DESDE 300.000 HASTA 800.000 EUROS

Stoneweg revoluciona Madrid con 200 millones para dos torres con 600 pisos

El fondo va a poner en marcha uno de los proyectos inmobiliarios más ambiciosos de Madrid. Dos torres residenciales de 300 viviendas cada una y 25 plantas

Stoneweg se ha convertido en uno de los actores inmobiliarios más importantes de la capital. El fondo, con sede en Ginebra y cuyas riendas lleva en España Joaquín Castellví, va a poner en marcha uno de los proyectos inmobiliarios más ambiciosos de Madrid. Dos torres residenciales de 300 viviendas cada una y 25 plantas, con precios de partida de 300.000 euros y hasta unos 800.000 euros, dependiendo de la superficie y altura de las unidades.

De hecho, el 'penthouse' de la última planta, su unidad estrella, se encuentra bloqueado —como suele suceder con los áticos— y será previsiblemente la última unidad en salir a la venta y las más cara, como ya sucedió en el proyecto Riverside de Neinor, junto a Madrid Río.

El solar, ubicado en paseo de la Dirección, cuenta con 45.000 metros cuadrados, y es el único de estas características dentro de la M-30. Fue adquirido junto a M&G a finales del año pasado a Dragados por la cifra récord de 130 millones de euros, tal y como adelantó idealista. La inversión total en su futuro complejo de viviendas ascenderá a 200 millones.

Según ha explicado en rueda de prensa Castellví, una de las torres contará con viviendas destinadas a la venta con todo tipo de dotaciones —gimnasio, zonas de 'coworking', dos piscinas, huertos urbanos...—, mientras que la otra, previsiblemente, será destinada al alquiler. Como avanzó El Confidencial, Stoneweg se encuentra en conversaciones con dos fondos, Ares y Greystar, para la venta de un futuro proyecto llave en mano en alquiler por el que se estarían manejando cifras en torno a los 130 millones de euros.

Infografía de una de las terrazas.
Infografía de una de las terrazas.

El futuro proyecto residencial, que llevará el sello del estudio de arquitectura de Julio Touza —Touza Arquitectos—, autor también de Riverside, está pendiente de conseguir la licencia de obras, ya solicitada y prevista para el mes de octubre. Se encuentra ubicado en el distrito de Tetuán, el barrio más rentable del centro de Madrid y una zona con escasa obra nueva y con proyectos de muy pequeño tamaño, con precios que oscilan entre 145.000 euros y por debajo de 400.000. Eso sí, sin piscina, ni gimnasio ni zona de juegos infantiles, tan de moda en el producto inmobiliario actual. Unos precios que han atraído a los inversores, que están consiguiendo una rentabilidad bruta con el alquiler del 4,3%, la más alta de todo el centro de Madrid, según datos de Tinsa.

"Espero que sea un proyecto estrella en Madrid. Los dos edificios serán sostenibles, se implicarán con la ciudad y dinamizarán la zona. Será un edificio de excelencias, por su diseño, sus calidades, pero también por el concepto, un concepto de arquitectura que ha dejado de ser de formas caprichosas y que refleja los intereses de un modelo de vida novedoso y de vanguardia, en el que se puede disfrutar no solo de la casa sino de un gran número de 'amenities", ha dicho Julio Touza.

La tipología serán viviendas de uno, dos y tres dormitorios, entre 60 y 100 metros —sin incluir las terrazas ni las zonas comunes—, "más enfocadas a gente joven y dinámica, no tanto a familias numerosas", ha dicho Touza, si bien ha destacado la versatilidad del proyecto, que podría albergar unidades más grandes. La comercialización de las viviendas correrá a cargo de CBRE.

En el barrio más rentable de Madrid

Respecto a los precios, a una media de 4.700 euros el metro cuadrado, muy por encima de los 3.400 que se manejan en el distrito de Tetuán, Castellví ha asegurado que "no hay comparables en la zona. Cuando hay comparables, es más fácil fijar los precios, pero pensamos que los precios de partida de Skyline [nombre con el que ha sido bautizado el proyecto] son muy competitivos".

"No en vano, las dos torres se levantarán a pocos minutos de la plaza de Cuzco, de las Cuatro Torres, del paseo de la Castellana y de la estación de Chamartín. Prueba de este interés es que en apenas dos semanas hemos bloqueado un 10% de las unidades por potenciales compradores, algunos internacionales, pero fundamentalmente españoles, y de fuera de Madrid", ha añadido, al tiempo que ha avanzado que, coincidiendo con la mayor feria inmobiliaria de Madrid, el SIMA, arrancará la precomercialización de las viviendas, cuya finalización y entrega se espera para principios de 2022.

Entre sus zonas comunes, destacan una conserjería dotada de servicios similares a los de un hotel, gimnasio, jardines, dos piscinas —una de ellas en la azotea—, zona de 'coworking', huerto urbano y gastroteca.

"Skyline es un proyecto que supondrá un impulso para el barrio de Tetuán, ya que implicará un cambio estructural y socioeconómico en la zona, dinamizando el área y generando empleo tanto durante la ejecución de las obras como posteriormente", ha dicho Castellví, al tiempo que ha explicado que las torres residenciales forman parte de una primera fase del ámbito, que irá acompañada por una zona de oficinas, que dinamizará también la zona.

Vivienda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios