Es noticia
Menú
China busca la hegemonía con un nuevo tipo de guerra en el "espacio cercano"
  1. Tecnología
  2. Novaceno
EEUU está indefensa, dice un estudio

China busca la hegemonía con un nuevo tipo de guerra en el "espacio cercano"

Expertos militares avisan de que China está preparándose para conseguir la hegemonía con un tipo de guerra totalmente nueva y un demoledor informe concluye que EEUU ahora está indefenso

Foto: Planeadores hipersónicos chinos en un desfile militar de 2019, cuando todavía no estaban operativos (CCTV)
Planeadores hipersónicos chinos en un desfile militar de 2019, cuando todavía no estaban operativos (CCTV)

China cree que la próxima guerra se luchará en el “espacio cercano”, un campo de batalla suborbital dominado por armas hipersónicas que no son necesariamente nucleares y que cambian totalmente el tablero de juego mundial ahora dominado por los Estados Unidos. Para ello está preparando una nueva fuerza de armas hipersónicas tácticas y estratégicas después de décadas de investigación ciéntifica. Según los expertos militares, esta fuera será invencible si no se despliega un complejo sistema de defensa que, en estos momentos, ni existe ni se le espera.

Foto: La nave espacial con motor láser-térmico en órbita terrestre (McGill University)

Este análisis se detalla en un demoledor nuevo informe publicado por el prestigioso Centro para la Estrategia y Estudios Internacionales (CSIS en sus siglas en inglés), un 'think tank' sobre relaciones internacionales, finanzas, tecnología y geoestrategia fundado en los años 60 en Georgetown University. Si no se desarrolla ese nuevo sistema de defensa en tiempo récord, aseguran, las fuerzas militares norteramericanas — como grupos de portaaviones, bombarderos o incluso silos de misiles nucleares — podrían ser 'aniquiladas de un plumazo'.

En palabras recogidas por el blog de análisis militar Defense One, Gillian Bussey — director de la Oficina Conjunta de Transición Hipersónica del Departamento de Defensa de los EEUU — afirma que las publicaciones de los equipos científicos chinos demuestra que China lleva años preparándose para este nuevo escenario. En estos momentos, asegura, el país asiático está ejecutando una estrategia para conseguir el dominio hipersónico absoluto por tierra, mar y aire. Bussey dice que China ya no está en la carrera de los misiles y en cambio ha pasado a plantear un nuevo campo de batalla con reglas de juego completamente nuevas que él llama "near space" (espacio cercano en español).

Ventaja China: juego, set ¿y partido?

Este campo de batalla del “espacio cercano” va de los 20 a los 100 kilómetros de altura, por encima de la altitud de crucero de un avión y por debajo de un misil balístico intercontinental. Bussey dice además que esto no se limita sólo a cabezas nucleares: “puedes mirar sus [investigaciones publicadas]. Tienen scramjets relámpago; tienen vehículos planeadores con scramjets, vehículos con cohetes de combustible líquido, propulsión de cohetes sólidos. Hay toda una serie de sistemas de propulsión en los que están trabajando".

placeholder Diferentes tipos de armas en la guerra del 'espacio cercano' (Defense One)
Diferentes tipos de armas en la guerra del 'espacio cercano' (Defense One)

De hecho, éste el mayor problema: las armas de este nuevo ejército hipersónico cubren todos los ámbitos de actuación. Como apunta Mark Lewis — director ejecutivo del Instituto de Tecnologías Emergentes de la Asociación Industrial para la Defensa Nacional de los EEUU— "realmente son los sistemas tácticos que más me preocupan. Imagina un enjambre de misiles hipersónicos que puede hundir un portaaviones [...] ¿estamos dispuestos a arriesgar un portaaviones en ese escenario?"

Obviamente Lewis arrima el ascua a su sardina como parte del complejo militar industiral norteameicano pero la evidencia científica y experimental china parecen incontestables, como apunta el informe (íntegro en PDF) publicado por el CSIS. En el informe se hace una descripción de la compleja — e inexistente — defensa por capas que sería necesaria para defenderse de la amenaza de las fuerzas hipersónicas chinas (y también las rusas, que también avanzan aunque no cuenten con el mismo poderío económico y tecnológico que China está demostrando ahora).

placeholder Los scramjets americanos todavía no están operativos
Los scramjets americanos todavía no están operativos

También es obvia la falta de preparación de los americanos, de la que ya hemos hablado antes en estas páginas. Ahora mismo, Estados Unidos no tiene ni capacidad hipersónica ofensiva ni defensiva. Bussey afirma que "a pesar de la amenaza obvia, como departamento, hemos elegido centrarnos en la ofensiva, primero, porque una buena ofensiva es la mejor defensa, y la ofensiva es mucho más fácil". Lo malo es que sus esfuerzos ofensivos han fallado miserablemente una y otra vez.

Veredicto unánime

En el Financial Times, William Schneider — miembro senior del ‘think tank’ conservador Hudson Institute, ex-subsecretario de estado y presidente del Consejo de la Ciencia para la Defensa — señala que esta nueva fuerza hipersónica china es “una parte esencial de un ‘sistema de sistemas’ diseñado para derrotar la capacidad de alerta temprana de los Estados Unidos”. Con esa alerta temprana inutilizada, asegura Schneider, los americanos y sus aliados estarán a merced de China (y también Rusia).

placeholder Un test del vehículo hipersónico ruso Avangard
Un test del vehículo hipersónico ruso Avangard

Schneider también apunta que, aunque Estados Unidos pusiera en marcha un sistema de alerta temprana capaz de detectar las armas hipersónicas chinas, las defensas de misiles actuales no podrían interceptar unos vehículos tan rápidos y maniobrables. Para más inri, Schneider señala quem tanto China como Rusia, han desarrollado sistemas capaces de destruir los sensores y comunicaciones americanas a todas las altitudes posibles, incluyendo naves espaciales con brazos robóticos y sistemas kinéticos para la destrucción de satélites en órbita.

La conclusión de su artículo coincide con los anteriores: “en estas circunstancias, Estados Unidos quedaría ciego a un ataque de misiles extranjeros, y su capacidad de respuesta se vería significativamente limitada”. Todavía queda algo de tiempo para que lleguemos a un punto de no retorno pero los márgenes se han reducido considerablemente en los últimos años y el Pentágono y los contratistas militares norteamericanos siguen dando bandazos. Conociendo la inversión china y sus avances, podríamos encontrarnos ante un nuevo imperio más pronto de lo que creíamos.

China cree que la próxima guerra se luchará en el “espacio cercano”, un campo de batalla suborbital dominado por armas hipersónicas que no son necesariamente nucleares y que cambian totalmente el tablero de juego mundial ahora dominado por los Estados Unidos. Para ello está preparando una nueva fuerza de armas hipersónicas tácticas y estratégicas después de décadas de investigación ciéntifica. Según los expertos militares, esta fuera será invencible si no se despliega un complejo sistema de defensa que, en estos momentos, ni existe ni se le espera.

Espacio Aeronáutica Militar
El redactor recomienda