mesa redonda el confidencial-aedas

Cómo eliminar las barreras de entrada de los jóvenes a la vivienda

Contrariamente a lo que se cree, los jóvenes sí desean comprar una vivienda, pero no pueden por cuestiones económicas. Así lo demuestra una encuesta de Aedas Homes y El Confidencial

Es un quiero y no puedo. Contrariamente a lo que se cree, los jóvenes sí desean comprar una vivienda, pero no pueden por cuestiones económicas. Así lo demuestra una encuesta de Aedas Homes y El Confidencial que señala que el 56% de la población de entre 25 y 35 años que aún no se ha independizado o vive de alquiler se plantea ser propietario. Sin embargo, la inestabilidad laboral (52%) y la falta de ahorro para dar la entrada (42%) son dos barreras personales que les impiden adquirir un inmueble.

También hay obstáculos ajenos, como lo son la escasez de suelo, el precio y la ausencia de ayudas y/o incentivos. “Necesitamos una planificación urbana flexible, que facilite más suelo finalista en zonas de alta demanda y que sea el mercado el que regule la producción de la oferta. Lo que no se puede hacer es estrangularla, porque se encarece”, señala Javier Sánchez, director de Innovación y Marketing de Aedas Homes, en una mesa redonda organizada en El Confidencial, bajo el título 'Casa nueva antes de los 35: ¿mito o realidad?', en la que también han participado Mikel Echavarren, consejero delegado de Colliers International, Beatriz Toribio, directora de Estudios de Fotocasa, y François Derbaix, cofundador y co-CEO de Indexa Capital.

Beatriz Toribio, directora de Estudios de Fotocasa.
Beatriz Toribio, directora de Estudios de Fotocasa.

La principal reclamación del sector inmobiliario es agilidad en la concesión de las licencias administrativas para la ejecución de la obra, ya que algunos ayuntamientos se retrasan hasta 18 meses, lo que termina repercutiendo en el precio final. “Da igual el color, todas las administraciones públicas ponen impedimentos, zancadillas, desidia, plazos interminables al desarrollo de suelo”, critica Echavarren, quien dice que hay suelo “finito, pero urbanizado escaso”. El responsable de la asesora inmobiliaria hace un símil con el mercado del automóvil y se extraña de que cada vez los vehículos “son mejores y más baratos porque la materia prima es ilimitada, pero en la vivienda es al revés, y es justo donde la Administración interviene”.

A causa de esa lentitud, “nos podemos encontrar que una vez que entren en el mercado nuevas viviendas, el momento económico haya cambiado y esa oferta no se ajuste a la demanda”, advierte Beatriz Toribio.

Acabar con la precariedad laboral

En paralelo, el sector también pide medidas para evitar que la inestabilidad laboral de los jóvenes les cierre el grifo del crédito bancario. En este sentido, Aedas Homes demanda que las políticas de vivienda y laboral estén coordinadas para que haya menos “sensación de precariedad en el empleo y más estabilidad” y que los jóvenes puedan acceder a la compra de una vivienda. “Si no van juntas esas dos políticas, si tienes estrangulado el suelo y la gente no tiene claro qué va a hacer en dos años, es muy complicado que se embarque en una hipoteca”, afirma su director de Innovación y Marketing.

“Como consecuencia del repunte del precio de los alquileres, los jóvenes vuelven a mirar a la compra, pero se refugian en el alquiler ante la falta de ahorros y la situación laboral”, señala Fotocasa. Por ello, Toribio también propone medidas que fomenten empleo de calidad y estable para hacer un proyecto de vida.

Javier Sánchez, director de Innovación y Marketing de Aedas Homes.
Javier Sánchez, director de Innovación y Marketing de Aedas Homes.

Ayudas para el pago inicial

Un proyecto de vida en el que caben ambos segmentos: alquiler y compra. Así, en una primera etapa, cuando aún no se tiene claro a medio plazo el desarrollo personal y profesional, el arrendamiento es la fórmula idónea, pero hay que ir ahorrando para que a medida que se acerque la estabilidad laboral y familiar se pueda afrontar el pago de la entrada de una vivienda. Pero el quid de la cuestión es cómo ahorrar cuando se vive de alquiler y, más aún, en localidades donde las rentas son elevadas. En la actualidad, el 45% de los jóvenes que no son propietarios solo puede ahorrar menos de 10.000 euros y el 62% de los que quieren comprar necesita ayuda para afrontar la entrada, pero la mitad no puede contar con ella, señala el estudio. Es más, un 10% no se plantea la adquisición de obra nueva por no poder asumir el pago inicial, que supone el 20% del total.

Los jóvenes vuelven a mirar a la compra, pero se refugian en el alquiler ante la falta de ahorro y la inestabilidad laboral

“Si los padres empiezan a aportar dinero para los hijos en un producto de inversión y si con la mayoría de edad se tiene la sabiduría de no gastarlo y seguir haciendo una aportación mensual, con los intereses generados se podría llegar a pagar la entrada de la casa”, explica Derbaix, quien observa que entre los clientes de la firma de inversión pasiva que dirige “crece la disciplina de ir aportando poco a poco”, lo que le lleva a concluir que esta es la fórmula para que puedan llegar a ahorrar para el pago inicial de la vivienda.

Mikel Echavarren, CEO de Colliers International.
Mikel Echavarren, CEO de Colliers International.

Precisamente, Colliers International pone el acento en iniciar palancas para facilitar el acceso a la vivienda flexibilizando el pago de la entrada de obra nueva o creando fórmulas crediticias avaladas por el Estado. Asimismo, propone diferir el pago del IVA o recuperar la deducción por vivienda habitual para fomentar el ahorro. Lo que el CEO de esta firma rechaza es “subvencionar vivienda barata para vender”, y se muestra crítico con el modelo de viviendas de protección oficial (VPO) porque al final supone “regalar un chollo a alguien que en su momento no podía comprar, pero que, en el largo plazo, cuando mejora su vida, sí tiene capacidad de adquisición”.

Fomento del alquiler

En su opinión, las ayudas públicas tienen que ir dirigidas a facilitar vivienda en alquiler a precio asequible y a ayudar en el inicio a la incorporación de nuevas familias al acceso de la vivienda en compra. “Es clave no discriminar en favor de la compra o del alquiler”, apunta Indexa.

François Derbaix, cofundador y co-CEO de Indexa Capital.
François Derbaix, cofundador y co-CEO de Indexa Capital.

“El mercado del arrendamiento es una oportunidad que no hemos terminado de desarrollar. No en vano, hay muchos fondos interesados por este segmento, ya que ven en España ese crecimiento que en otros países está más maduro”, dice Toribio.

En este sentido, Aedas ha entrado en este segmento con un acuerdo con el fondo Ares Management para levantar una promoción de 500 viviendas para el alquiler en Madrid, donde la promotora no va a intermediar en el arrendamiento sino que va a vender el edificio a este inversor. “Si le pones complicado al que va a invertir, si le generas inseguridad jurídica, al final se cubre y lo hace subiendo el precio”, dice el director de Innovación y Marketing de la promotora.

Por ello, otra de las propuestas del sector es destinar suelos dotacionales al mercado del arrendamiento a través de la colaboración público-privada con concesiones a 50 años a cambio de limitar la renta. Una colaboración que todos los programas de los partidos políticos contemplan para sacar al mercado alquiler social. Habrá que ver si el nuevo Gobierno de Pedro Sánchez es capaz de sacar adelante un modelo sostenible y estable.

Vivienda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios