Es noticia
Menú
¿Cuál es el lugar más barato para viajar en 2022? Los destinos 'low cost', por continente
  1. Viajes
europa y el resto del mundo

¿Cuál es el lugar más barato para viajar en 2022? Los destinos 'low cost', por continente

No siempre que uno encuentra un vuelo barato quiere decir que vaya a viajar a un lugar barato: hay que tener en cuenta el coste de la vida en el destino al que se haya elegido viajar

Foto: Uno de los rincones del mundo para viajar barato es Sicilia (Fuente: iStock)
Uno de los rincones del mundo para viajar barato es Sicilia (Fuente: iStock)

No te equivoques: encontrar vuelos baratos es relativamente sencillo, pero eso no significa que el viaje en general vaya a ser económico. Después de más de dos años de pandemia, todos esos amantes de descubrir lugares nuevos estarán deseando preparar la maleta y partir, hacia cualquier lugar, para vivir una nueva aventura. En algunos momentos del año, puedes encontrar viajes muy económicos a países como Dinamarca, Italia o incluso Estados Unidos, pero tienes que tener en cuenta muchos otros factores: el coste de la vida en muchos de esos países es relativamente alto, y si tienen una moneda diferente tendrás que valorar todo lo que supone el cambio de divisa.

Los destinos más baratos de Europa

  • Turquía
  • Rumanía
  • Letonia
  • Sicilia
  • Portugal

Viajar por Europa tiene un gran beneficio: te puedes olvidar de los visados. Los ciudadanos europeos pueden viajar con tranquilidad por el espacio Schengen sin necesidad de pasar por la embajada del país de destino para solicitar una visa de turismo, lo que permite, entre otras cosas, hacer viajes sin programar, contratados a última hora. Un factor que hay que tener en cuenta para elegir el destino es, además, el coste de vida del país; de nada sirve encontrar un vuelo barato si los hoteles o los restaurantes tienen precios desorbitados.

Turquía

Quizás los vuelos son más caros que a otros destinos, pero si luego todo es barato... ¿qué más da? A Estambul se puede viajar desde Madrid o Valencia por 120 euros, desde Barcelona, Palma de Mallorca o Santa Cruz de Tenerife por poco más de 100 euros. Hasta marzo de 2020 sí hacía falta visado, pero desde entonces los ciudadanos españoles están exentos de este documento si van a viajar por una estancia máxima de 90 días por cuestiones de turismo. Lo que sí hay que tener en cuenta es el seguro de viaje, que si bien no es obligatorio es bastante recomendable, sobre todo teniendo en cuenta que la mayor parte de los seguros cubren las desavenencias provocadas por la infección del SARS-CoV-2.

A la hora de alojarse, en Estambul puedes encontrar hoteles con precios muy razonables: desde habitación privada en un hotel de cuatro estrellas por 80 euros la noche, hasta literas en hostales por menos de 20 euros la noche; todo depende de lo que uno prefiera. También hay que tener en cuenta que muchas de las atracciones turísticas de la ciudad, como las mezquitas, son gratuitas. Y lo más importante: la comida; en Estambul puedes encontrar restaurantes locales en los que puedes hacer una comida por menos de 5 euros, mientras que otros, algo más turísticos, pueden subir a los 15 euros por persona. Eso sí, acuérdate: en Turquía se paga en liras, no en euros, y tendrás que revisar el cambio. A mediados de febrero de 2020 la lira estaba a 6 céntimos de euro.

Rumanía

placeholder Bucarest (Pexels/Balan)
Bucarest (Pexels/Balan)

Rumanía tiene a su favor, entre muchas otras cosas, los precios de los vuelos. Desde Madrid o Barcelona puedes encontrar vuelos a Bucarest por unos 30 euros, mientras que desde otros sitios como Palma de Mallorca o Castellón puedes encontrarlos por debajo de este precio; obviamente, depende de la fecha, pero si eres flexible puedes llegar a viajar por esa cantidad. En cuanto a alojamiento, más de lo mismo: puedes encontrar desde hoteles de buena calidad por unos 75 euros la noche a habitaciones por 20 euros el día.

El transporte en Rumanía es de los más baratos de Europa: un viaje en metro cuesta unos 50 céntimos y por menos de dos euros puedes conseguir un billete diario; eso sí, tampoco se paga en euros. En Rumanía tienen su propia moneda, el leu, que a mediados de febrero de 2022 estaba a unos 20 céntimos de euro. Para comer, los precios son también bastante asequibles, con opciones en restaurantes desde 10-15 euros por persona.

Letonia

Viajar por los países bálticos es una gozada; Riga tiene un centro de cuento, con una gran diversidad arquitectónica. Viajar a la capital letona te puede costar entre 30 y 50 euros desde diferentes puntos de España, incluso por menos, aunque desde Madrid no hay opción de vuelo directo. A la hora de alojarse hay una importante variedad: desde hoteles de cuatro estrellas por unos 75-90 euros la noche a apartamentos completos por 20 euros el día, nada mal, independientemente de con quien se viaje. Letonia es, junto a Rumanía y Hungría, uno de los países con el coste de vida más bajo y eso siempre beneficia a la hora de viajar.

Foto: Dibujo infantil de un tanque ruso amenazando Lituania. (J. B.)

Para disfrutar de la ciudad se puede obviar el transporte público —aunque siempre puedes usar los tranvías, que tienen precios bastante asequibles y son más que curiosos—, aunque desde el aeropuerto sí tendrás que coger un autobús: para hacerte una idea, puede costar unos dos euros el billete. El precio de la comida también es muy bueno: por unos 7-10 euros puedes comer bien en algún restaurante local, y puedes darte algún capricho por no más de 20 euros por persona.

Sicilia

Italia es un destino relativamente caro en algunos momentos del año, pero Sicilia es otra cosa. De hecho, no le digas a un siciliano que es italiano, porque van por libre. Viajar a Palermo desde Madrid o Barcelona te puede llegar a salir por unos 25 euros (ida y vuelta), algo más, pero por menos de 50, desde otros destinos de España, pero revisa antes las escalas, porque no todos los viajes son directos. Si prefieres viajar a Catania, los vuelos te pueden salir por un precio bastante parecido, aunque obviamente varía en función de la época del año y de la flexibilidad a la hora de elegir el viaje.

Aunque el alojamiento es un poco más caro que en las opciones anteriores, puedes encontrar apartamentos por unos 75-90 euros la noche, que para compartir es un precio más que aceptable. El único 'problema' que has de tener en cuenta si viajas varios días es que quizás necesites alquilar un coche para moverte con tranquilidad por la isla, porque hay muchos destinos que ver, y suelen estar bastante separados entre sí —entre Catania y Agrigento, por ejemplo, hay más de 150 kilómetros, y entre Catania y Cefalú, más de 180—; siempre puedes optar por llegar a la isla por Catania y regresar por Palermo, o al revés, y hacer el viaje en una sola dirección. En la isla puedes encontrar una gastronomía deliciosa, por precios que pueden ir desde los 5-6 euros por cabeza a los 20 euros. Eso sí, no te vayas de allí sin probar los 'arancini', una especie de croquetas de pasta de arroz rellenas que están de muerte.

Portugal

Muchas veces olvidamos a nuestros vecinos peninsulares solo por el hecho de estar siempre ahí. Pero Portugal tiene muchísimo que ofrecer; al igual que España, no tiene nada que ver una punta del país con la otra. Los destinos más baratos suelen ser Oporto (desde Palma de Mallorca puedes volar por 12 euros, desde Madrid y Barcelona por unos 25) y Lisboa, también con muchas opciones incluso por debajo de los 20 euros, y aunque sea más complicado por la escala, viajar al sur, con destino a Faro, es una opción más que recomendable. En Oporto puedes encontrar alojamientos de muy alta calidad por unos 100 euros la noche, y otros más humildes, pero que suponen un gran ahorro, como las literas o habitaciones compartidas, por entre 30 y 35 euros la noche.

Comer en Portugal es una de esas cosas que has de disfrutar, elijas el destino que elijas. Un restaurante local, alejado de la zona turística, puede ofrecer comidas muy buenas por menos de 10 euros por persona, aunque en muchos la cuenta se puede subir hasta los 20 ó 30 euros por persona. Para hacer turismo existen algunas opciones de tarjetas prepago que incluyen varias atracciones y con las que se ahorra mucho en entradas, como ocurre con la Lisboa Card, que cuesta unos 30 euros.

Los destinos más baratos de Asia

  • Camboya
  • Malasia
  • Tailandia
  • Sri Lanka
  • Filipinas

Cuando uno quiere alejarse un poco más sin que le suba mucho el presupuesto del viaje debe pensar, casi de manera inmediata, en el sudeste asiático. Allí se encuentran algunos de los países más exóticos y más asequibles para el bolsillo del viajero mochilero. Eso sí, en este caso pagarás un poco más por los vuelos, pero merece la pena por los precios que encontrarás en el destino. También has de tener en cuenta que tratándose de vuelos largos, no merece la pena hacer una pequeña escapada de tres días, como sí se puede hacer a otros lugares más próximos, por lo que tendrás que tener en cuenta que el gasto será mayor cuantos más días estés allí.

Camboya

La mejor opción para viajar a Camboya desde España es volar a la capital, y ni aun así se hace de manera directa, siempre tendrás alguna escala. Desde Madrid o Barcelona puedes encontrar vuelos a Phnom Penh por unos 600 euros, mientras que desde otras ciudades como Bilbao o Valencia puedes encontrarlos por unos 700 euros. En este caso, tira de antelación: si sabes las fechas en las que quieres viajar, compra los billetes con tiempo y, sobre todo, evita la temporada alta (julio y agosto, principalmente, y nfinales de noviembre). Para viajar a Camboya lo que sí tendrás que pagar el visado, que cuesta algo menos de 30 euros —se paga en dólares estadounidenses, 30 concretamente, dependerá de cómo esté la moneda—, aunque te puedes ahorrar los gastos de gestión si lo haces directamente en el aeropuerto al llegar al país.

Foto: Fuente: iStock.

Para viajar a Camboya podrás elegir entre multitud de alojamientos, desde habitaciones compartidas por menos de 8-9 euros la noche a habitaciones privadas en hoteles —en la capital puedes encontrar muchos por entre 40 y 60 euros la noche—, y donde seguramente también se te irá dinero será en ver atracciones turísticas. Algunas tienen precios muy bajos, como el Palacio Real de la capital, al que puedes entrar por menos de 10 euros, pero si quieres visitar los templos de Angkor Wat tendrás que desembolsar entre 40 y 70 euros, en función de los días que quieras pasar. Para comer, olvídate de buscar opciones occidentales, porque pagarás más por ellas: si optas por platos locales en restaurantes no turísticos, puedes llegar a comer por unos tres euros por persona.

Malasia

placeholder Malasia, uno de los destinos a visitar en 2022 (Pexels/Zukiman)
Malasia, uno de los destinos a visitar en 2022 (Pexels/Zukiman)

Para viajar a Malasia la mejor opción es hacerlo a través de su capital, Kuala Lumpur: desde Madrid puedes encontrar vuelos por menos de 400 euros; desde Barcelona, por un poco más y desde el resto de ciudades, hay vuelos por entre 500 y 700 euros, sempre con escala. Lo bueno de Malasia es que si viajas menos de tres meses, no tendrás que pagar ningún visado, y esto es un plus. Si quieres ver diferentes puntos por el país tendrás que pensar también en los transportes, aunque los vuelos internos puede costar unos 50 euros o menos cada uno.

Para alojarse, todo depende del lugar y el tipo de alojamiento que prefieras: un hotel en Kuala Lumpur de cuatro estrellas puede costarte unos 50 euros la noche, pero hay muchas opciones (habitaciones compartidas, literas...) por menos de 10 euros por persona. Comer en Malasia también es extremadamente barato, sobre todo si lo haces en puestos de comida al aire libre. Ahora, ojo con los cafés: si pides café malayo, pagarás unos céntimos; si prefieres un capuchino occidental puede que te cueste hasta tres euros. Tira siempre de lo local.

Tailandia

Los vuelos a Bangkok tienen un precio similar a los de Kuala Lumpur: desde ciudades como Madrid, Barcelona o Bilbao puedes encontrarlos por unos 350 euros, aunque desde otros lugares como Vigo o Santiago de Compostela puede que se acerquen más a los 500 euros. Para estancias turísticas ocurre lo mismo que en Malasia: los turistas españoles no tienen que pagar visado, siempre y cuando se queden menos de 30 días. Dormir en la capital de Tailandia te puede costar unos 50 euros la noche si eliges una habitación de hotel, pero existen también muchas opciones más económicas, por menos de 10 euros la noche, en habitaciones compartidas.

Para viajar entre diferentes puntos del país la opción más económica siempre será el autobús, aunque si existe opción de viajar en avión te ahorrarás mucho tiempo, y los vuelos nacionales suelen rondar los 30-40 euros por persona. El precio de la comida es también muy bajo: por unos 8-10 euros al día puedes tener completo tu presupuesto de alimentación diario a base de platos nacionales, como el pad thai, o diferentes opciones de curries o arroces con verduras.

Sri Lanka

Para viajar a Sri Lanka desde España se puede volar o a la capital financiera, Colombo, o a la ciudad de Hambantota, en el sur de la isla, aunque lo primero es lo habitual. Con escala, un vuelo desde Madrid o Barcelona puede rondar los 500 euros, en función de la fecha, y desde otras ciudades puede ir subiendo algo más de precio. A esto hay que sumarle los 35 dólares que ronda el precio del visado para entrar en el país. Dormir tampoco es especialmente caro en el país: puedes encontrar hoteles de cinco estrellas por unos 75-80 euros la noche, pero también puedes encontrar alojamientos mucho más asequibles, con habitaciones por 20 euros la noche.

La gastronomía ceilandesa no es especialmente variada, pero sí barata: puedes encontrar platos locales en restaurantes locales desde 100 rupias (unos 60 céntimos), y de ahí para arriba, todo lo que quieras. Para moverse por el país, lo más barato suele ser el autobús o el tren: son frecuentes y muy económicos, los billetes se suelen comprar en la misma estación pero suelen ir abarrotados de gente. Has de sumar, después, las entradas a las atracciones y ciudades históricas, como la de Sigiriya, que cuesta unas 4.200 rupias, unos 20 euros.

Filipinas

placeholder Bohol, en las Bisayas Centrales de Filipinas (Pexels/Rose)
Bohol, en las Bisayas Centrales de Filipinas (Pexels/Rose)

Siendo español (o ciudadano europeo, o de cualquier país latinoamericano salvo Cuba) puedes entrar en Filipinas sin necesidad de pagar ningún visado. Los vuelos a Filipinas cuestan a partir de los 500 euros: puedes encontrar viajes desde Málaga, Valencia, Madrid o Barcelona por unos 550 euros, aunque siempre dependerá de la fecha elegida y la flexibilidad de la que se disponga. Dormir en la capital es bastante asequible: puedes encontrar estudios privados o habitaciones dobles por precios que van desde los 50 a los 80 euros por noche, pero también camas en habitaciones compartidas por apenas 15 euros cada día; todo dependerá de lo que busques.

Filipinas es un poco más caro que otros destinos como Malasia, Camboya o Vietnam, aunque menos que muchos de los países europeos. Tienes que tener en cuenta, además, que en Filipinas hay muchas islas, por lo que de viajar en autobús o tren tendrás que pasar a viajar en barco, ferry o avioneta, aunque los vuelos nacionales no son carísimos: puedes encontrarlos por 70 u 80 euros, o entre 15 y 30 euros para los trayectos en barco. La comida es muy barata: por menos de un euro puedes encontrar platos de arroz con verduras, y si quieres optar por marisco o pescado puedes llegar a pagar precios por debajo de los cinco euros. Un detalle: la cerveza local, por menos de un euro, suele ser San Miguel.

Los destinos más baratos de América

  • Paraguay
  • Bolivia
  • Perú
  • Honduras
  • Estados Unidos

Paraguay

Al igual que con el continente asiático, con el americano pasa lo mismo: el destino puede ser más o menos barato, pero es en los vuelos donde tendremos que gastarnos un poco más. Para viajar a Paraguay, por ejemplo, puedes encontrar vuelos a Asunción desde Madrid, Barcelona, Palma de Mallorca o Alicante por un precio que ronda los 500 ó 600 euros, aunque con escala; si quieres volar directo, desde Madrid, el vuelo te puede subir a cerca de los mil euros. Paraguay no exige visado a los españoles siempre que se vaya a estar menos de 90 días, por lo que ese dinero te lo ahorras para otra cosa.

El alojamiento, como en todos los sitios, dependerá de lo que uno busque, pero puede encontrar, por ejemplo, hoteles de muy buena calidad (cuatro y cinco estrellas) por menos de 50 euros la noche, y también habitaciones en casas de huéspedes por 15 ó 20 euros. Si optas por viajar en transporte público, cada billete te saldrá por unos 50 céntimos; si tiras de coche privado, el alquiler pueden ser unos 50 euros diarios. Los precios de la comida y la bebida son un poco más bajos de lo que estamos acostumbrados: comer en restaurantes medios puede rondar los 15 ó 20 euros por persona, tomarse una copa o entrar a un museo puede costar entre cuatro y cinco euros.

Bolivia

placeholder Bolivia, opción para viajar en 2022 sin gastar mucho dinero (Pexels/Clix)
Bolivia, opción para viajar en 2022 sin gastar mucho dinero (Pexels/Clix)

Volar a la capital, La Paz, puede costar desde 550 ó 600 euros si se vuela desde ciudades como Madrid o Barcelona, aunque desde cualquier otro punto de España los vuelos, menos frecuentes, pueden ir desde los 700 a los mil euros con bastante facilidad. Eso sí, luego ahorrarás durmiendo: puedes encontrar hoteles de tres estrellas por unos 30 euros la noche, o de cinco estrellas por 100, pero también camas en habitaciones compartidas por 15 ó 20 euros el día. En general, las atracciones y entradas a determinados sitios históricos pueden costar entre uno y cinco euros, aunque alguno te puede salir más caro (unos 20 euros la Reserva Natural de Fauna Andina Eduardo Avaroa, por ejemplo). Los traslados en Bolivia son bastante asequibles: por ejemplo, viajar desde La Paz a Copacabana pueden ser unos 10 euros ida y vuelta. Con las comidas también se puede ahorrar mucho: a mediodía muchos restaurantes ofrecen algo parecido al menú del día español, con entrantes, plato principal y postre por unos tres o cuatro euros.

Perú

Viajar a Perú puede ser un poco más barato que a Bolivia o Paraguay, ya que los vuelos puedes conseguirlos por un precio algo más bajo. Con suerte, desde Madrid puedes encontrar alguno por 300 euros, y desde el resto de ciudades entre 400 y 500 puedes encontrar distintas opciones. Al igual que ocurre con Paraguay o Bolivia, los españoles no necesitan visado para entrar en el país de turismo, por lo que otro ahorro más. En la capital, Lima, puedes encontrar hoteles de tres estrellas por unos 45 ó 50 euros por noche, pero también otros alojamientos como habitaciones privadas por menos de 20 euros la noche.

Viajando uno por su cuenta, se dará cuenta de que los precios de la comida son muy bajos: platos locales por menos de cinco euros, por menos de dos si te vas a un mercado y por unos 10 euros si prefieres ir a algo más 'occidental'. Eso sí, los precios del transporte y las entradas a atracciones son más caras que en otros países: por ejemplo, un autobús de Lima a Cuzco puede valer cerca de 70 euros, aunque no hay que olvidar que son mil kilómetros y unas 20 horas de carretera. Entrar al Machu Picchu, por ejemplo, cuesta más de 70 euros, pero las entradas a otros valles o reservas puede costar entre 5 y 40 euros.

Honduras

La mejor opción para viajar de España a Honduras es hacerlo a través de San Pedro Sula: con este destino hay vuelos desde diferentes puntos del país que pueden partir de los 400 euros, aunque como siempre, desde sitios donde la frecuencia es menor el precio es más alto (desde Granada, por ejemplo, pueden ser 900 euros). A pesar de no ser la capital, San Pedro Sula está muy bien conectado con el resto del país. En esta ciudad puedes encontrar hoteles de tres estrellas por unos 120 euros la noche, pero también hay opciones más asequibles, como camas en habitaciones compartidas o individuales en hospedajes por unos 30 euros la noche. En la capital, Tegucigalpa, los precios son similares: desde hoteles de cuatro o cinco estrellas por 80-100 euros, a habitaciones dobles por unos 20 euros.

Si optas por restaurantes locales, la comida te puede salir por unos dos o tres euros el plato, diez si vas a sitios más turísticos, y el transporte tampoco es excesivamente caro: puedes hacer trayectos de unos 400 kilómetros por menos de cinco euros, aunque también puedes hacer viajes más largos en autobuses de lujo por unos 30 euros. Las entradas a las atracciones turísticas también varían, pero por ejemplo, el acceso al parque arqueológico de las ruinas mayas de Copán cuesta unos 15 dólares, mientras que la visita a una plantación de café puede costar unos tres euros. Has de tener en cuenta, no obstante, que Honduras ha sido uno de los países más violentos del mundo, aunque sus cifras de criminalidad han ido bajando en los últimos años.

Estados Unidos

placeholder El 'skyline' de Nueva York, uno de los más fotografiados (Reuters)
El 'skyline' de Nueva York, uno de los más fotografiados (Reuters)

Sí, parece extraño que un viaje a Estados Unidos se cuele entre los viajes más baratos de 2022. Pero lo cierto es que bien organizado, un viaje a algún punto del inmenso país también puede hacerse más o menos asequible. Por ejemplo, viajar a Nueva York fuera de temporada es un plan que puede salir bastante bien de precio: los vuelos a la Gran Manzana pueden costar entre 200 y 300 euros, a los que habría que sumar los 14 euros que cuesta el visado ESTA, obligatorio para los ciudadanos españoles. Con el alojamiento puede que te gastes más dinero, pero si te dan igual las distancias, puedes alejarte un poco del centro para alojarte por unos 100 euros la noche en la zona de Harlem, por ejemplo, o en algunas áreas de Brooklyn. Si no quieres salir de Manhattan también puedes optar por hostales, aunque en este caso el precio será bastante similar, a partir de unos 110 euros la noche.

Comer en Nueva York puede ser muy caro, pero también mucho más económico si optas por pequeños restaurantes de 'fast food' (taquerías, pizzerías...), donde por menos de 10 euros puedes comer de manera consistente. Para pasar una semana en la ciudad, el transporte es clave, y en este punto hay que decir que el Metro de Nueva York, aunque viejo, funciona muy bien y tiene unos precios muy razonables: por 33 dólares puedes moverte de manera ilimitada durante una semana. Con las entradas a sitios o museos puedes optar por comprarte una tarjeta que incluya varias atracciones, como la City Pass, que por unos 120 euros te da acceso al Museo de Historia Natural, a los observatorios de Rockefeller Center y del Empire State Building, para el Museo Metropolitano de Arte, a la estatua de la Libertad...

Los destinos más baratos de África

  • Marruecos
  • Etiopía

Salvo el norte de África, el continente negro está más alejado de lo que se conoce como viajes 'low cost': hacer determinadas actividades típicas como los safaris de Tanzania o de Kenia no son precisamente económicos. Pero sí hay varios destinos que se pueden incluir en un 'ranking' de destinos baratos: viajar a Marruecos es, por ejemplo, una opción muy, pero que muy asequible. Puedes encontrar vuelos desde Madrid, Barcelona, Sevilla, Málaga o Valencia por menos de 20 euros a Fez, o desde Madrid, Zaragoza, Valencia, Málaga o Santander por el mismo precio a Marrakech.

El riad es la mejor manera de alojarse en Marruecos y casi siempre incluye desayuno

Para dormir, las opciones en Marrakech pueden rondar los 40 euros por noche (para dos personas) en alguno de los muchos riads que hay en la ciudad, y precios similares en algún que otro hotel; en Fez, puedes encontrar riads de mucha calidad por unos 70 euros, pero también muchas opciones económicas, de hasta 10 euros por noche por pareja. Los precios a atracciones como las tumbas saadíes o el Palacio de la Bahía, ambas en Marrakech, cuestan unos siete euros, y si quieres aprovechar y hacer una excursión al desierto de Mergouza deberás sumar unos 150 euros por persona. Para comer, con unos 15 euros diarios puedes hacer dos comidas buenas, teniendo en cuenta que la mayor parte de los alojamientos ofrecen desayuno.

placeholder Formaciones de azufre y sales minerales en los manantiales del volcán Dallol en Etiopía (Reuters)
Formaciones de azufre y sales minerales en los manantiales del volcán Dallol en Etiopía (Reuters)

Viajar a Etiopía es un poco más caro, porque los billetes a Adís Abeba pueden rondar los 400 euros desde Madrid o Barcelona, un poco más caros desde otras ciudades. En la capital etíope te puedes encontrar con hoteles de cinco estrellas por unos 70 euros la noche, y habitaciones en alojamientos más económicos por unos 20 euros la noche, siempre por pareja. Eso sí, en muchos puntos del país puedes encontrar opciones en habitaciones compartidas por menos de un euro. En muchos restaurantes puedes encontrar platos por menos de dos euros, incluyendo la famosa 'injera' etíope, un pan plano hecho con harina de teff. Eso sí, para entrar en Etiopía sí que tendrás que obtener el visado, que tiene un precio de unos 50 dólares.

En Oceanía... no hay destinos baratos

Viajar 'low cost' a Oceanía no es una opción. Los vuelos a ciudades como Melbourne, Perth o Sídney rondan los 700 euros, precio similar al que puedes encontrar vuelos a Auckland, en Nueva Zelanda, aunque otras opciones en este país ya rondarían, como mínimo, los 1.200 euros. Para viajar a Australia tendrás que obtener un visado (unos 15 euros) aunque para Nueva Zelanda los españoles estamos exentos de esta documentación si se trata de un viaje por turismo. Aunque en cuanto a alojamiento puedes encontrar opciones para todos los precios (incluso campings gratuitos), los precios son más parecidos a los que estamos acostumbrados los españoles, si bien algunos productos tienen un precio muy superior, como el tabaco o el alcohol.

Comer en un restaurante medio (tirando a 'normalito') de Nueva Zelanda no bajaría de los 25 euros por cabeza, aunque también hay cadenas de comida rápida donde puedes comer por unos 10 euros; una cerveza puede costar entre cinco y siete euros y un café, unos 2,5 euros. En Australia la cerveza rondaría también los cinco euros, y el café, unos tres euros. Como curiosidad: el paquete de tabaco en Australia ronda los 15 euros.

No te equivoques: encontrar vuelos baratos es relativamente sencillo, pero eso no significa que el viaje en general vaya a ser económico. Después de más de dos años de pandemia, todos esos amantes de descubrir lugares nuevos estarán deseando preparar la maleta y partir, hacia cualquier lugar, para vivir una nueva aventura. En algunos momentos del año, puedes encontrar viajes muy económicos a países como Dinamarca, Italia o incluso Estados Unidos, pero tienes que tener en cuenta muchos otros factores: el coste de la vida en muchos de esos países es relativamente alto, y si tienen una moneda diferente tendrás que valorar todo lo que supone el cambio de divisa.

Viajes