Es noticia
Menú
Una vieja subestación eléctrica, 15 M y vistas al Wanda: los 100 pisos de la familia Jove
  1. Vivienda
UNA INVERSIÓN DE 15 MILLONES

Una vieja subestación eléctrica, 15 M y vistas al Wanda: los 100 pisos de la familia Jove

Promotoras y gestoras de cooperativas vieron en los terrenos de antiguas subestaciones eléctricas la oportunidad de comprar suelo en buenas ubicaciones

Foto: Vista aérea del futuro proyecto de Avantespacia junto al Wanda Metropolitano.(Google Maps)
Vista aérea del futuro proyecto de Avantespacia junto al Wanda Metropolitano.(Google Maps)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Levantar pisos sobre lo que en el pasado fue una subestación eléctrica ya es una realidad en la capital. Promotoras y gestoras de cooperativas vieron en estos terrenos la oportunidad de comprar suelo en buenas ubicaciones.

Muchas de esas operaciones han cobrado forma y, donde el pasado hubo una instalación eléctrica, ahora hay gente viviendo en sus viviendas. Ibosa, Dazeo o Avantespacia son los nombres que se encuentran detrás de este tipo de transacciones y uno de ellos, Avantestpacia, acaba de solventar el último trámite urbanístico para levantar poco más de un centenar de viviendas en uno de estos terrenos, a apenas 500 metros del Wanda Metropolitano.

Avantespacia es la sociedad que hace años crearon conjuntamente Inveravante —el 'holding' del promotor gallego Manuel Jove— y BBVA. Desde principios de 2019, Inveravante controla al 100% la compañía cuya experiencia en levantar pisos sobre los antiguos terrenos de una subestación eléctrica no es nueva, ya que compró un terreno a Iberdrola y otro a Unión Fenosa.

Foto: Imagen aérea de la ubicación del proyecto. (EC)

Ambos están situados en el distrito de San Blas-Canillejas, a 2,5 y 1 kilómetros, respectivamente, del estadio de fútbol del Atlético de Madrid, el Wanda Metropolitano. El primero de ellos, en el barrio de Las Rosas, está terminado y sus 156 viviendas, entregadas. El segundo solar se encuentra en la avenida Arcentales y fue adquirido a Unión Fenosa. La compañía acaba de recibir el visto bueno del Ayuntamiento de Madrid para poner en marcha otro centenar de viviendas cuya construcción supondrá una inversión de 15,44 millones de euros, según la información consultada por El Confidencial.

Al tratarse de un suelo urbano no consolidado ha sido necesaria la tramitación de un Plan Parcial de Reforma Interior (PPRI) que ha dado como resultado una parcela con una edificabilidad de 13.170 metros cuadrados, lo que permitirá la construcción entre 100 y 120 viviendas —en edificios de ocho alturas como máximo—, la inmensa mayoría libres —y casi 200 plazas de garaje—, pero también de protección oficial, aunque en este caso apenas serán una docena.

La futura promoción en cuestión se ubica, asimismo, junto al Cuartel de San Cristóbal, a apenas 500 metros del proyecto de la promotora Premier (22 millones de euros y 40 chalés) sobre unos antiguos terrenos del Ministerio de Defensa en la Colonia Militar de Canillejas, cuya propiedad se adjudicó en subasta pública.

Soterramiento y blindaje de subestaciones

¿Cómo es posible que un terreno sobre el que se levanta una subestación eléctrica acabe acogiendo viviendas?

Muchos de los terrenos sobre los que se levantaban estas instalaciones eléctricas fueron soterrados o blindados. Tal y como publicó 'El País' en 2002, el Gobierno regional de la Comunidad de Madrid, el Ayuntamiento de Madrid y la compañía eléctrica Unión Fenosa alcanzaron una acuerdo para soterrar 156 kilómetros de líneas de alta tensión y siete subestaciones eléctricas existentes en el ámbito urbano de la capital.

Según informó entonces este diario, las subestaciones afectadas estaban ubicadas en la carretera de Valencia (Vallecas), avenida de Arcentales 29 (en el distrito de Canillejas), en la calle Mazarredo (en el distrito de Arganzuela) y en la avenida de Carondelet, en Coto.

El proyecto: 87 viviendas distribuidas en un edificio de 14 alturas y precios en torno a los 5.000 euros el metro cuadrado

En el caso de la subestación de Canillejas, esta se encuentra vallada y blindada en todo su perímetro y ocupa una superficie de poco más de 3.600 metros cuadrados, con entrada desde la calle Arcentales a través de un parque público, ya ejecutado de 5.500 metros. Y la zona liberada de la antigua subestación, sobre las que se levantarán las futuras viviendas, solamente incluía ya restos de la cimentación y canalizaciones subterráneas de las antiguas infraestructuras eléctricas.

Además de Avantespacia, otras compañías como la gestora de cooperativas Ibosa vio una oportunidad de negocio sobre unos terrenos pertenecientes a Iberdrola en Sainz de Baranda. Por ellos, como adelantó El Confidencial, la cooperativa abonó 24 millones de euros, algo más de 3.000 euros el metro cuadrado. El proyecto: 87 viviendas distribuidas en un edificio de 14 alturas y precios en torno a los 5.000 euros el metro cuadrado.

Foto: Imagen aérea de la subestación eléctrica y el solar.

Por su parte, Dazeo, la firma conjunta de Dazia Capital —del empresario Daniel Mazin— y Eurazeo Patrimoine —un fondo de capital riesgo francés—, también recibía hace unos meses luz verde del el ayuntamiento para su Plan Parcial de Reforma Interior para la subestación eléctrica de Mazarredo, cuyo objetivo es integrar la subestación eléctrica de la antigua Unión Fenosa y el solar adyacente —ambos situados en la calle Mazarredo 18, junto al río Manzanares, el Campus Google o el Parque del Moro— en el distrito Arganzuela, un barrio en pleno auge residencial y en plena transformación.

El solar adyacente al edificio sobre el que se levanta la subestación es propiedad de Dazeo, que fue la encargada de llevar a cabo toda la tramitación urbanística orientada a integrar en el barrio la subestación eléctrica existente —su soterramiento fue declarado inviable por el Ayuntamiento de Madrid—, crear una gran zona verde de unos 1.000 metros cuadrados y levantar un edificio de pisos turísticos o de 'coliving', oficinas o de viviendas —en cualquiera de sus tipologías y gestión, por lo que podría ser para la venta o para el alquiler—.

Levantar pisos sobre lo que en el pasado fue una subestación eléctrica ya es una realidad en la capital. Promotoras y gestoras de cooperativas vieron en estos terrenos la oportunidad de comprar suelo en buenas ubicaciones.

Manuel Jove Ayuntamiento de Madrid Gas Natural Fenosa Naturgy Vivienda precio
El redactor recomienda