida de luminosidad en el rostro, la aparición de círculos oscuros debajo de los ojos, pérdida del color natural de nuestro tono de piel, hinchazón, aumento de líneas finas, pliegues y arrugas, pérdida de los contornos faciales y aumento de tamaño de los poros.

8. Ves demasiada televisión

Los peligros de un estilo de vida sedentario son más que conocidos: mayor riesgo de desarrollo de enfermedad renal, enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer, por no hablar de la importante tendencia a la obesidad. Si ya te has pasado al menos ocho horas sentado en el trabajo, por muy confortable y mullidito que sea tu sofá, ¿de verdad crees que es buena idea volver a plantar el trasero en un asiento durante otras tantas más?

Sabes que no, pero estás tan agotado que no eres capaz de cambiar tu hábito diario de telespectador. A no ser que otro interesante dato te haga reaccionar de una vez por todas: por cada hora de televisión que consumes reduces tu esperanza de vida en 22 minutos. Al menos así lo demostró un estudio publicado en 'The British Journal of Sports Medicine' en el que analizaron durante 25 años el estilo de vida de más de 11.000 personas para encontrar posibles hábitos que afectasen a que viviesen más o menos años, y los encontraron. Quienes pasaban un promedio de seis hora diarias viendo la tele fallecían cinco años antes que aquellos que evitaban esta costumbre sedentaria.

Dormir boca abajo o de lado con la cara aplastada contra la almohada puede crear arrugas y acelerar el envejecimiento de la piel

“Cuando nos sentamos durante más de 30 minutos delante de la televisión y permanecemos inactivos, nuestro cuerpo comienza a depositar azúcar en las células, lo que hace que sea mucho más probable que desarrollemos sobrepeso. Ya estés en el sofá o sentado en el escritorio, levántate cada media hora para pasear”, recomienda el doctor Raymond Casciari.

9. Duermes poco

Con el paso de los años notas como tu hora de despertarte no varía demasiado entre días laborales o festivos. Como se suele decir 'tienes la hora cogida' y aunque te acuestes tarde igualmente te levantas temprano. Mal: no dormir al menos siete horas cada noche no sólo se traduce en ojeras, bolsas y cara de cansancio, además está relacionado con vivir menos años y un empeoramiento en nuestra capacidades motrices y mentales. “Es recomendable irnos a la cama algo más temprano si percibimos síntomas de privación del sueño, que incluyen falta de energía durante el día, lentitud mental, problemas de atención o aumento de peso”, aconseja el doctor Casciari.

10. Vas a mil y no te organizas

Una vida estresante y agitada puede resultar agotadora para cualquier cuerpo, por mucho ejercicio y dieta sana que lleve. “La gente piensa que ser una persona multitarea es bueno, pero en realidad no conseguir acabar nunca las tareas pendientes genera más tensión”, asegura Casciari, y no es el único: diversos estudios han demostrado que los factores desencadenantes del estrés crónico como la liberación de radicales libres o la inestabilidad de las moléculas, dañan las células y son responsables del envejecimiento. No te agobies y procura hacer cada cosa en su momento. Olvida el refrán, deja para mañana lo que puedas hacer hoy y termina lo anterior.  

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ÚLTIMOS VÍDEOS

the best Joker (sub spanish)
el guason y harley quinn--not meant to be-sub español
Batman has bailado alguna vez a la luz de la luna

ºC

ºC