ANTIGUA SUBESTACIÓN ELÉCTRICA

Iberdrola aviva la guerra del suelo: pide 30M por una parcela para 80 pisos en Madrid

Se trata de un solar que en el pasado albergó una subestación eléctrica que fue desmantelada y soterrada hace más de una década, y por el que espera ingresar, al menos, 30 millones de euros

Foto: Solar a la venta de Iberdrola en Madrid. (Google Maps)
Solar a la venta de Iberdrola en Madrid. (Google Maps)

Iberdrola calienta el mercado del suelo de la capital. La eléctrica ha iniciado los primeros pasos para encontrar comprador para un solar dentro de la M-30, una de las zonas más codiciadas por los promotores debido a la enorme escasez de terrenos para construir en el centro de la ciudad.

Según ha podido confirmar El Confidencial de diferentes fuentes, se trata de un solar que en el pasado albergó una subestación eléctrica que fue desmantelada y soterrada hace más de una década, y por el que espera ingresar, al menos, 30 millones de euros. Promotores e inversores que conocen de la existencia del solar y lo han estudiado aseguran que se trata de uno de los procesos de venta de suelo más importantes de la recta final de 2019. Desde Iberdrola, no han querido hacer declaraciones al respecto.

Dicha parcela se encuentra ubicada en la confluencia de las calles Alcalde Sáinz de Baranda, Marqués de Lozoya y Juan Esplandiú, dispone de una edificabilidad residencial de 8.500 metros cuadrados y permitirá la construcción de unas 80 viviendas. Un auténtico caramelo para el sector promotor.

Usos de la parcela.
Usos de la parcela.

La historia de estos terrenos se remonta a los años 2005-2006, cuando el Ayuntamiento de Madrid, primero, y la Comunidad de Madrid, después, aprobaron la modificación del Plan General del ámbito de la Subestación la Estrella Iberdrola con el que se daba luz verde al desmantelamiento y soterramiento de la subestación eléctrica existente en dicha parcela para, posteriormente, proceder a la ordenación del suelo liberado con el objetivo de mejorar medioambientalmente el entorno urbano. En definitiva, proceder a su cambio de uso.

El ámbito cuenta con una superficie total de 6.327 metros cuadrados, de los cuales, 1.330 son de uso dotacional de servicios infraestructurales; 3.660 metros son zona verde de cesión obligatoria, mientras que hay una parcela lucrativa 1.337 metros cuadrados con una edificabilidad de 8.500 metros cuadrados (ver imagen superior), para construir unas 80 viviendas, según las fuentes consultadas.

"La superficie destinada a zona verde ha estado ocupada por la subestación eléctrica, actualmente ya desmontada, aunque aún permanecen algunas soleras y los muros perimetrales", recogía el proyecto de urbanización del ámbito fechado en julio de 2018.

Pisos a 6.000 euros el metro cuadrado

Las fuentes consultadas por El Confidencial señalan que la intención de Iberdrola es obtener por los terrenos, al menos, 30 millones de euros, lo que, según estas mismas fuentes, supondría pagar entre 3.500 y 3.700 euros el metro cuadrado, lo que implicaría un precio de venta de las futuras viviendas en torno a los 6.000 euros el metro cuadrado.

Para que nos hagamos una idea de la horquilla de precios, Hacienda vendió a una gestora de cooperativas —gestionada por Grupo Ibosa— en la calle de los Astros 2, a 500 metros, un solar de 8.900 metros cuadrados edificables, por 33,5 millones de euros, el doble de lo que esperaba obtener por él, en una concurrida subasta a la que acudieron casi una veintena de postores, entre los que se encontraban Arcano, Vía Célere, Nozar o Pryconsa. Lo que demuestra el enorme apetito por un solar en el centro de Madrid. El precio pagado por el suelo se situó en torno a 3.700 euros el metro cuadrado, en línea con lo que esperaría obtener ahora la eléctrica.

El proyecto de la cooperativa contempla la construcción de 90 viviendas a precios entre 5.000 y 6.000 euros el metro cuadrado, por encima de los precios que se manejan en segunda mano, que se mueven en torno a los 4.500. Así, por ejemplo, para una vivienda de 160 metros de nueva construcción, estaríamos hablando de unos 828.000 euros.

Iberdrola cuenta con su propia división inmobiliaria —Iberdrola Inmobiliaria— dedicada, entre otras actividades, a la construcción de viviendas. En esta ocasión, en lugar de ceder los terrenos a su filial y que esta construya los pisos, ha decidido hacer caja con su venta.

No es la primera vez que la cotizada se desprende de ladrillo. Ya lo hizo hace poco más de un año, cuando vendió al fondo Oaktree un solar en el ámbito de ARPO, en la localidad madrileña de Pozuelo de Alarcón, otro ámbito que se enfrenta durante los próximos meses a sus últimas tramitaciones urbanísticas y que también ha despertado un enorme apetito inversor o promotor, ya que se trata de la gran bolsa de suelo aún por desarrollar en el municipio más rico de España.

Vivienda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios