EN VENTA VARIOS EDIFICIOS DE MADRID

Las fortunas latinas intentan dar salida anticipada a sus edificios de lujo en Madrid

San Bernardo 126, Monte Esquinza 5, Claudio Coello 11, Nicasio Gallego 20, Alcalá 84... La lista es amplia. Son edificios en venta en manos de grandes fortunas latinoamericanas

Foto:

San Bernardo 126, Monte Esquinza 5, Claudio Coello 11, Nicasio Gallego 20, Alcalá 84... La lista es amplia. El negocio inmobiliario de las grandes fortunas latinoamericanas tenía una estrategia clara: compra de edificios en las zonas más caras de Madrid, su posterior rehabilitación y la venta de las lujosas viviendas resultantes. Pero ahora han decidido acortar los plazos y dejar la rehabilitación para el futuro inversor.

Muchos de estos inversores, que compraron a finales de 2013 y principios de 2014 a precios de derribo —algunos lo hicieron incluso en 2012—, cuando ningún otro inversor quería pisar España, están intentando 'dar el pase' —como se dice en la jerga inmobiliaria— a alguno de esos edificios antes de que el mercado se dé la vuelta y sea demasiado tarde. Lo están haciendo, en la mayoría de los casos, con licencia de obra y con el proyecto aprobado, para optimizar el precio de venta y para que al futuro comprador del edificio le resulte más sencillo hacer los cálculos.

Los venezolanos LemonPrime o Gran Roque Capital, o los colombianos que se encuentran detrás del fondo Logika European Partners, en el que participa Christian Hannover, hijastro de Carolina de Mónaco, son solo algunos de ellos. El primero, LemonPrime, está buscando comprador para un edificio de su propiedad en el número 126 de la calle San Bernardo, de casi 2.800 metros cuadrados y por el que pide 15 millones de euros, algo más de 5.000 euros el metro cuadrado, según explican a El Confidencial varias fuentes consultadas. El edificio fue adquirido a Altamira y tras gestionar y tramitar la licencia de obras y después de la aprobación del proyecto, todo el edificio está en venta y hay ya varios inversores y 'family offices' interesados en él.

Por San Bernardo 126, de casi 2.800 metros cuadrados, piden 15 millones de euros, algo más de 5.000 euros el metro cuadrado

Propiedad de los hermanos Manuel y Federico González Weil, LemonPrime es una compañía de capital venezolano —sería el equivalente a Gran Roque Capital de Miguel Ángel y Áxel Capriles— que desde 2012 busca oportunidades de inversión en Madrid para las grandes fortunas de su país. Molior Arquitectura y Construcciones, cuyo director general es Carlos González Weil, se encarga de la puesta a punto y lavado de cara de los edificios.

Su firma está detrás de los grandes proyectos de rehabilitación de lujo de Madrid del último lustro. Además de San Bernardo 126, esta saga de venezolanos tiene más edificios a la venta. "Otro de ellos es Claudio Coello 11, un inmueble donde estuvo la Universidad de Villanueva durante años, y que compró Molior a finales de 2013. Por él pedían 20 millones de euros hace varios meses, antes de pedir el cambio de uso. Cuando consiguieron el cambio de uso a residencial, a pesar de que se redujo ligeramente la edificabilidad, seguían pidiendo lo mismo. Aún no han conseguido venderlo, y no va a ser fácil, porque el mercado está ya muy caro". La fuentes consultadas explican que en el caso de este edificio, a diferencia de lo que sucede en San Bernardo 126, aún no tienen la licencia de obras.

Predilección por el barrio de Salamanca

"Los inversores latinoamericanos han sido los más activos en el mercado madrileño de lujo. En 2013 y 2014, cuando los inversores huían de España, el capital venezolano aprovechó para comprar numerosos edificios en el centro de la capital, especialmente en el barrio de Salamanca, la zona preferida por las fortunas venezolanas, a precios muy atractivos. Muchos de esos proyectos los han rehabilitado y las viviendas ya se han entregado", explica otra fuente. "Lo que se está intentando vender es aquello que no se compró tan barato o proyectos de los que se quieren deshacer antes de que cambie el ciclo".

La familia González Weil fue una de las primeras en aterrizar en Madrid, también en el barrio de Salamanca. Además de sus propias adquisiciones, a través de su estudio de arquitectura han ayudado a otros inversores con sus proyectos. Por ejemplo, Príncipe de Vergara 11, adquirido a Renta Corporación por 24 millones de euros, en torno a 4.000 euros el metro cuadrado. Tras su profunda rehabilitación, el edificio, con 25 viviendas, está vendido al 90%, estaría valorado en unos 34 millones de euros y las viviendas habrían duplicado su valor.

Príncipe de Vergara 11 fue un edificio que compraron inicialmente un par de inversores venezolanos a quienes luego se sumó otra docena, y lo hicieron en un momento fantástico, puesto que adquirieron un gran edificio a un precio muy atractivo”, relataba en 2015 a El Confidencial Carlos González Weil. Molior Arquitectura y Construcciones se encargó de la transformación integral de este edificio. “Hubo inversores que confiaron en nosotros y en la operación que les pusimos sobre la mesa en un momento tan delicado en España y que, posteriormente, incentivó y atrajo a nuevos inversores a Madrid”, recuerda González Weil.

Molior replicó esta operación en varios proyectos más como Recoletos 13 y 8, Salustiano Olózaga 12 o Lagasca 19. Proyectos todos ellos en los que los propietarios, además de comprar viviendas para uso propio, aprovecharon para hacer caja con la reventa de viviendas a otros compradores venezolanos, pero también a ricos españoles. Su último proyecto, o al menos el más llamativo, es Montalbán 11, diseñado para Italinmueble, vehículo inversor del hispano-italiano Maximiliano Pizzorni, completamente vendido, excepto su ático de tres plantas.

El hijastro de Carolina de Mónaco vende

A San Bernardo 126 y a Claudio Coello 11 se suman dos edificios en manos de capital colombiano. Se trata de Monte Esquinza 5 y Nicasio Gallego 20, dos edificios propiedad de Logika European Partners, un fondo detrás del que se encuentra el hijo de Ernesto de Hannover. Por el primero de ellos, piden 8,5 millones de euros, tiene licencia de obra y un proyecto que contempla, entre otros, un ático dúplex con un precio estimado de 14.000 euros el metro cuadrado. El edificio está situado a escasos metros del palacete que vendió Mabel Real Estate, el vehículo inversor de Abel Matutes Prats y Manuel Campos, a la familia Entrecanales hace justo un año.

Los Capriles intentarón vender Alcalá 84 por 11 M pero no encontraron comprador y finalmente han decidido quedarse con él

Los colombianos tienen también en venta Nicasio Gallego 20, en pleno barrio de Chamberí, a escasos metros de Alonso Martínez. El activo es propiedad al 50% con Luxa Home, compañía de capital nacional dedicada a la inversión y gestión de alquileres turísticos. "Un proyecto que inicialmente se planteó para residencial de lujo en alquiler, pero que ahora se están planteando su venta. El edificio tiene un proyecto para 11 exclusivos apartamentos, incluyendo dos áticos con terraza".

También los Capriles intentaron vender, sin éxito, una de sus adquisiciones en la capital. En concreto, en la calle Alcalá 84. "Pedían 11 millones de euros, pero no encontraron comprador y finalmente han decidido quedarse con él, rehabilitarlo y vender las viviendas", explica otra fuente contactada por El Confidencial. Actualmente, el edificio está en proceso de rehabilitación integral para la construcción de 12 viviendas.

Vivienda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios