Es noticia
Menú
Las muestras 'perdidas' del Apolo 17 pueden ser la clave para la primera base lunar
  1. Tecnología
  2. Novaceno
Vírgenes desde 1972

Las muestras 'perdidas' del Apolo 17 pueden ser la clave para la primera base lunar

Los investigadores de la NASA acaban de recibir muestras de suelo lunar obtenidas hace 50 años por la tripulación del Apolo 17 y que hasta ahora han estado guardadas en un congelador

Foto: Una muestra congelada de suelo lunar que lleva 50 años esperando para ser estudiada. (NASA)
Una muestra congelada de suelo lunar que lleva 50 años esperando para ser estudiada. (NASA)

Un grupo de investigadores del ‘Goddard Space Flight Center’ de la NASA, acaba de recibir unas muestras de suelo lunar que trajeron los astronautas de la misión Apolo 17 en diciembre de 1972. Cinco décadas después, los científicos podrán estudiar unos restos que hasta ahora descansaban precintados en un congelador del ‘Johnson Space Center’. Lo que encuentren ayudará a preparar las futuras misiones lunares que se llevarán a cabo en los próximos años.

Foto: El superacorazado USS Arizona se hunde en el puerto de Pearl Harbor tras el ataque japonés del 7 de diciembre de 1941. Los analistas americanos temen un ataque similar chino con misiles hipersónicos antinavío

La tripulación del Apolo 17 ha sido la última que ha conseguido poner los pies en la Luna. La misión duró 12 días de los cuales solo tres, los que van entre el 11 y el 14 de diciembre, estuvieron en la superficie lunar. En esos pocos días, además de llevar a cabo numerosos experimentos científicos, los astronautas trajeron 110 kilos de muestras de la superficie lunar que incluían rocas y regolito.

Desde entonces no se han envíado más naves tripuladas a nuestro satélite, aunque sí ha habido dos misiones con robots que han conseguido traer con éxito muestras lunares: la Luna 24 que llevó a cabo Rusia en 1976 y la Chang’e 5 China en 2020. Aunque entre las dos no llegaron a recoger más de dos kilos y medio de material.

Las muestras que han llegado al ‘Goddard Space Flight Center’ servirán para preparar la misión Artemisa, con la que la NASA pretende ser la primera en devolver a los humanos a la Luna, con el permiso de China.

Qué buscan en las muestras

Parte de las muestras irán a Jamie Elsila, investigadora del Laboratorio Analítico de Astrobiología de Goddard. Elsila y su equipo intentarán encontrar pequeños compuestos orgánicos volátiles —como los aminoácidos que se han encontrado en muestras lunares anteriores— que son esenciales para la vida en la Tierra. El objetivo es entender su origen y cómo se han distribuido por el sistema solar.

"Creemos que algunos de los aminoácidos de los suelos lunares pueden haberse formado a partir de moléculas precursoras, que son compuestos más pequeños y volátiles, como el formaldehído o el cianuro de hidrógeno", explica Elsila. "Nuestro objetivo de investigación es identificar y cuantificar estos pequeños compuestos orgánicos volátiles, así como cualquier aminoácido, y utilizar los datos para comprender la química orgánica prebiótica de la Luna".

placeholder Los investigadores tienen que trabajar a menos 20 ºC. (NASA)
Los investigadores tienen que trabajar a menos 20 ºC. (NASA)

Otra parte de las muestras serán para Natalie Curran, investigadora principal del Laboratorio de Gases Nobles del Atlántico Medio en Goddard. Curran intentará entender cómo les ha afectado a estas muestras la exposición a la radiación espacial a lo largo de sus vidas.

"Nuestro trabajo nos permite utilizar gases nobles, como el argón, el helio, el neón y el xenón, para medir el tiempo que una muestra ha estado expuesta a los rayos cósmicos, y esto puede ayudarnos a entender la historia de esa muestra", dijo Curran. "Los rayos cósmicos pueden ser perjudiciales para el material orgánico que pueda haber en una muestra, por lo que entender la duración ayuda a determinar los efectos que la exposición ha tenido sobre lo orgánico".

Manipulación a -20 ºC

El tratamiento de las muestras ha seguido un proceso nuevo diseñado por Julie Mitchell y su equipo de conservación Artemis, en Johnson. Mitchell ha tardado 4 años en poner a punto un método específico para manipular las muestras del Apolo 17.

Foto: La escena que viviremos este viernes será tan emocionante como cuando los cohetes Saturno V salían hacia su plataforma de despegue en Cabo Cañaveral (NASA)

Las condiciones diseñadas por el equipo de Mitchell incluyen mantener las muestras congeladas a menos 20 ºC durante el procesamiento. Esto hace que los investigadores tengan que trabajar con guantes gruesos dentro de una caja con nitrógeno. Mantener las muestras congeladas será importante para que los astronautas de la misión Artemis puedan traer intactas muestras de hielo del Polo Sur de la Luna. Algo clave para el futuro de las colonias lunares.

"Comenzamos esto a principios de 2018 y ha habido muchos desafíos técnicos que hemos tenido que superar para llegar a este punto", dijo Mitchell. "Al hacer este trabajo no sólo estamos facilitando la exploración de Artemis, sino que estamos facilitando el futuro retorno de muestras y la exploración humana en el resto del sistema solar".

Un grupo de investigadores del ‘Goddard Space Flight Center’ de la NASA, acaba de recibir unas muestras de suelo lunar que trajeron los astronautas de la misión Apolo 17 en diciembre de 1972. Cinco décadas después, los científicos podrán estudiar unos restos que hasta ahora descansaban precintados en un congelador del ‘Johnson Space Center’. Lo que encuentren ayudará a preparar las futuras misiones lunares que se llevarán a cabo en los próximos años.

Espacio Investigación
El redactor recomienda