Es noticia
Menú
El Pentágono se une a la carrera por la nueva energía nuclear compacta
  1. Tecnología
  2. Novaceno
Microrreactores nucleares

El Pentágono se une a la carrera por la nueva energía nuclear compacta

El Ejército estadounidense ya ha puesto en marcha la construcción de sus primeros minirreactores nucleares, que buscarán dotar de energía sus bases militares

Foto: Microrreactores como este tienen la capacidad de dotar de energía 1.000 casas durante ocho años. (Radiant)
Microrreactores como este tienen la capacidad de dotar de energía 1.000 casas durante ocho años. (Radiant)

El Ejército estadounidense ya está dando los primeros pasos para crear microrreactores nucleares propios que sirvan de fuente de energía barata y sostenible para alimentar sus bases. El Pentágono se une así a una tendencia energética que promete reactores nucleares mucho más pequeños y manejables.

Foto: Sandbox aspira a convertirse en uno de los mundos interconectados del metaverso. (Sandbox)

La modernización de los ejércitos ha traído una gran cantidad de sistemas electrónicos que se han hecho imprescindibles para llevar a cabo sus operaciones. Y con esto, inevitablemente, una necesidad creciente de fuentes de energía fiables y seguras que puedan alimentar todos sus aparatos.

Esto es especialmente difícil en bases militares remotas donde no hay acceso a la red eléctrica o a fuentes de energía como la eólica o la solar. En esos casos, la principal fuente de energía suelen ser los generadores, pero en ocasiones conseguir el suministro de combustible puede ser peligroso y caro.

placeholder Una solución energética para Marte que nos vendría de perlas aquí en la Tierra. (Radiant)
Una solución energética para Marte que nos vendría de perlas aquí en la Tierra. (Radiant)

La apuesta del Pentágono por los microrreactores nucleares viene a solucionar este problema. A día de hoy, tiene en marcha la construcción de dos reactores piloto, uno en el Idaho National Laboratory y el otro en la base de las Fuerzas Aéreas de Eielson, en Alaska.

"La energía es un activo crítico para garantizar la continuidad de la misión en nuestras instalaciones", dijo el subsecretario adjunto de las Fuerzas Aéreas para el Medio Ambiente, Seguridad e Infraestructura, Mark Correll. "Los microrreactores son una tecnología prometedora para garantizar la resiliencia y la fiabilidad de la energía, y son especialmente adecuados para alimentar y calentar bases militares domésticas remotas como Eielson AFB".

La base aérea de Eielson está muy cerca del Círculo Polar Ártico, y toma la energía de una central eléctrica de carbón cercana. Según comenta el Ejército, cuando las temperaturas bajan de los -45 °C, tienen que trasladar hasta 1.000 toneladas de carbón al día a la central eléctrica para mantener el suministro.

placeholder El minirreactor portátil en el que ha participado el profesor Buongiorno. (MIT)
El minirreactor portátil en el que ha participado el profesor Buongiorno. (MIT)

"Esta tecnología tiene el potencial de proporcionar una verdadera garantía energética, y la infraestructura energética existente y el clima compatible en Eielson hacen que sea el lugar perfecto para validar su viabilidad", dijo Correll.

Las Fuerzas Aéreas han explicado que trabajarán en este proyecto con el Departamento de Energía para hacer posible la construcción del microrreactor y para garantizar que los trabajos se lleven a cabo con el máximo de seguridad. El proyecto ha recibido ya la autorización de la Comisión Reguladora Nuclear de Estados Unidos, que también asistirá en su puesta en marcha y se quedará con los derechos de propiedad y explotación comercial.

Reactores nucleares en miniatura

Llevamos tiempo viendo noticias que nos hablan de nuevos avances en el campo de la energía nuclear. En plena crisis climática, la necesidad de fuentes de energía sostenibles y baratas ha reavivado el interés por este tipo de tecnología. Además de las novedades en fusión nuclear, la fisión se está modernizando y se están empleando nuevas tecnologías con el objetivo de evitar desastres como los de Chernóbil o Fukushima.

Entre estos avances están los microrreactores, de menor tamaño y mucho más seguros que los tradicionales. En Novaceno, ya hemos visto varios. Entre ellos está el de Radiant, que tiene una potencia de 1 MW, suficiente para abastecer de energía una comunidad de 1.000 viviendas durante ocho años. O el de Seaborg Technologies, que ha recibido recientemente varios millones de euros de inversión para empezar a producir sus microrreactores nucleares flotantes de sal.

placeholder Si el sistema se aplicara a gran escala, podría producir el 95% de la energía mundial. (Seaborg)
Si el sistema se aplicara a gran escala, podría producir el 95% de la energía mundial. (Seaborg)

Jacopo Buongiorno, profesor de Ciencia e Ingeniería Nuclear en el MIT, asegura que hay otras seis empresas desarrollando diseños parecidos, así que puede que no tardemos en ver uno de estos sistemas en funcionamiento. Antes, eso sí, tendrán que pasar el filtro de las agencias regulatorias y demostrar que son tan seguros como dicen.

“Estas ‘baterías nucleares’ son ideales para crear resiliencia en todos los sectores de la economía, ya que proporcionan una fuente constante y fiable de electricidad y calor sin carbono que puede ubicarse justo donde se necesita su producción”, afirma Buongiorno. “Si se generalizan como prevemos, podrían contribuir significativamente a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en el mundo”.

El Ejército estadounidense ya está dando los primeros pasos para crear microrreactores nucleares propios que sirvan de fuente de energía barata y sostenible para alimentar sus bases. El Pentágono se une así a una tendencia energética que promete reactores nucleares mucho más pequeños y manejables.

Energía Tendencias de futuro
El redactor recomienda