Es noticia
Menú
Una nueva versión del transbordador espacial para 2030
  1. Tecnología
  2. Novaceno
Aterriza y despega horizontalmente

Una nueva versión del transbordador espacial para 2030

Una nave espacial reutilizable que despega y aterriza como un avión es el sueño de muchos ingenieros aeroespaciales. Ahora hay una compañía que quiere hacerlo realidad

Foto: El santo grial de la aviación aeroespacial podría hacerse realidad. (Radian Aerospace)
El santo grial de la aviación aeroespacial podría hacerse realidad. (Radian Aerospace)

La compañía aeroespacial norteamericana Radian ha anunciado su plan para construir un avión orbital antes de que acabe la década. Este tipo de aeronaves son un híbrido entre avión y nave espacial. Propulsado por motores químicos — pero sin usar cohetes adicionales como el transbordador espacial — el avión espacial de Radian será 100% reutilizable y despega y aterriza como un avión. El santo grial de los viajes orbitales, sueño y quebradero de cabeza de incontables ingenieros aeroespaciales.

Foto: Chuletón de vaca.

Los aviones orbitales pueden despegar y aterrizar como un avión cuando están en la Tierra y moverse como una nave espacial cuando están fuera de la órbita terrestre. Construir una de estas aeronaves es un reto que nadie ha podido superar hasta ahora. El Transbordador Espacial de la NASA tenía forma de avión pero no era capaz de salir de la órbita terrestre sin ayuda de unos cohetes que se desprendían una vez que la nave había alcanzado la altura necesaria.

El último intento serio de construirlos se produjo a finales de la década de 1990. El programa X-33 de la NASA se basó en un diseño de Lockheed Martin, pero se descontinuó en 2001. Tanto Lockheed como la NASA tuvieron problemas técnicos con esta nave y las prioridades de la agencia espacial americana se enfocaron en otras misiones.

placeholder El avión espacial X-33 diseñado por Lockheed Martin. (NASA)
El avión espacial X-33 diseñado por Lockheed Martin. (NASA)

Una de las personas que participó en las primeras fases del programa fue Livingston Holder, que en aquel momento era jefe del programa de Transporte Espacial Futuro del X-33 en Boeing. Holden es ahora uno de los fundadores de Radian y director de tecnología de la compañía. "Ha pasado mucho tiempo desde el último intento real de esto", afirma Holder en declaraciones para Ars Technica. "La tecnología ha avanzado y la gente está dispuesta a financiar proyectos como éste".

En las dos últimas décadas los compuestos que se usan para la construcción de este tipo de naves son más ligeros. Y, como comentan desde la compañía, tienen previsto usar las actuales herramientas de enfriamiento de los propulsores químicos para aumentar su rendimiento durante el vuelo.

Foto: Ilustración del Starship HLS en la Luna (SpaceX)

Además, aseguran desde Radiant, el éxito de SpaceX abre la puerta a que nuevas compañías como la suya puedan acceder a grandes niveles de inversión que les permita acometer la construcción de una aeronave tan experimental como esta.

Según informa Ars Technica, Radian ha conseguido esta semana cerrar una inyección de 27 millones de dólares (unos 24 millones de euros) que se suman a los ocho que habían levantado hasta la fecha y que hacen un total de 32 millones de dólares (unos 28 millones de euros).

placeholder Si tienen éxito podría estar listo durante esta década. (Radian Aerospace)
Si tienen éxito podría estar listo durante esta década. (Radian Aerospace)

El avión espacial lleva el nombre de Radian One y será capaz de llevar a cinco personas y una carga de más de 2.250 kilos. La nave de Radian estará propulsada por tres motores de combustible líquido y la idea de la compañía es que pudiera realizar las mismas maniobras que un avión normal: volar, aterrizar, repostar y volver a volar

Richard Humphrey, director general de Radian, cuenta al medio americano, que hasta ahora su compañía ha estado trabajando en el sistema de propulsión y en que la estructura de la nave pueda soportar la temperatura y la presión del vuelo al espacio. Humphrey asegura que ya han construido y probado su primer motor a escala real y han conseguido un empuje de más de 90.000 kilos.

Foto: Elon Musk podría tener que poner el cazo. (Reuters/Michele Tantussi)

Veremos si Radian consigue ser el primero en poner en marcha un avión orbital como este, si lo hacen se le abre un gran oportunidad en el nuevo mercado espacial. Una nave de este tipo podría transportar tripulación y carga a alguna de las estaciones espaciales que están en construcción ahora mismo en la órbita baja de nuestro planeta. Aunque también podría realizar trabajos científicos y de observación.

"Todavía estamos en las primeras fases de este proyecto", asegura Humphrey. "Entendemos los fundamentos, podemos ponerlo en marcha, podemos pararlo, y estamos dando una serie de pequeños pasos para llegar a una capacidad total".

La compañía aeroespacial norteamericana Radian ha anunciado su plan para construir un avión orbital antes de que acabe la década. Este tipo de aeronaves son un híbrido entre avión y nave espacial. Propulsado por motores químicos — pero sin usar cohetes adicionales como el transbordador espacial — el avión espacial de Radian será 100% reutilizable y despega y aterriza como un avión. El santo grial de los viajes orbitales, sueño y quebradero de cabeza de incontables ingenieros aeroespaciales.

Boeing Espacio Tendencias de futuro
El redactor recomienda